La época navideña es bastante estresante, pero pueden ser especialmente difícil si estás en busca de trabajo. Esta época del año está llena de decoraciones, dar regalos, viajes, y asistir a fiestas, lo que puede poner una presión adicional sobre las familias que se encuentran agobiadas financieramente. Puede ser abrumador buscar trabajo cuando todo el mundo está tan ocupado. Aquí te damos algunas sugerencias de cómo puedes pasar las fiestas.

Continúa tu búsqueda de empleo

La búsqueda de empleo durante la época de fiestas puede parecer desalentador, pero en realidad es un buen momento para hacerlo ya que muchas empresas contratan en enero, lo que significa que a menudo se puede comenzar a llenar solicitudes en noviembre y diciembre. Sigue construyendo tu red de contactos y llámalos para que te enteres de posibles oportunidades de trabajo.

 

Las fiestas están llenas de eventos sociales, que son perfectos para crear tu red de contactos. Cada vez que asistas a la capilla, reuniones familiares y actividades de la comunidad, habla con la gente acerca de tu previa experiencia laboral y no tengas miedo de mencionar que estás buscando trabajo. Es posible que te sientas avergonzado de compartir que estás sin trabajo, pero recuerda que los amigos y miembros de la familia se preocupan por ti y generalmente están dispuestos a ayudar. Describe el tipo de trabajo que quiere hacer, y mantén una actitud positiva acerca de tus esfuerzos para encontrar un trabajo. El apoyo de los demás no sólo te ayudará en los momentos de desaliento, sino que también podría guiarte a potenciales oportunidades de trabajo. También puedes considerar enviar una tarjeta de Navidad o un correo electrónico a tu red de contactos profesionales o empleadores potenciales. Esto te hará que te tengan presente.

 

Mantente positivo

Los desafíos financieros y las dificultades del desempleo pueden llevarnos a otros desafíos durante las fiestas, pero toma tiempo para estar agradecido a pesar de tus circunstancias. Recuerda que el motivo de la temporada es el don de un Salvador que trae la paz y el consuelo en nuestros momentos de necesidad. Reflexiona sobre cómo el Señor te ha bendecido. Pasa tiempo con la gente que amas. Recuerda al Salvador y servir a los demás. Estas actividades no requieren dinero y te ayudarán a mantener una actitud positiva, que también puede ayudarte a dar una buena impresión a los demás.

 

Encontrar maneras de servir en tu barrio o comunidad puede convertir tus fiestas en un momento de alegría. Busca oportunidades de voluntariado. Estas oportunidades no sólo te ayudarán a cambiar tu enfoque a los demás sino que también te llevará a conocer nuevas personas que podrían ayudarte también.

 

El presidente David O. McKay dijo: “La verdadera felicidad se obtiene solamente al hacer felices a otras personas, o sea, en la aplicación práctica de la doctrina del Salvador de perder la vida para hallarla. En resumen, el espíritu de la Navidad es el espíritu de Cristo que ilumina nuestro corazón con amor fraternal y amistad, y que nos inspira a rendir actos bondadosos de servicio”. (Gospel Ideas [1953], 551).

Incluye a tu Familia

El desempleo afecta a tu familia, tal vez más durante las fiestas. Encuentra maneras para que toda tu familia esté involucrada en eventos festivos sin dejar de lado tu búsqueda de empleo. Reúnete con tu familia para discutir cómo la búsqueda de trabajo les está afectando, incluyendo tus planes para las fiestas y el presupuesto. Por encima de todo, asegúrate de establecer expectativas con tus hijos y tu familia. Sé honesto sobre lo que va a ser diferente este año y cómo pueden adaptarse. A lo largo de tu búsqueda de empleo, enfatiza el tiempo en familia. Ayuda a tu familia a permanecer junta y a acercarse durante esta experiencia.

Ajusta tu presupuesto

Puede ser tentador celebrar las fiestas al igual que en el pasado y tener la esperanza de que las cosas se mejores solas. Sin embargo, hacer caso omiso de tus finanzas en el presente sólo causará un mayor estrés en el futuro; haz un plan y mantén un presupuesto. Decide lo que puedes gastar en comida, viajes, y regalos sin endeudarte. Sé creativo con los regalos. Considera la posibilidad de buscar en las redes sociales artículos hechos a mano que podrías hacer o maneras de vivir frugalmente durante las fiestas.

 

También podrías considerar trabajos de temporada para algunos ingresos. Aunque tu objetivo principal es encontrar empleo a tiempo completo otra vez, muchas empresas contratan a manos extras durante las fiestas. Las tiendas están más ocupadas y abren hasta más tarde, las empresas podrían estar contratando para la presentación de informes de fin de año, los trabajos de ventas están tratando de cumplir con las cuotas de fin de año, y los organizadores de eventos necesitan personal. Sé creativo, y ve si hay algunas necesidades a corto plazo que tu puedes hacer para ganar un poco de dinero extra.

 

Como cada temporada de fiestas, seguramente esta tendrá altibajos. Permítete lamentar la pérdida de tu trabajo y los planes normales durante las fiestas, pero también permítete sentir la alegría a medida de que pasas tiempo con tus amigos y familiares. Cuando te enfocas en el Salvador, será más fácil para ti hacer recuerdos maravillosos de este año y mirar hacia adelante con esperanza.

Artículo escrito originalmente en ingles en LDSLiving.com y traducido al español por mormonsud.org