5 veces donde Obi-Wan Kenobi nos recordó las verdades del Evangelio

Aunque tal vez no sea tan conocido como Yoda, Obi-Wan Kenobi ha compartido muchos consejos que también se pueden aplicar en nuestras vidas en el ámbito espiritual.

A lo largo de los años los Santos de los Últimos Días han disfrutado de la saga de Star Wars. Desde las historias que relacionaban a Yoda con el presidente Spencer W. Kimball y la vez que el Coro del Tabernáculo interpretó “Duel of the Fates” del Episodio I: La Amenaza Fantasma.

Tal vez sea el marcado contraste de la historia del bien contra el mal o las familiares enseñanzas de los Jedi lo que nos atraiga. Personalmente me gusta encontrar ciertos principios del evangelio dentro de este universo.

Con el estreno de la nueva serie de Obi-Wan Kenobi en Disney+, aquí te compartimos cinco veces que los consejos de este maestro Jedi contenían verdades que nuestro profeta, el presidente Russell M. Nelson, nos ha brindado.

1. “Tus ojos pueden engañarte, no confíes en ellos”

Imagen: Star Wars

Obi-Wan Kenobi comparte este consejo con Luke Skywalker en “Star Wars Episodio IV: Una nueva esperanza” cuando intenta enseñarle cómo usar la Fuerza, enfatizando la necesidad de que Luke preste más atención a sus sentimientos.

Este es un consejo que también podemos aplicar en nuestra vida espiritual. A lo largo de su ministerio, el presidente Nelson ha enfatizado la importancia de recibir revelación personal y reconocer los sentimientos del Espíritu.

También nos recordó recientemente que con mucha frecuencia no contamos con una perspectiva total de las cosas y, por lo tanto, debemos aprender a tener fe.

“Una de las cosas que el Espíritu ha grabado repetidamente en mi mente, desde que recibí el nuevo llamamiento como Presidente de la Iglesia, es cuán dispuesto está el Señor a revelar Su disposición y voluntad. El privilegio de recibir revelación es uno de los dones más grandiosos que Dios da a Sus hijos.

Mediante las manifestaciones del Espíritu Santo, el Señor nos ayudará en todas nuestras rectas aspiraciones. Recuerdo que en una sala de operaciones he estado ante un paciente —inseguro de cómo efectuar una intervención quirúrgica sin precedentes— y he sentido que el Espíritu Santo hacía en mi mente un diagrama de la técnica”.

Al igual que Obi-Wan quería que Luke supiera cómo reconocer la Fuerza para que pudiera combatir con éxito el mal en el Imperio, el presidente Nelson ha dejado claro que es importante que cada uno de nosotros aprenda a reconocer cómo se comunica el Espíritu con nosotros si queremos navegar con éxito nuestra vida en la tierra.

2. “Muchas de las verdades a las que nos aferramos dependen de nuestro punto de vista”

Imagen: Star Wars

Esta frase se comparte en “Star Wars Episodio VI: El retorno del Jedi”, después de que Luke descubre que Darth Vader es su padre y quiere saber por qué Obi-Wan le dijo que él había matado a su padre.

Obi-Wan le explica que debido a que el buen hombre que era el padre de Luke, Anakin Skywalker, fue reemplazado por la oscuridad y el odio del hombre en el que se convirtió (Darth Vader). Obi-Wan en realidad le había dicho la verdad a Luke.

Si bien podría haber muchas interpretaciones y aplicaciones de esta cita en el contexto de la Iglesia, me recordó mucho una cita que compartió el presidente Nelson en su reciente devocional mundial para los jóvenes adultos.

“Si sus amigos y familiares se alejan de la Iglesia, sigan amándolos. A ustedes no les corresponde juzgar la elección de otros de la misma manera que ustedes no merecen ser criticados por seguir siendo fieles.

Ahora, por favor, presten atención cuando les digo que no deben dejarse engañar por aquellos cuyas dudas pueden estar alimentadas por cosas que no pueden ver en sus vidas”.

La manera en como vivimos, lo que creemos y sabemos de la vida están ligadas a las experiencias que cada uno de nosotros hemos tenido.

Me agrada que las citas de Obi-Wan y del presidente Nelson nos recuerden que cada una de nuestras búsquedas personales de la verdad puede tener el mismo deseo y objetivo, pero a veces puede llevarnos a diferentes conclusiones y decisiones.

También nos recuerda la razón por la que Dios es el único que puede juzgarnos perfectamente, porque Él es el único que conoce todas las experiencias que nos llevan a nuestras conclusiones sobre nuestras creencias.

3. “Un gran salto hacia adelante a menudo requiere primero que demos dos pasos hacia atrás”

Imagen: Star Wars

No toda la sabiduría del Maestro Kenobi se encuentra en las películas. En la serie “Star Wars: La guerra de los clones”, que comparte historias paralelas de la guerra que ocurre entre “Star Wars Episodio II: El ataque de los clones” y “Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith”, el enfoque paciente y constante de Obi-Wan Kenobi a los problemas a menudo se contrasta con las reacciones testarudas y cargadas de Anakin Skywalker.

Este pequeño consejo, que Obi-Wan comparte con Anakin cuando los dos Jedi se encuentran en una complicada misión, puede sonar como otro ejemplo de la conocida frase “un paso adelante y dos para atrás”, sin embargo, la palabra “salto” es lo que me llama la atención.

Me recuerda las enseñanzas del presidente Nelson sobre el ímpetu espiritual en la conferencia general de abril de 2022:

“El ímpetu es un concepto poderoso. Todos lo hemos experimentado de una u otra forma; por ejemplo, en un vehículo que va ganando velocidad o en un desacuerdo que, de repente, se convierte en una discusión.

Así que les pregunto: “¿qué puede generar ímpetu espiritual?”. Hemos visto ejemplos de ímpetu tanto positivo como negativo. Conocemos a seguidores de Jesucristo que llegaron a convertirse y aumentaron su fe, pero también conocemos a creyentes que estuvieron muy entregados y luego se apartaron. El ímpetu puede ir en cualquier dirección.

Nunca hemos necesitado tanto ese ímpetu espiritual positivo como ahora para contrarrestar la velocidad a la que se están intensificando la maldad y las señales de los tiempos más tenebrosas.

El ímpetu espiritual positivo nos hará seguir avanzando por entre el temor y la incertidumbre que generan las pandemias, los tsunamis, las erupciones volcánicas y los enfrentamientos armados. El ímpetu espiritual nos puede ayudar a resistir los ataques incesantes e inicuos del adversario y a frustrar sus esfuerzos por erosionar nuestro cimiento espiritual personal”.

El presidente Nelson enseña que el impulso positivo puede ayudarnos a avanzar en la dirección correcta, superando el miedo, la duda y cualquier otra cosa que pueda estar impidiéndonos progresar.

De manera similar, Obi-Wan estaba tratando de decirle a Anakin que, aunque a veces puede parecer que nuestros esfuerzos por hacer el bien se ven frustrados, podemos aprender de ellos e impulsarnos mucho más allá de lo que imaginamos.

4. “La guerra tiende a distorsionar nuestro punto de vista. Si sacrificamos nuestro código, incluso por la victoria, podemos perder lo que es importante para nuestro honor”

Imagen: Star Wars

Este consejo pronunciado durante una conversación con Anakin en “Star Wars: La guerra de los clones) va de la mano con la frase más familiar de un Obi-Wan Kenobi mucho mayor en “Star Wars Episodio IV – Una nueva esperanza”, “No des cabida al odio. El odio te lleva al lado oscuro”.

Ambas frases nos dan una idea de las ramificaciones morales potencialmente devastadoras que surgen de la guerra.

