3 sugerencias del profeta para llegar a un matrimonio feliz y eterno

El matrimonio proporciona mayores posibilidades de obtener la felicidad que cualquier otro tipo de relación humana.

Aun así, algunos matrimonios no desarrollan plenamente el potencial que tienen.

Por el contrario, permiten que su romance se eche a perder, dejan de valorarse el uno al otro y permiten que otros intereses. O, que los nubarrones del abandono oscurezcan la visión de lo que su matrimonio podría llegar a ser en realidad.

Los matrimonios serían más felices si se nutrieran con mayor esmero.

Es por eso que hoy compartiremos contigo tres sugerencias del presidente Russell M. Nelson para fortalecer tu matrimonio con el fin de que sea feliz y eterno ¡Veamos!

Cómo fortalecer el matrimonio

Foto: Canva

En su discurso, “nutrir el matrimonio”, el presidente Nelson compartió tres acciones concretas para fortalecer el matrimonio: apreciar, comunicar y contemplar.

Apreciar

Foto: Canva

Decir “te amo” y “gracias” no es difícil. Sin embargo, esas expresiones de amor y de agradecimiento van más allá del simple hecho de reconocer un pensamiento y un acto buenos. Son señales de buenos modales.

Si el compañero agradecido busca lo bueno en su cónyuge y ambos se dicen cumplidos en forma sincera, el esposo y la esposa se esforzarán por llegar a ser el tipo de persona que se describe con esos cumplidos.

Comunicarse

matrimonio

Foto: Canva

El comunicarse bien con el cónyuge también es importante.

La buena comunicación implica dedicar tiempo a la planificación conjunta.

Los matrimonios tienen que pasar tiempo a solas para hablar y escucharse de verdad el uno al otro.

Tienen que cooperar y ayudarse como compañeros iguales.

matrimonio

Foto: Canva

Precisan nutrir con amor su intimidad espiritual y física.

Deben procurar elevarse y motivarse mutuamente.

La unidad matrimonial se mantiene cuando ambos entienden las metas.

La buena comunicación mejora con la oración.

El orar y mencionar específicamente una buena acción (o necesidad) del cónyuge nutre el matrimonio.

Contemplar

matrimonio

Foto: Pinterest

Esta palabra tiene un significado profundo ya que sus raíces latinas son con, que significa “espacio o lugar para meditar” y templum, que es la raíz de la palabra templo.

Si el matrimonio contempla con frecuencia— los dos juntos en el templo —los convenios sagrados se recordarán y se cumplirán mejor.

La frecuente participación en el servicio del templo, junto con el estudio constante de las Escrituras en familia, nutre el matrimonio y fortalece la fe en la familia.

La contemplación permite que uno prevea y esté en armonía mutuamente y con el Señor.

La contemplación nutrirá al matrimonio y al reino de Dios. El Maestro dijo:

“Por tanto, no busquéis las cosas de este mundo, mas buscad primeramente edificar el reino de Dios, y establecer su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Una invitación especial del presidente Nelson

Foto: Church News

Para culminar su discurso, el profeta extendió una invitación:

“Invito a todo compañero conyugal a analizar estas sugerencias y después fijar metas concretas para nutrir su propia relación.

Comiencen con un deseo sincero.

Averigüen qué cosas precisan hacer para bendecir su unidad y su propósito espirituales.

Ante todo, ¡no sean egoístas! Cultiven un espíritu de abnegación y generosidad.

Juntos, celebren y honren cada día como si fuese un don preciado del cielo”.

Cuando ustedes, en calidad de esposo y esposa, reconozcan el divino designio de su unión, cuando sientan en lo más profundo que Dios les ha puesto el uno con el otro, su visión aumentará y su entendimiento se elevará.

Fuente: ChurchOfJesusChrist.org

Video relacionado:

También te puede interesar:

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *