El Templo de Raleigh, Carolina del Norte fue rededicado por el presidente M. Russell Ballard, presidente interino del Quórum de los Doce Apóstoles.

El Templo de Raleigh, Carolina del Norte

 

La reunión sagrada tuvo lugar en el templo, el domingo 13 de octubre de 2019. El élder Kevin R. Duncan y el élder James B. Martino, de los Setenta, ayudaron en la rededicación. El templo estará disponible para los participantes el martes 22 de octubre de 2019.

Templo de Carolina del Norte

Una jornada de puertas abiertas de una semana celebrada en septiembre brindó al público la oportunidad de ver por dentro el Templo de Raleigh, Carolina del Norte y aprender por qué los Santos de los Últimos Días asisten al templo.

Raleigh, Carolina del Norte

El Templo de Raleigh, Carolina del Norte

El Templo de Raleigh, Carolina del Norte, fue el 68º templo operativo en el mundo para la Iglesia cuando fue dedicado el 18 de diciembre de 1999 por el entonces presidente Gordon B. Hinckley.

El Templo de Raleigh, Carolina del Norte

Actualmente, hay 217 templos en operación y en varias etapas de construcción y renovación, junto con muchos que se han anunciado. El presidente Russell M. Nelson anunció ocho nuevos templos en la conferencia general el  5 de octubre de 2019.

Raleigh, Carolina del Norte

El templo se encuentra ubicado entre un bosque local y árboles de hoja perenne en la comunidad suburbana del condado de Wake de Apex, aproximadamente a 15 millas al suroeste de la histórica ciudad colonial de Raleigh.

El Templo de Raleigh, Carolina del Norte

Se hicieron ajustes a algunas de las características exteriores más grandes durante la remodelación: el pórtico estaba cerrado, y el campanario de la torre ahora es 10 pies más alto.

Raleigh, Carolina del Norte

Templo de Raleigh, Carolina del Norte

Los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días difieren de los centros de reuniones o capillas, donde los miembros se reúnen para los servicios de adoración dominical.

Templo de Raleigh Carolina del Norte

Estos edificios se consideran casas del Señor, donde las enseñanzas de Jesucristo se reafirman a través del bautismo y otras ordenanzas que unen a las familias por la eternidad. En el templo, los miembros de la Iglesia aprenden más sobre el propósito de la vida y hacen convenios para seguir a Jesucristo y servir a sus semejantes.

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org