El tiroteo en la iglesia mormona el 22 de julio, continúa siendo un hecho que ha generado tristeza y preocupación en la comunidad mormona, en especial en Fallon, Nevada. A pesar de la difícil situación, las autoridades y miembros mormones están demostrando una verdadera ministración.

La amorosa forma de sostener a las víctimas del tiroteo en la iglesia mormona

La familia de la víctima, Charles E. “Bert” Miller, junto con sus compañeros del barrio y vecinos, no están solos, dijo el Setenta de Área de la Iglesia de Jesucristo, quien preside la región occidental de Nevada.

El consuelo de la Iglesia de Jesucristo

El élder Ren S. Johnson informó que todas las personas de la comunidad y de otros lugares están ofreciendo un apoyo sincero mientras lloran la muerte de Miller, un mecánico de 61 años, quien poseía una voz muy apacible y era también un bombero voluntario.

La amorosa forma de sostener a las víctimas del tiroteo en la iglesia mormona

Bert Miller de Fallon, Nevada, fue un bombero voluntario del muy respetado Departamento de Bomberos Voluntarios del Condado de Fallon. Foto: Cortesía de la familia Miller.

Casi inmediatamente después del tiroteo, el élder Johnson estuvo en contacto con los miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles, la Presidencia de los Setenta y otras Autoridades Generales. Cada uno de los líderes hizo la misma pregunta: ¿Cómo puede ayudar la Iglesia?

Los consejeros de aflicción de los Servicios Familiares Mormones fueron enviados inmediatamente a Fallon para ayudar a los seres queridos de Miller. También para ayudar a todas las personas  del Barrio Fallon 3ero, Estaca Fallon Nevada Sur, que fueron testigos del tiroteo.

“Ese apoyo continuará mientras sea necesario”, dijo el élder Johnson.

La amorosa forma de sostenerse los unos a los otros

El Setenta de Área también pasó tiempo con la esposa de Miller, LuDene Miller y otros parientes. “Ellos están haciendo todo el bien que se puede esperar” comentó élder Johnson.

La amorosa forma de sostener a las víctimas del tiroteo en la iglesia mormona

Bert y LuDene Miller en Disneyland en 2013. Estuvieron casados ​​durante 37 años. LuDene se somete a tratamientos contra el cáncer y se recupera de un tobillo roto, por lo que se quedó en su casa los servicios el domingo 22 de julio de 2018, cuando su esposo fue asesinado a tiros durante una reunión sacramental de la Iglesia SUD en Fallon, Nevada. Foto: Cortesía de la familia Miller.

Incluso mientras sufría por la muerte de su esposo, LuDene Miller le expresó al élder Johnson su preocupación por los demás miembros del barrio y por cualquier otra persona que pudiera dudar en regresar a los servicios de adoración en la iglesia mormona.

El apoyo de la comunidad del oeste de Nevada, incluidos los funcionarios de seguridad pública y municipal, también ayudan sostener a la familia Miller, dijo el élder Johnson. “No encontrarás un grupo de personas más incondicional que los de Fallon”.

Casi 100 personas asistían a los servicios de adoración del domingo cuando supuestamente un pistolero ingresó al centro de reuniones mormón de Fallon  y mató a Miller a quemarropa.

Los testigos informaron haber escuchado de cuatro a ocho disparos de una poderosa pistola, según Deseret News. El hermano de Bert Miller, Duane, de 64 años, resultó herido en la pierna durante el tiroteo. Fue tratado y dado de alta en un hospital local.

Kelly O’Conner, de 48 años, enfrenta múltiples cargos criminales, incluido asesinato en primer grado. El supuesto agresor y Bert Miller pertenecían a la misma congregación. Sin embargo, los investigadores no han determinado un motivo detrás del asesinato.

La familia Miller quedó asombrada y confundida por la pérdida de un hombre querido y respetado por su servicio a la comunidad y un “excesivo uso de emojis mientras enviaba mensajes de texto”, informó el Deseret News.

“Era una de las personas más desinteresadas, de voz suave y amable”, dijo Heidi Ayers, la segunda de los tres hijos de Miller. “No entendemos por qué sucedió esto. Mi padre estrechó la mano de O’Connor antes de la reunión”.

LuDene Miller, quien estuvo casada con Bert Miller durante 37 años y quien está recibiendo tratamiento oncológico, no asistió a la reunión porque su esposo la animó a quedarse en casa para descansar después de una caída que perjudicó su tobillo.

Bert Miller era un gran ejemplo de caridad

Los parientes recuerdan que Bert Miller siempre hacía tiempo para andar en cuatrimotos con sus cinco nietos. “Era un gran padre, pero era un mejor abuelo”. También disfrutaba ir de pesca y servía a su familia y a otros, sin esperar nada a cambio.

La amorosa forma de sostener a las víctimas del tiroteo en la iglesia mormona

Bert Miller se divirtió la semana pasada con cuatro de sus cinco nietos: Clara, Zachary, Aaron y Jaxson. Foto: Cortesía de la familia Miller.

Duane Miller dijo que su hermano era el tipo de hombre que se adelantaba a prestar ayuda antes de que se la pidieran. Ahora sus seres queridos están recurriendo a su fe para sostenerse en estos momentos de aflicción. “Es lo que nos mantiene adelante”, dijo, “nuestra comprensión del plan de salvación y el conocimiento de que las familias son eternas y que nos veremos nuevamente”.

Bert Miller era conocido como un “chico original de Fallon,” que dejó la pequeña ciudad de Nevada solo para obtener un título en mecánica de diesel en la escuela de Utah, ahora conocida como Utah Valley University. Miller y su esposa operaban una tienda de autopartes en la ciudad. Después de que la vendieron, trabajó como mecánico durante 20 años en la cercana base naval de Chugach International.

Es comprensible que la tragedia haya dejado a los residentes de Fallon tristes y confundidos. Existe preocupación por los niños y jóvenes que presenciaron los disparos en un lugar de reunión sagrado donde la gente suele encontrar paz y refugio.

Los servicios funerarios están programados para el viernes 27 de julio a las 10 a. m., con una visita a las 9 a. m. al centro de reuniones mormón en la calle Taylor, 450 en Fallon. Luego el entierro será en el cementerio público de Churchill.

El equipo de mormonsud se une a las oraciones de todas las personas que está pidiendo por la familia de Bert Miller y por todas las víctimas de aquel trágico momento.

 

Fuente: ldschurchnews.com