¿Cómo puedo controlar mis pensamientos cuando veo a alguien que me gusta?

evangelio restaurado

¿Cómo podemos vivir la ley de castidad cuando hay personas que llaman nuestra atención? Aquí hay algunos consejos.  

Pregunta

Querido Abuelo,

Necesito saber qué es “normal” para un hombre Santo de los Últimos Días con respecto a observar a mujeres en público. O quizá necesito saber que es lo que el Señor espera de mí.

Los hombres siempre han mirado a las mujeres desde hace mucho tiempo. Pero me he dado cuenta de que en mi caso, si veo a una joven físicamente atractiva en público, generalmente le doy dos o tres “miradas”, sin la intención de mirar ninguna parte específica de su cuerpo, pero tal vez me estoy mintiendo a mí mismo e inconscientemente esa puede ser la razón por la que sí lo hago.

Me pregunto si esto es lujuria. Cuando esto sucede, no tengo ninguna fantasía de cometer actos inmorales, pero sí me percato de la joven y me siento atraído a mirarla por bastante tiempo.

¿Cómo puede uno solamente mirar su rostro? ¿En qué punto una mirada se convierte en lujuria? ¿Es el estándar de “mirar” diferente para los hombres solteros que para los hombres casados?

Hace unos años intenté caminar por los pasillos de mi universidad sin mirar siquiera una vez a las chicas, y la disciplina mental requerida parecía extremadamente poco realista. No puedes simplemente dejar de mirar; pero si miras, entonces empiezas a sentir algo.

albedrío en los hijos

¿Cómo se vive la vida al ver a todas estas hermanas vestidas con diferentes grados de modestia y no sentir algo dentro de ti? A mí me parece un acto casi imposible. ¿Cuál es el límite que el Señor ha trazado?

Un Joven Preocupado

También te puede interesar: ¿Algún hombre me considerará indigna de casarse conmigo porque rompí la Ley de Castidad en el pasado?

Respuesta

Querido Joven Preocupado,

El pecado no está en la vista, está en la mente, o, si quieres ponerlo en términos bíblicos, está en el corazón. Ese fue en parte el consejo del Señor a Samuel:

“El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” (1 Sam 16:7).

Percibimos el mundo que nos rodea con nuestros cinco sentidos, pero cada sentido tiene dos contrapartes. Tenemos el tacto y el tocar, el gusto y el saborear, el olfato y el oler, la vista y el ver, la audición y el oír.

 

Una de esas contrapartes se genera externamente, la otra se genera internamente. Una es la interpretación de los sentidos, esa está bajo nuestro control y también del que somos responsables. En las palabras de Alma:

“Porque nuestras palabras nos condenarán, sí, todas nuestras obras nos condenarán; no nos hallaremos sin mancha, y nuestros pensamientos también nos condenarán.” (Alma 12:14).

El Salvador expresó el concepto en estas palabras:

“Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón.” (Mateo 5:28).

chicos latinos

No importará por cuánto tiempo miraste a una chica si es que a tu mente no entraron pensamientos impuros. 

Mencionaste lo difícil que es no mirar a las chicas que te pasan por tu lado. Eso, como sabes, sólo se debe al estímulo natural del cuerpo.

Esos estímulos deben mantenerse bajo control, reconócelos por lo que son y nunca permitas que te conduzcan por el camino que lleva a los pensamientos o fantasías impuras. Por supuesto que no es una tarea fácil, pero hay algunas técnicas que otras personas han usado exitosamente, logrando finalmente dominio sobre sí mismos.

Aquí hay un par de sugerencias: 

cosas pequeñas y sencillas

Cuando te acerques a una chica en el pasillo o en la calle, hazte esta pregunta y trata seriamente de determinar la respuesta. ¿Cuál es el color de sus ojos? Hay mucho más en esa pregunta de lo que parece.

Los ojos son la ventana del alma. Mirar a los ojos de alguien es muy diferente de mirar a cualquier otra parte de su cuerpo. Cuando una mirada así es reconocida y correspondida por otra mirada, saludarse es casi inevitable y la persona pasa a ser un conocido.

Otro enfoque interesante y efectivo para mantener una mente limpia es buscar la compañía del Salvador. Si Él caminara contigo, los pensamientos impuros e inadecuados estarían lo más lejos posible de tu mente y, en ese sentido, podemos “[elevar hacia Él] cada pensamiento” sin dudar ni temer (DyC 6:36).

adoración en el templo

Si realmente podemos mantener Su presencia en nuestras mentes, no debemos de dudar; en otras palabras, podemos tener seguridad. Es posible que nunca tengamos miedo, con Él a nuestro lado, podemos movernos con la seguridad y confianza en cualquier circunstancia en la que nos encontremos. 

Tendremos tranquilidad, una perspectiva sana, confianza y valor de nuestro lado gracias a Él.

El Abuelo

Este artículo fue escrito y publicado originalmente por Askgramps.org bajo el título “How can I control my thoughts when looking at girls?

| Pregunta y respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *