Kera Birkeland, madre de cinco hijos.

Chelsea Shields, es una feminista mormona que hace poco fue  parte fundamental del articulo “la feminista mormona demuestra su valor” en Tech insider. Como líder en varias organizaciones feministas, Chelsea Shields cree que el papel de la mujer en la Iglesia mormona debe cambiar.

 

En el artículo, Chealse dijo lo siguiente:

 

“Decidí tolerar mi religión por que realmente la amaba… hasta que no aguante más. Me di cuenta que estaba dejando que otras personas me trataran como un apoyo para el trabajo de los hombres”

 

La respuesta de Kera Birkeland

 

Las mujeres como Chelsea Shields demuestran sus motivos. Estas mujeres no quieren igualdad, quiere derechos adicionales.

 

ordain women en español

Un grupo aislado de mujeres ha comenzado sin éxito una campaña para exigir a la iglesia la ordenación de las mujeres al sacerdocio. En la foto se aprecia a una de ellas queriendo entrar a la reunión general del Sacerdocio en Salt Lake City, Utah.

 

Bajo  la enmienda décima cuarta de la constitución americana, todos tenemos los mismos derechos. Como una mujer independiente, no necesito que un grupo de jueces dicten mis derechos. Nos soy una ciudadana secundaria.

 

Nunca he sido tratada como inferior a los hombres. Al contrario, tuve varias ventajas durante la apertura de mi negocio por ser  mujer. Nunca he sido tratada como una ayudante en un sentido religioso. Las mujeres que quieren el sacerdocio no entienden su propósito. No tengo que tener el sacerdocio para usar su poder en mi vida diaria.

 

Estoy cansada que otras mujeres me digan que no  soy lo suficientemente valorada. El único valor que adoptaré es el valor divino de mi padre eterno. Todo aquel que predica lo contrario debe se honesto con sus motivos.

 

Somos iguales, pero tenemos responsabilidades diferentes. Todos tenemos los mismos derechos, la única diferencia es el uso personal de esos derechos.

 

En mi punto de vista, mis derechos son iguales que los derechos de un hombre. No necesito que alguien me los dé. Es como si fuera que una nueva ley declarara que yo, mi mamá, y mis bisabuelas seamos vistas con igualdad en este país. Que idea tan desmoralizadora. Yo tengo derechos, y siempre he sido tratada con igualdad.

 

En cuanto a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Nunca tendré un llamamiento en el quórum de élderes, y ningún hombre tendrá un llamamiento en la sociedad de socorro. Las mujeres del movimiento para apartar a las mujeres no buscan que los hombres puedan ser presidentes de la sociedad de socorro. Hay muchos hombres que no tienen llamamientos del sacerdocio, y estas mujeres quieren tener llamamientos del sacerdocio. Siento que esto demuestra que no quieren igualdad, pero quieren más derechos.

Fuente: ldssmile.com