“¿Qué estás haciendo? ¡No puedes utilizar calculadora!”

Mis manos se detuvieron en el teclado y miré a mi compañero de séptimo año que había hecho ese enunciado. Estábamos en clase de matemática,  haciendo una tarea y no sabía que las calculadoras estaban prohibidas. Parecía que todos mis compañeros utilizaban ayuda electrónica para matemática, “¿por qué?”

“¿No eres mormona? No puedes utilizar calculadoras”

Y, ahí fue cuando me di cuenta: mi compañero pensaba que ser mormón era lo mismo que ser amish.

Después de asegurarle que había llegado a la escuela esa mañana en un auto y que planeaba utilizar la computadora más tarde, volví a hacer mi tarea con calculadora en mano.

Sin embargo, esa no fue la última vez que escucharía ideas extrañas de mis compañeros de escuela, trabajo o incluso de amigos cercanos sobre lo que significa ser mormón.

Desde el consumo de refrescos carbonatados hasta tener cuernos y cola, mencionaré algunos malentendidos sobre los Santos de los Últimos Días, extraídos de la vida real.

Recordatorio: aunque algunos de estos malentendidos son divertidos o bastante extraños, siempre que te digan algo incorrecto sobre tu fe, es la oportunidad misional perfecta. No te burles- enseña.

1.“Pero tú no celebras Navidad”

Definitivamente celebramos el nacimiento de Cristo (ya que somos cristianos).  Además, celebramos Acción de Gracias (en Estados Unidos) , Año Nuevo y otras festividades estatales y nacionales. Incluso, una reciente estadística mostró que el 95% de nosotros celebra Halloween.

Cuando alguien me dijo eso por primera vez en la escuela primaria, me tomó alguno días darme cuenta de donde probablemente sacaron esa idea: somos Santos de los Últimos Días no testigos de Jehová. Aparte, celebramos festividades, con pasteles, decoraciones, regalos y todo.

2.“Entonces, ¿desentierran a los muertos y los bautizan?

No, le corregí a un compañero de último año de la escuela secundaria y le expliqué que “el bautismo por los muertos” no es literalmente bautizar el cuerpo de una persona fallecida. Esta ordenanza se realiza en nombre de los fallecidos y por representación en los templos Santos de los Últimos Días. Por otro lado, no forzamos a los muertos a bautizarse, es decisión del espíritu de esa persona si acepta o no esa ordenanza al otro lado del velo. Pero, ¿cuál es la moraleja de la historia? Los mormones tampoco son ladrones de tumbas.

3.“Eso debe significar que te gusta la gelatina y los guisos”

En realidad, le podría asegurar a la linda amiga que me dijo esto en el último año de universidad que mis inclinaciones culinarias –como las de la mayoría de personas- no se basan en la iglesia a la que asisto los domingos

Podría decir que los Santos de los Últimos Días tienden a tener familias grandes y tienden a alimentarse con comida económica como guisos, frecuentemente. Aunque era una de los cinco niños  de mi casa, nunca comía gelatina o guisos. Nada de eso. De hecho, diría que la mayoría de mis amigos Santos de los Últimos Días, tanto dentro como fuera de Utah, estarían de acuerdo conmigo en que el vínculo de los Santos de los Últimos Días y la gelatina es bastante frágil.

4.“¿Vas a casarte con tu primo?”

No. Creo que la persona que lo preguntó, pensó que el matrimonio intrafamiliar era una práctica de los Santos de los Últimos Días por una mezcla de malentendidos: la historia de la iglesia con la poligamia, nuestra costumbre de tener familias grandes y cómo se aconseja a los miembros salir con otros miembros.

En la actualidad, los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no tienen varias esposas ni salen con miembros de sus propias familias sino como cualquier otra persona.

5.“¿Cómo está Donny Osmond?”

Si alguien me hiciera esa pregunta, no sabría cómo contestarla. Sé que Donny Osmond es un cantante famoso mormón en Estados Unidos. Sin embargo, no creo que haya un miembro tan cercano a una celebridad como para que sepa cómo está, sin importar que esa celebridad sea mormona o no. Posiblemente, hayamos visto el último programa de Donny Osmond o recientemente, descargamos su app, pero la mayor esperanza a la que podemos aspirar es encontrar nuestros  tres grados de Donny Osmond.

6.“Los Santos de los Últimos Días no bailan”

Los Santos de los Últimos Días no son amish.  Además, podemos bailar y enviar flores. Incluso frecuentemente organizamos grandes fiestas para los jóvenes y adultos jóvenes  en las instalaciones de nuestra iglesia.

Ahora, no digo que bailemos muy bien y se nos ha dado la norma de evitar “posiciones o movimientos que sugieran un comportamiento sexual o violento” pero ciertamente no existe norma que nos prohíba enteramente pasar por la pista de baile.

7.“Los Santos de los Últimos Días son republicanos”

Aunque la iglesia SUD ocasionalmente hará anuncios oficiales sobre política basados en asuntos morales, no respalda un partido político sobre otro. Por el contrario, alienta a los miembros a estar informados, activos políticamente y señala que los “principios compartidos con el evangelio se pueden encontrar en diferentes partidos y candidatos políticos.”

Sí, puede haber más Santos de los Últimos Días de un lado, pero eso no significa que todos seamos republicanos.

8.“El mormonismo es una secta”

La mayoría de Santos de los Últimos Días ha escuchado esto antes, incluso si no se lo dijeron en sus caras. Expliquemos este error:

Por definición, una secta es “un pequeño grupo religioso que no es parte de una religión más grande y aceptada. Además, tiene creencias consideradas por muchas personas como extremas o peligrosas.” (Diccionario Merriam-Webster, añadiendo énfasis).

Existen algunos problemas al clasificar al mormonismo como secta.

  • Primero, no somos “un pequeño grupo religioso.” De hecho, somos 15 millones de miembros fuertes, más de la mitad fuera de EE.UU.
  • Segundo, somos parte de “las religiones más aceptadas.” Los Santos de los Últimos Días somos cristianos, creemos en Dios y su hijo Jesucristo.
  • Finalmente, ninguna creencia de los Santos de los Últimos Días es extrema o religiosa, a menos que consideres que sustentar familias, mejorar nuestras comunidades y tratar de ser honrados, verídicos, castos, benevolentes y virtuosos sea extremo o peligroso.

9.“¿Dónde están tus cuernos y cola?”

Realmente, aunque he escuchado esto antes, no creo que nadie crea de verdad en eso. Compartiré algunas experiencias con este mito:

“Mi mamá me contó una historia sobre cuernos y cola, unas personas querían ver la suya cuando era pequeña.”

“Un niño de tercer o cuarto grado dijo haber escuchado que tenemos cuernos y cola. Aparentemente, escondemos nuestras colas y limamos nuestros cuernos para que nadie se dé cuenta. Incluso cuando tenía 8-9, me parecía gracioso y no me molestaba ni estresaba.”

“Me mudé a Oklahoma cuando estaba en segundo grado. Los otros niños de mi clase me pidieron tocar mis cuernos. Adiviné que ellos creían que los Santos de los Últimos Días teníamos cuernos y los limábamos. Dejé que tocaran mi cabeza, no había cuernos.”

Es importante que recordemos: Los Santos de los Últimos Días somos personas como todos los demás. Hasta nuestra falta de cuernos y colas.

10.“No puedes tomar bebidas carbonatadas”

Los Santos de los Últimos Días pueden tomar bebidas carbonatadas. (Elijo el Sprite, ¿alguien desea?)

Este malentendido proviene indudablemente de algunos Santos de los Últimos Días que no toman bebidas con cafeína. Si bien, nos aconsejan que evitemos beber café y cafeína en otras bebidas. Es una decisión personal hacerlo o no.

11.“Los Santos de los Últimos Días deben utilizar etiquetas de identificación y solo pueden manejar bicicleta”

Si fuera cierto, me tomaría mucho tiempo ir al trabajo pero por lo menos, estaría en mejor forma. Puedes adivinar fácilmente de donde proviene este malentendido: élderes y hermanas jóvenes que manejan bicicletas de dos en dos en sus misiones. Seguidamente, una experiencia que no podría ser tan sorprendente:

“Cuando era investigador de la iglesia, un buen amigo, Doug, me llevó a un lado y me pidió que no me involucrara mucho con los Santos de los Últimos Días porque dejaría de viajar en auto. Respondí ¿de qué estás hablado? Él continuó, para decirme que los Santos de los Últimos Días deben usar etiquetas de identificación y solo pueden andar en bicicleta. Por más extraño que parezca, durante seis meses de mi misión en Japón manejé un auto.”

12.“No lees la Biblia, los Santos de los Últimos Días tienen su propia Biblia”

Los Santos de los Últimos Días leemos la Biblia y la consideramos una escritura. De hecho, este año, las lecciones de los domingos en todo el mundo se tratan sobre el Antiguo Testamento.

Además de la Biblia, también estudiamos otras escrituras que creemos que complementan – pero no reemplazan- la Biblia.

