El Sábado 14 de noviembre, la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, emitió la siguiente declaración en cuanto a los ataques en París:

“Con la gente de todo el mundo, lloramos hoy con las terribles tragedias que han ocurrido en París. Oramos por los afectados, por sus familias y seres queridos, por los responsables de las naciones y sobre todo por la gente de Francia, que luchan por recuperarse de la violencia y la pérdida que están sintiendo tan profundamente. Las banderas en la Manzana del Templo se izan a media asta, y la bandera francesa vuela aquí como una expresión de nuestro amor y apoyo para ellos. En estas horas de incertidumbre y desesperación, le pedimos a los miembros de la Iglesia de todo el mundo unirse a nuestra oración para que la paz del Salvador Jesucristo proporcione confort, sanación, entendimiento y esperanza “.

Fuente: mormonnewsrron.org