Santos de los Últimos días pierden su capilla debido a un incendio en E.E.U.U

El domingo 31 de enero sería un día diferente para los miembros del barrio Altus, en Oklahoma, Estados Unidos. 

Un incendio abrazador envolvería el centro de reuniones de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, un edificio construido en la década de 1970, durante la madrugada.

El obispo John Barron recibió una llamada, poco después de las 7 de la mañana, del departamento de policía diciéndole lo que estaba pasando con la capilla de su barrio.

Créditos: John Barron

También te puede interesar:Élder Holland: “Crean en los milagros. La esperanza nunca se pierde”

“Vi el edificio en llamas y lloré por eso”, expresó el obispo Barron. 

A pesar de la situación, hubo esperanza para los Santos de los Últimos Días del lugar, no estaban solos en aquel momento.

“Me ha impresionado el inmenso apoyo que hemos recibido de la comunidad. Teníamos ocho lugares diferentes que nos ofrecían un espacio para poder congregarnos, cuatro de esos espacios eran de otras iglesias”.

Créditos: John Barron

La generosidad de aquella comunidad no quedó allí, muchos oraron por los miembros, otros le preguntaron al obispo Barron de qué manera podían donar al fondo de construcción de su centro de reuniones.

“Es realmente conmovedor ver cómo la comunidad se ha tomado todo esto de manera personal… y ve a nuestra Iglesia como parte de la comunidad”, compartió el obispo Barron.

No solo fueron las personas de la comunidad los que demostraron su apoyo, los bomberos también se esforzaron por rescatar lo que podían del edificio.

expiación

Los bomberos pudieron sacar del lugar, los cuadros que no se quemaron. El cuadro con la pintura del Salvador en el Getsemaní, que había estado colgada en la oficina del obispo, tenía el marco con quemaduras alrededor, pero la pintura estaba intacta. 

Aquello fue una señal de esperanza.

El obispo compartió que después de reparar el marco, el barrio piensa regalárselo al capellán del departamento de bomberos una vez que el clima esté despejado para que el evento sea realizado al aire libre.

incendio de Oklahoma

Créditos: John Barron

La causa del incendio fue debido a un corto circuito y se inició en el tomacorriente de la pared en el vestíbulo delantero, dijo el obispo Barron, director de obras públicas e ingeniero de la ciudad.

El Barrio Altus dio inicio a sus reuniones dominicales en persona para la mitad de la membresía a fines de septiembre del año pasado, manteniendo también sus servicios de adoración virtual para los miembros que se quedaban en casa. 

A dos semanas del incendio, el obispo Barron junto con sus líderes se encuentran realizando los planes parra la reconstrucción del centro de reuniones. 

El nuevo edificio utilizará también 600 ladrillos rescatados del incendio por los miembros como un recuerdo de lo que pasó. Un nuevo comienzo.

Fuente: Church News

| Inspiración, trending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *