Creo en los milagros porque Dios puede hacer lo “imposible”, posible

Hace muchos años, tuve un sueño milagroso que me mostró el poder de Dios.

En el sueño, otras personas y yo estábamos en un barco enorme. De pronto, personas malvadas a bordo comenzaron a perseguirnos e intentar acabar con nuestras vidas debido a nuestras creencias. Nos buscaron en cada rincón del barco.

Pero, nosotros nos escondimos juntos debajo de la cubierta, con la luz apagada mientras orábamos para pedir protección.

Entonces, escuchamos a un hombre abrir la puerta y comenzó a bajar las escaleras en dirección a nosotros con una linterna.

iglesia equivocada

También te puede interesar Élder Holland: Su espíritu está en tu corazón y Sus ángeles te acompañan para sostenerte

Oré fervientemente para que no nos viera y me quedé muy quieta mientras mi corazón latía a mil por hora. El hombre se paró justo encima de mí y apuntó la luz de su linterna en mi rostro.

Afortunadamente, ¡no me vio!

Increíblemente, decidió que no había nadie ahí y volvió a subir las escaleras. A mi mente vinieron las palabras “¡DIOS PUEDE HACERLO TODO!”

Me desperté con asombro y sin aliento…

La verdad es que, con frecuencia, Dios envía milagros a la vida de Sus fieles, “según su fe”.

Cuanto más fuerte sea nuestra fe y nuestras creencias, más milagros podremos reconocer en nuestra vida diaria.

Algunos milagros son grandes y otros pequeños. Pero, todos muestran el poder de Dios para nuestro bien.

Algunas personas compartieron conmigo los milagros que han sucedido en su vida. Compartiré algunos de ellos para que vean lo que el Señor puede hacer.

Un hijo fallecido rescata a su padre de la muerte

Kaylene Skanchy me contó una experiencia milagrosa que tuvo su esposo.

Su hijo Eric falleció en 2015 y fue extremadamente difícil para ellos. Kaylene escribe sobre cómo se le permitió a su hijo fallecido salvar la vida de su esposo:

“Una mañana, mi esposo tomó por error una pastilla para dormir junto con otros medicamentos antes de ir al trabajo.

“No había llegado muy lejos cuando la pastilla para dormir comenzó a hacer efecto y empezó a quedarse dormido mientras conducía. Él escuchó una voz en su cabeza que le decía que se detuviera.

placebo

“Mi esposo no recuerda muy bien lo que sucedió, pero las llantas de su auto estaban destrozadas por arrastrarse por la acera. Literalmente, estaba a centímetros de caer en las profundidades del Canal de Hood.

“Pero, gracias al cielo, su automóvil se estrelló contra una puerta de metal, se desvió por un descampado y se detuvo.

Dios

“Cuando encontraron a mi esposo, estaba inconsciente y no podía recordar nada sobre cómo llegó allí. Después del informe policial y de que lo revisaran en el hospital, pudo regresar a casa.

“A la mañana siguiente, cuando despertó impresionado por lo sucedido, escuchó la voz de nuestro hijo en su cabeza que le decía: ‘Papá, estuve contigo’.

“De inmediato supo quién había tomado el control del volante y condujo el automóvil por ese camino de tierra para mantenerlo a salvo”. 

A veces, el Señor envía ángeles para ayudarnos como en el siguiente relato.

Un milagro en Hawái

La siguiente historia es de una mujer que vive en Hawái. Ella escribe:

“Ahora tengo casi 81 años. Hace cuatro años, caminaba desde mi leñera hacia un pozo para hacer fuego cuando me caí ¡muy fuerte! 

“Caí de frente, me disloqué el hombro y me rompí el codo en la caída. No podía usar mis brazos para levantarme.

“Mi vecino del lado oeste estaba en su jardín cortando el césped. Pero, no me escuchó porque era sordo y no se había puesto sus audífonos. En el lado este, mi vecino acababa de salir de la isla para ir a la ciudad. Nadie estaba disponible para escuchar mis gritos de ayuda.

“Sangrando, asustada y posiblemente en estado de shock, hice lo único que se me ocurrió… oré, dije: ‘Padre, si me vas a llevar, por favor llévame rápido porque esto me duele mucho. Si no es así, ¡ayúdame!’

“Después, me di cuenta de que estaba a 30 metros de distancia de un teléfono.  

“Es imposible que hubiera podido levantarme y caminar hasta el teléfono yo sola. Creo firmemente que los ángeles me recogieron y me acompañaron hasta donde podía pedir ayuda”. 

Moroni hace y responde una pregunta fundamental:

“¿Han cesado los milagros, mis queridos hermanos? He aquí, os digo que no; ni han cesado los ángeles de ministrar a los hijos de los hombres”.  (Moroni 7:29)

ángeles

Con frecuencia, Dios obra a través de sus ángeles. Pero, existen infinitas formas en que los milagros se pueden expresar en nuestras vidas. Si el Señor ayudó a esas personas, también te ayudará a ti. ¡Él no hace acepción de personas!

Más milagros están por venir

El élder Neil L. Andersen enseñó verdades importantes cuando dijo:

“Atesoren sus recuerdos sagrados. Créanlos. Escríbanlos. Compártanlos con sus familiares. Confíen en que les han sido dados por su Padre Celestial y por Su Hijo Amado. Permitan que les den paciencia en sus dudas y entendimiento en sus dificultades.

“Les prometo que, a medida que reconozcan de buena gana y atesoren cuidadosamente los acontecimientos espiritualmente decisivos de su vida, recibirán más y más”.

ser uno

¿No anhelamos todos más ayuda y experiencia espiritual?

Para mí, mi sueño fue una metáfora de cómo Dios puede hacer las cosas “imposibles”, posibles, de maneras inimaginables para nuestro bien.

No importa cuáles sean las circunstancias, ¡no hay NADA que Él no pueda hacer!

Este es un día para que los milagros sucedan y resulta que ¡Él es el Dios de milagros!

¿Qué milagros el Señor ha reservado para ti? ¡Aférrate a tu fe y lo descubrirás!

Fuente: Meridian Magazine

| Inspiración, Titulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *