He llegado a la siguiente conclusión: Navidad el domingo es un doble golpe de genialidad.

Recuerdo celebrar la Navidad el domingo hace algunos años atrás. Lo que más recuerdo es que pensé que era novedoso (y emocionante) que sólo teníamos que ir a la primera hora de la iglesia. Después de eso, la Navidad en domingo en general parecía un poco menos emocionante y más tenue.

He pensado en las circunstancias de la Navidad de este año, sin embargo, puedo decir honestamente que estoy muy contento de celebrar la Navidad el domingo. No voy a estar tan tentado de sentarme descansando en pijama todo el día en un estupor post-regalos navideños, después de la comida. En vez de eso, tendré una buena razón para alejarme de mi propia esfera, adorar al Salvador en palabras y cantar con otros creyentes, y continuar recordándolo todo el día. (Ahora puedo apreciar por qué los católicos, y otras religiones, asisten a reuniones antes o en Navidad – es una maravillosa manera de recordar lo que significa ese día.)

Navidad en un domingo parece encajar perfectamente. Después de todo, ¿qué mejor manera de honrar el nacimiento y la vida del Salvador que celebrarlo en el día de reposo?

Dicho esto, la celebración de este año probablemente verá algunas alteraciones entre las familias mormonas. Aquí hay algunas ideas diferentes para celebrar el día y honrar el día de reposo:
Da tarjetas de “agradecimiento” y anima a tu familia a que utilice el tiempo durante el día de reposo para escribir agradecimientos a los que les dieron regalos. Esta actividad del día de reposo a veces se pasa por alto, pero escribir cartas (especialmente cartas de gratitud) es una gran manera de pasar tiempo en este día especial.

En algún momento del día, realice una “lección silenciosa” sobre el nacimiento de Cristo con su familia. Lee la parte de las escrituras donde habla del nacimiento del Salvador. Recuerdo haber tenido esta lección hace años en los Hombres Jóvenes, y todavía lo recuerdo como una experiencia especial de testimonio. Esta es una lección que explora el nacimiento del Salvador, pero debido a su reverencia, permite una introspección y un pensamiento extra. Si tienes hijos pequeños lee como si contaras un cuento la historia del nacimiento del salvador, los niños tendrán muchas preguntas, trata de responder todas. Algunas familias actuan en vivo el nacimiento, es una buena idea para familias con niños pequeños.
Una nota final: Muchas de las tradiciones de mi familia las seguiremos haciendo en el domingo de Navidad, y estoy seguro de que la tuya también lo hará. La actitud de un domingo parece encajar en Navidad de tal manera que sólo puedo pensar en las fiestas de este año con una anticipación adicional. El espíritu de adoración hará que el día sea aún más especial – y estoy seguro en ese día, como ahora, me preguntaré por qué nunca pensé celebrar la Navidad de esa manera antes.

¿Qué tradiciones, si alguna, estas pensando cambiar para el domingo de Navidad de este año?