“Siento que la “Al Otro lado del Cielo” no se trata de mí… Se trata de la fe, se trata del amor, se trata de la familia.”

¿Qué dirías si alguien te dijera que tu película fue pirateada en toda China? El Elder John H. Groberg diría algo como: “Eso es fantástico. ¡Qué bendición!”

¿Qué es lo que el Elder Groberg considera que es una bendición? Él respondería que la bendición es que un mensaje de esperanza, amor y Jesucristo está siendo visto en todo el mundo.

Dieciocho años parece mucho tiempo de espera por una secuela, pero ese es el tiempo que le ha llevado al Elder John H. Groberg y a otros convencer al director Mitch Davis de que el momento había llegado. 

“Dije ‘no’ repetidamente durante años”, confesó Davis. Dijo que tenía dos razones principales por las que se resistió.

También te puede interesar: 6 películas de Disney que enseñan poderosas lecciones del Evangelio

Mitch Davis

Mitch Davis en el 2001, dirigiendo “Al Otro Lado del Cielo”

La primera fue porque no quería hacer una segunda película de mala calidad comparada con la primera película y manchar la historia de Elder Groberg. 

La segunda fue porque sabía que la primera película se realizó sin ningún sueño ni aspiraciones en cuanto a las ganancias monetarias, y no quería quitarle ese espíritu a la segunda película al hacerla sólo para ganar algo de dinero.

Sin embargo, Davis compartió que:

“Hace un par de años, John y Jean me invitaron a almorzar junto con mi esposa. Pensé que era sólo una visita de amigos… [pero] al finalizar el almuerzo, [el Elder Groberg] dijo: ‘Mitch, pensé que tal vez cuando el Presidente Monson muriera, se volvería menos insistente en convertir el segundo libro en una película. Ese no es el caso… No me estoy volviendo más joven, Mitch. Y tu tampoco eres. Ya es hora.’”

al otro lado del cielo

Las protestas y excusas de Davis fueron recibidas con fe y confianza por parte del Elder Groberg, convenciendo a Davis de que finalmente empezara con la obra. Una vez que Mitch Davis está seguro de hacer algo, nunca lo hace a medias, especialmente cuando se trata de películas sobre la obra misional.

“Me encanta ser misionero. Nunca dejé de serlo. Nunca lo haré”, afirmó Davis.

A medida que “Al Otro Lado del Cielo 2” se acerca a su gran estreno, Davis habló sobre la pasión que tiene sobre lo bueno que puede lograr la película y la producción a gran escala que se necesitó para llegar a los Santos de los Últimos Días fuera de los Estados Unidos. 

“No podemos pensar en pequeño, porque si lo hacemos, sólo estamos hablando con nosotros mismos.”

al otro lado del cielo

Anne Hathaway y Christopher Gorham junto al Elder John H. Groberg y su esposa Jean en el set de “Al otro lado del cielo” en Nueva Zelanda.

El Elder Groberg también expresó:

“Siento que la película no se trata de mí… Se trata de la fe, se trata del amor, se trata de la familia. La familia es importante, el matrimonio es importante, el amor es importante, el perdón es importante, la fe en Dios es importante. Espero que gracias a estas películas, ese mensaje pueda llegar a todo el mundo.”

Fuente: ldsliving.com