La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha anunciado la ubicación del Templo del Condado de Washington en Utah.

Los planes para el Templo del Condado de Washington, Utah

El templo, que fue anunciado en octubre de 2018 por el presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Russell M. Nelson, se construirá en un sitio de más de 4000 metros cuadrados ubicado al noreste de 3000 East 1580 South en Saint George, Utah.

Los planes requieren un templo de tres pisos. Este será el segundo templo de la ciudad. El Templo de St. George, Utah, que se dedicó en 1877, cerró el 4 de noviembre de 2019 para una extensa renovación. Se espera que el templo vuelva a abrir en algún momento del 2022.

Todavía se están desarrollando planes de diseño para el Templo del Condado de Washington, Utah. Más adelante se publicarán las representaciones de los interiores y exteriores. Aún no se ha establecido una fecha para la Palada inicial. Los líderes del proyecto pronto comenzarán a trabajar con los funcionarios de la ciudad en los planes preliminares como en la presentación de documentos públicos en los próximos meses.

Utah tiene actualmente 17 templos operativos. Además del condado de Washington, también se han anunciado templos en Layton, Orem, Saratoga Springs, Taylorsville y Tooele Valley. Los templos en el sur de Utah incluyen Monticello, Cedar City y St. George.

Los templos

Los Santos de los Últimos Días consideran los templos como la “casa del Señor” y los lugares más sagrados en la tierra. Los templos difieren de los centros de reunión de la Iglesia (capillas). Todos son bienvenidos a asistir a los servicios de adoración dominical y otras actividades entre semana en los centros de reuniones locales.

Sin embargo, el propósito principal de los templos es que los miembros fieles de la Iglesia participen en ceremonias sagradas, como matrimonios que unen a las familias para siempre y bautismos indirectos en nombre de los antepasados ​​fallecidos que no tuvieron la oportunidad de conocer el Evangelio.

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org