La hermana Sharon Eubank, de la presidencia general de la Sociedad de Socorro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, hace un llamado a las mujeres a convertirse en ciudadanas del mundo.

cambiar el mundo

“Tengo una posición muy interesante de estar en el liderazgo de dos organizaciones globales”, dijo la hermana Eubank. “Ahora tenemos 7,5 millones de miembros [de la Sociedad de Socorro] en 162 países y pensamos en el liderazgo que proporcionan en 33,000 congregaciones”.

La líder de la Iglesia, quien también es presidente de Latter-day Saint Charities, se dirigió a un grupo de féminas sobre la situación de las mujeres en todo el mundo. Ella habló en el campus de la Universidad del Valle de Utah en Orem, Utah, el miércoles por la noche del 19 de febrero de 2020.

“Trabajamos en 189 países. Cada año hacemos más de 2,000 proyectos. Trabajamos con asociaciones de las Naciones Unidas hasta asociaciones de matronas”, dijo la hermana Eubank.

cambiar el mundo

El servicio es más efectivo cuando lo efectúas en las personas más cercanas

La hermana Eubank dijo que las organizaciones globales pueden “agregar pequeños esfuerzos a un gran impacto” y cruzar las fronteras. Pero ella cree que las personas son más efectivas cuando sirven donde viven.

cambiar el mundo

El cambio empieza por nuestro hogar

“Tienes organizaciones globales, tienes organizaciones de base, pero nunca quiero descartar el poder de las personas mismas para crear un cambio a nivel familiar, y la dinámica de lo que está sucediendo en nuestras propias familias”, explicó. “Creo que eso cambia el mundo”.

“No solo nos estamos informando sobre la situación de las mujeres en todo el mundo: cada una de nosotras puede salir del pasillo esta noche con una idea o dos de algo específico que podemos hacer para afectar una causa que nos interesa”, expresó la hermana Eubank.

cambiar el mundo

El trabajo mutuo entre el hombre y la mujer

La hermana Eubank dijo que hombres y mujeres deberían trabajar juntos.

“Estoy dedicada a la idea de que es la interdependencia de hombres y mujeres, lo que crea el cambio”.

Noche de Hogar

La ayuda de Dios para generar un cambio

La líder de la iglesia mundial reconoce que existen circunstancias, como la guerra y los desastres, que pueden impedir que las personas ayuden a otros.

“Tengo que confiar en que Dios ve a esas personas”, dijo la hermana Eubank. “Él escucha sus oraciones y responde de maneras que son piadosas y divinas. Estoy comprometida a usar mi energía y mi poder para hacer todo lo que pueda y luego contar con Él”.

 

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org