El presidente Russell M. Nelson anunció que parte de la primera sesión del domingo de la Conferencia General Nº 190 se convertirá en una gran Asamblea Solemne en todo el mundo, en la cual dirigirá a los Santos durante el Grito de Hosanna.

¿Qué es el Grito de Hosanna?

Presidente Russell M. Nelson

Presidente Russell M. Nelson

El 27 de marzo de 1836, al final de la dedicación del templo de Kirtland se realizó el Grito de Hosanna. El profeta José Smith escribió:

“El presidente Rigdon dio algunas palabras de clausura apropiadas para la ocasión y una breve oración, al final de la cual sellamos los procedimientos del día, gritando hosanna, hosanna, hosanna a Dios y al Cordero tres veces sellando cada una de ellas con amén, amén y amén.” -Documentary History of the Church vol. 2, pp. 427-8

“Este grito de “hosanna”, para “Dios y el Cordero”, y “amén” repetido tres veces, se ha formado como el estándar básico del Grito de Hosanna a lo largo de la historia de la Iglesia hasta el presente.

En ciertas ocasiones, se hicieron algunas modificaciones en este patrón básico, como golpear la mano derecha en la palma izquierda al final de cada palabra, lo que se hizo cuando se reorganizó la Primera Presidencia, con el presidente Brigham Young el 27 de diciembre de 1847.” -“Journal of Norton Jacob”, Journal History, 5 de septiembre de 1848, p. 4

presidente Nelson en Brasil

En la actualidad, el Grito de Hosanna se realiza en la dedicación de un templo y en Asambleas Solemnes.

Cuando surge la ocasión apropiada para este grito en la membresía inspirado en alabanza y regocijo (y que hoy se usa solo en ocasiones especiales), cuando el espíritu inspira a la debida autoridad eclesiástica, y cuando la congregación ha sido bien instruida sobre cómo hacerlo (según su estándar) y su santidad, el Grito de Hosanna es una de las ceremonias más emotivas e impresionantes de la Iglesia.

Fuente: Sala de prensa