Éstas incluyen el Libro de Mormón, de donde proviene nuestro apodo “los mormones,” un libro de revelaciones modernas llamado Doctrina y Convenios, una escritura adicional que contiene el libro de Moisés que se encuentra en la Perla de Gran Precio, y las palabras de nuestros profetas modernos. Creemos que la continua revelación de los cielos es parte de lo que diferencia a los Santos de los Últimos Días de otras religiones cristianas.

13.“¿Cómo se siente ser oprimido por las mujeres Santos de los Últimos Días?”

La reconocida autora SUD y directora ejecutiva de Deseret Book, Sheri Dew, dijo:

“Parece fácil llegar a la conclusión de que, debido a que a las mujeres no se nos ordena el sacerdocio, se nos ha dado menos.  Pero hay algunas cosas que comprendemos: oramos en reuniones públicas, hablamos, exponemos las escrituras, enseñamos la doctrina, lideramos organizaciones para todas las mujeres adultas y jóvenes así como a los niños de la iglesia, enseñamos el evangelio en misiones, participamos en el templo de las ordenanzas de un personaje del sacerdocio.

Recibimos revelación, obtenemos testimonios y somos iguales a los hombres ante el Señor con respecto a la devoción y la santidad. Tenemos el don del Espíritu Santo, recibimos investiduras de conocimiento y poder, tenemos dones espirituales incluidos la caridad, la intuición espiritual y el coraje moral. Recibimos todas las bendiciones de la Expiación.”

Las mujeres son parte importante del Plan de Salvación, cada persona viene a la tierra a través del coraje y fortaleza de una mujer.

14. “No puedes usar espejos”

Si este mito fuera cierto, sería muy difícil peinarme.

Este malentendido realmente no proviene de la confusión con una leyenda de vampiros como quizá creas. Un miembro de la iglesia explicó:

“Esto vino de una persona que vio a unos misioneros retrocediendo [un auto] y la suposición de que lo hicieron porque no podían usar espejos retrovisores o algo similar. Parecía que podían retroceder sin los espejos, pero no creo que la persona pensara en eso.”

15.” ¿Esa no es la religión en la que tienen 7 esposas?”

Ciertamente, los Santos de los Últimos Días tenemos una historia con el matrimonio plural. Sin embargo, esa práctica terminó en 1890. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no está asociada con los disidentes que son el centro de atención de esos programas y actualmente, no practicamos ni promovemos el matrimonio plural.

16.“¿Por qué usas maquillaje?”

Porque quiero – me hace sentir más segura y hermosa. Mi decisión de usar rímel es completamente personal y no tiene nada que ver con mi religión, incluso si eso es lo que creen erróneamente las personas:

“Cuando estaba en secundaria, me dijeron que como era mormona no se me permitía maquillarme y se suponía que vistiera un vestido largo y negro. Cuando le dije a esta joven que estaba equivocada, insistió en que estaba en lo correcto y me dijo que fuera a casa y se lo  preguntara a mi mamá.”

“También me dijeron que no se nos permitía pintarnos el cabello y las uñas ni maquillarnos, [además] confeccionábamos nuestra propia ropa.”

Este tipo de malentendido, sin duda, deriva, una vez más, de confundir a los Santos de los Últimos Días con los amish.

17.“¿Por qué le hacen agujeros a su ropa interior?”

Aquí, algunos miembros opinan sobre este malentendido:

“Trabajo en asistencia médica, cuando era estudiante, uno de mis mentores de mi campo me preguntó amable y respetuosamente si me podía consultar algo sobre los Santos de los Últimos Días. Le dije que estaba bien. Me contó que había oído que los Santos de los Últimos Días hacían agujeros a su ropa interior y quería saber la razón. Le dije que era un malentendido y le expliqué de donde creía que había surgido esa confusión y la usé para enseñarle en caso de que alguna vez, en el futuro, tuviera un paciente Santo de los Últimos Días.”

Pero, ¿cuál sería la lógica detrás de este mito? Otro miembro compartió su experiencia:

“Hace algunos meses mi quiropráctico me preguntó si era cierto que nuestra ropa interior tenía agujeros en el mismo lugar en el que dispararon a José Smith.”

Existen muchos mitos sobre las investiduras del templo.

Existen innumerables rumores sobre los Santos de los Últimos Días, flotando en Internet y en las cabezas de la gente. Cuando tengas dudas, pregunta a un mormón o a los misioneros, ¡te pueden ayudar!

Adaptación del artículo originalmente escrito por Kelsey Berteaux y publicado en ldsliving.com con el título “17 Things People Get Wrong About Mormons.”