Una representación artística del Templo de Bangkok Tailandia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue lanzada recientemente. La representación cuenta con un majestuoso templo de 44,405 pies cuadrados y seis pisos con múltiples agujas que llegan al cielo. El templo se construirá con los mejores materiales y mano de obra disponibles y será estéticamente agradable a la comunidad como una casa de culto religiosa.

El presidente Russell M. Nelson, líder mundial de la Iglesia, dijo: “El Templo de Bangkok será una bendición para todas las personas de esta área. Será un símbolo de fe para decenas de miles de miembros de la Iglesia en toda la región y su compromiso de seguir a Jesucristo. También será un recordatorio de que Dios ama y se preocupa por todos Sus hijos. Todo lo que hacemos en la Iglesia apunta al Señor y Su santa casa”.

Un edificio religioso adicional de 91.370 pies cuadrados contará con dos centros de reuniones religiosos, un centro de servicios, instalaciones para seminarios e institutos, oficinas de misiones y viviendas. También se planea un estacionamiento subterráneo sustancial en el sitio ubicado en Petchaburi Road, en el centro de un área residencial y de negocios en Bangkok.

El Templo de Bangkok Tailandia será el primero en esta nación asiática y servirá a los miembros de la Iglesia en Tailandia y en todo el sudeste asiático. Antes de que se anunciara el templo en abril de 2015, el templo de la Iglesia más cercano estaba en Hong Kong, a más de 1,000 millas de distancia.

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días consideran que los templos son la “casa del Señor”, los lugares más sagrados de la tierra. A diferencia de los centros de reuniones, donde se realiza el culto dominical y las actividades semanales, los templos están abiertos durante toda la semana y están cerrados los domingos.

Actualmente hay 159 templos operativos en todo el mundo con 23 templos anunciados o en construcción. Se espera que la construcción del Templo de Bangkok, Tailandia, tarde entre tres y cuatro años.