Se suponía que los caballeros Jedi eran pacificadores, pero su larga participación en la guerra los llevó a una posición en la que sus valores se ponían a prueba, en duda y eran burlados constantemente, tanto interna como externamente.

Esto a menudo los dejaba mucho más vulnerables a sus malos hábitos que podían agravarse en la guerra (como el odio, la venganza, el orgullo, la codicia y el miedo), o los hacía más propensos a perder de vista su verdadera identidad y propósito.

Las guerras espirituales o físicas en nuestro propio mundo pueden tener los mismos resultados, como compartió el presidente Nelson en la conferencia general de abril de 2022:

“Cualquier guerra es una horrorosa transgresión de todo lo que el Señor Jesucristo enseña y de lo que Él representa.

Ninguno de nosotros puede controlar a las naciones, ni las acciones de los demás, ni siquiera las de nuestra propia familia, pero sí podemos controlarnos a nosotros mismos. Mis queridos hermanos y hermanas, mi llamado a ustedes hoy es que pongan fin a los conflictos que se desatan en su corazón, en su hogar y en su vida.

Entierren todas y cada una de las inclinaciones de hacer daño a los demás, sean esas inclinaciones el mal genio, una lengua afilada o un rencor contra alguien que les ha hecho daño. El Salvador nos mandó que volviéramos la otra mejilla, que amáramos a nuestros enemigos y que oráramos por los que nos ultrajan”.

Ambas citas señalan que no importa en qué conflicto estemos involucrados, la verdadera victoria llega cuando nos mantenemos fieles a nuestras creencias y no perdemos de vista nuestra identidad y propósito espiritual.

5. “Si te defines por el poder de quitar la vida, el deseo de dominar, de poseer, entonces no tienes nada”

Imagen: Star Wars

Esta cita proviene de la tercera temporada de otra serie animada de “Star Wars Rebels”, que tiene lugar entre “Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith” y “Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza”, justo cuando la Rebelión está comenzando a surgir.

Obi-Wan, que ahora vive exiliado en un planeta desértico, hace esta declaración a un viejo enemigo cuya vida entera ha estado dedicada a obtener poder y vengarse de él.

Cuando este enemigo se burla del estado caído del poderoso Jedi, la respuesta de Obi-Wan deja en claro que se define a sí mismo por lo lejos que ha llegado y lo mucho que ha superado en lugar de lo mucho que ha perdido.

Esta definición de éxito me recuerda a las palabras que compartió el presidente Nelson durante el reciente devocional mundial para jóvenes adultos:

“Si alguna etiqueta reemplaza aquello que los identifica, los resultados pueden ser espiritualmente sofocantes… Cualquier etiqueta que no sea compatible con “Hijo de Dios”, “Hijo del convenio” y “Discípulo de Jesucristo” lo defraudará al final.

Los decepcionarán con el tiempo porque no tienen el poder de guiarlos hacia la vida eterna en el reino celestial de Dios. Las etiquetas del mundo nunca les darán una visión de lo que pueden llegar a ser. Nunca reafirmarán su ADN divino o su potencial divino ilimitado”.

La forma en que pensamos en nosotros mismos y definimos nuestro éxito en la vida depende de lo que creemos sobre nosotros mismos y lo que es más importante para nosotros.

Claramente, Obi-Wan Kenobi, quien lo perdió todo cuando cayó la República, aprendió esta lección durante sus años escondido en Tattooine.

De manera similar, el presidente Nelson nos invitó a decidir qué es lo más importante en nuestras vidas y dejar el resto atrás.

Obi-Wan Kenobi puede ser más conocido por su ingenio que por su sabiduría, pero definitivamente es un maestro sabio y reflexivo con ideas que son aplicables hoy en día.

Espero con ansias ver qué nuevos consejos nos trae la serie de Obi-Wan Kenobi y encontrar más paralelos grandiosos en el evangelio.

Fuente: LdsLiving

| Entretenimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *