Conferencia General: Se llama a los Santos a luchar contra el COVID-19

El sufrimiento causado por el COVID-19 superó los 1,2 millones de casos el sábado y el número de muertos ascendió a 64.667.

En ese contexto global, millones de miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, dispersos por todo el mundo, se reunieron en sus hogares para escuchar al Profeta dirigir al mundo hacia Jesucristo, con una simple invitación: “Escúchalo.”

Conferencia General

Durante la tercera sesión de la Conferencia General N° 190, el Presidente Russell M. Nelson pidió a la audiencia mundial y a otros creyentes que se unieran a Él para invocar los poderes del cielo con un día de ayuno y oración esta semana, el Viernes Santo, un día sagrado que conduce a la celebración del domingo de Pascua de la resurrección de Cristo.

“En tiempos de profunda angustia, como cuando la enfermedad alcanza proporciones pandémicas, lo más natural que debemos hacer es llamar a nuestro Padre Celestial y a su Hijo, el maestro sanador, para mostrar Su maravilloso poder para bendecir a las personas de la Tierra,” dijo.

Asimismo, el Presidente Nelson invitó a los miembros a hacer un grito de Hosanna durante la sesión de la mañana de ayer con el propósito de “expresar al unísono global nuestra profunda gratitud a Dios el Padre y a su Hijo Amado al alabarlos de esta manera única”.

La ceremonia y el ayuno nos asegurarán que el Señor nos “escuche”, incluso mientras nos enfocamos en celebrar el bicentenario de la Primera Visión.

El contraste de la pandemia y la celebración de la Restauración fue una clara indicación de la fe de los Santos de los Últimos Días, que mientras la vida es difícil, la paz se encuentra en Cristo y Su Evangelio restaurado.

“El propósito de esta y todas las conferencias es ayudarnos a escucharlo”, dijo el Presidente Nelson.

Durante su discurso de la mañana del sábado, el Profeta invitó a todas las personas a comenzar a buscar eternamente escuchar a Cristo. Por otro lado, en la sesión de la noche del sábado, presentó el nuevo símbolo de la Iglesia.

También te puede interesar¿Por qué el presidente Nelson anunció un nuevo símbolo de la Iglesia durante la Conferencia General?

El símbolo consiste en una imagen de la estatua de mármol de Bertel Thorvaldsen, Christus, de pie en un arco sobre una piedra angular que lleva el nombre de la Iglesia, con la palabra “Jesucristo” más grande que el resto.

“Este símbolo ahora se utilizará como un identificador visual para la literatura oficial, las noticias y los eventos de la Iglesia. Recordará a todos que esta es la Iglesia del Salvador y que todo lo que hacemos, como miembros de Su Iglesia, se centra en Jesucristo y Su Evangelio”, dijo el Presidente Nelson.

Los 20 discurso de las sesiones del sábado se centraron directamente en Cristo, la Primera Visión y la Restauración del Evangelio, y el sacerdocio.

La pandemia fue omnipresente debido a la naturaleza inusual de la transmisión desde un auditorio vacío que casi ninguno de los 16,5 millones de miembros de la Iglesia había visto antes, y el uso de grabaciones del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo.

Impacto del coronavirus

templos únicos y singulares

El Presidente Nelson reconoció de inmediato el impacto de la pandemia del coronavirus en la Iglesia.

168 templos están cerrados, el programa misional se ha interrumpido y algunas de las congregaciones de la Iglesia no han podido reunirse durante 10 semanas.

“Poco sabía yo cuando prometí en la Conferencia General de octubre de 2019 que esta Conferencia de abril sería memorable e inolvidable, que hablar con una congregación de menos de 10 personas haría que esta Conferencia fuera tan memorable e inolvidable para mí”, dijo.

El Presidente Nelson les dijo a los miembros que la vida está llena de pruebas más allá de la pandemia y les instó a recordar que Cristo declaró en las Escrituras de los Santos de los Últimos Días que “si estáis preparados, no debéis temer”.

“Por supuesto, podemos almacenar nuestras propias reservas de alimentos, agua y ahorro, pero es igual de importante nuestra necesidad de llenar nuestros almacenes espirituales y personales con fe, verdad y testimonio”, dijo.

Fuente: Deseret News

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *