Pregunta

¿Cómo debo lidiar con mi esposa que no cree en Dios? Nos casamos en el templo hace 13 años y tenemos 4 hijos. Solía ​​ser fuerte en la fe y, ahora, después de años de visitar sitios web, a escondidas, que compartían contenido en contra de la Iglesia, ya no cree más en Dios.

Mi esposa escogió escuchar la perspectiva de esos sitios sobre dichos temas en lugar de la mía. Creo que el matrimonio es un convenio que no debería abandonar. Pero, ¿dónde se podría encontrar gozo? ¿Cómo sonrío cuando lo único que quiero – una compañera firme en la fe – ya no está ahí?

Rodney

Respuesta

pareja

También te puede interesar¿Por qué se nos aconseja NO leer literatura en contra de la Iglesia?

Rodney,

Lidias con un cónyuge incrédulo de la misma manera en que lidias con cualquier desafío en la vida. Es decir, pasas mucho tiempo orando. Pasas mucho tiempo estudiando las Escrituras. Pasas mucho tiempo reflexionando sobre cómo el Señor desea que respondas a los diversos obstáculos que se presentan en tu vida.

No eres la primera persona que considera que su cónyuge es un problema cuando esperaba recibir ayuda. Considera esto como una oportunidad para desarrollar mayores atributos cristianos. Aprende a amarla por lo que es, no por lo que quieres que sea. Al igual que Cristo nos ama a todos. Tu gozo debería venir de tus esfuerzos por ser más como Cristo.

comunicación

Tener un cónyuge que no cree en Dios plantea desafíos adicionales en tu relación y en la crianza de tus hijos en un hogar centrado en el Evangelio. No tengas temor de pedir ayuda a expertos espirituales, como tu obispo, y expertos en relaciones, como un terapeuta, si sientes que tus problemas son difíciles de resolver.

Por supuesto, tus esfuerzos también deberían incluir el tratar de ayudar a tu esposa a regresar al Evangelio. Debes recordar que Dios nos permite ejercer nuestro libre albedrío, y actúa según indican las Escrituras “por persuasión, por paciencia, por mansedumbre y mansedumbre, y por amor sin fingir; Por amabilidad y puro conocimiento”.

En tus intentos, asegúrate de no perjudicar el libre albedrío de tu esposa.

Me dijiste que tu esposa leyó material en contra de la Iglesia. No he visto que ninguno de esos materiales no pueda ser contrarrestado. Algo dentro de ella hizo que buscara esas cosas. Entonces, el primer paso que debes dar es escuchar el corazón de tu esposa y ver lo que realmente está sucediendo ahí.

Fuente: Askgramps