Élder Bednar: Con un esfuerzo pequeño y constante, puedes lograr cosas extraordinarias

Bednar Templo de Roma

Creo que todos podemos estar de acuerdo en que los átomos son muy pequeños. Sin embargo, ilustran el poder de hacer un cambio muy pequeño.

El cloro es un gas venenoso mortal. No obstante, si agregas un átomo de sodio y se convierte en sal de mesa, un nutriente vital.

La ciencia está llena de ejemplos de átomos minúsculos que marcan la diferencia.

Así también sucede en nuestras vidas. A veces, hacer una cosa muy pequeña puede tener un gran impacto.

Los átomos son muy pequeños. Sin embargo, ilustran el poder de hacer pequeños cambios. Imagen: Fundación Aquae

También te puede interesarÉlder Holland: No tomen una decisión eternamente significativa con prisa

Una amiga mía, Nan Slaughter, de la estaca Sammamish Valley, Washington, me dijo que sus alumnos de último año de Seminario se reúnen una noche a la semana y les encanta. Incluso, invitan a sus amigos.

“El año pasado, sus alumnos de último año, tuvieron 3 bautismos. Este nuevo grupo de último año, tiene 12 miembros y 6 no miembros que vienen semanalmente. 

La semana pasada tuvimos 20 jóvenes en la clase y uno de ellos pidió una bendición y aprender más”. 

Ella hace postres exquisitos para que sus alumnos los disfruten. Eso hace que el grupo crezca cada vez más. Cuando la elogié por esto, dijo:

“¡Hay magia aquí y no tengo nada que ver con eso, solo horneo y comparto mis postres!” 

Es un acto pequeño, pero marca una diferencia gigantesca para los jóvenes.

Un pequeño acto puede cambiarlo todo. Imagen: Hogarmanía

Durante años asistí a clases de Instituto y nuestro maestro, ahora el élder Paul H. Watkins, de los Setenta, nos preguntaba después de cada Conferencia General si habíamos notado algún tema que se destacara.

Incluso después de que las clases de Instituto para adultos ya no se impartieran, buscaba hilos en común en las charlas. Este último octubre noté pequeñas cosas.

El élder Dieter F. Uchtdorf habló de las personas que se pierden y de cómo “los pequeños actos pueden llevarnos de regreso [al camino del convenio]”.

El élder Gary E. Stevenson dijo que las pequeñas cosas dan lugar a grandes cosas y contó cuatro historias para ilustrar.

El élder Christoffel Golden, Jr., de los Setenta, citó Alma 37: 6-7 (“… por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas”) y habló del gozo que podemos experimentar con cada pequeño paso que damos.

progreso

De pequeñas cosas vienen las grandes cosas. Foto: Canva

El élder Michael A. Dunn, de los Setenta, habló sobre un equipo de bicicletas británico que tuvo un gran éxito, con solo abordar una cosa y mejorar 1% cada día.

Si hacemos esto, dijo que al final de un año serías un 37% mejor. “Las micromejoras funcionan”, expresó.

Los discursantes de la Conferencia General son inspirados y se preparan durante meses para darnos mensajes sobre los que han recibido revelación personal.

Quizás, Dios desea que nos demos cuenta de que nuestras tareas y metas no tienen por qué ser enormes e intimidantes. Cuando dividimos las tareas en pequeños incrementos, podemos lograr cosas asombrosas.

Piensa en tus desafíos en las áreas de superación personal y armonía familiar. Piensa en el progreso espiritual que te gustaría tener, la lectura de las Escrituras y la asistencia al templo que te gustaría mejorar.

Incluso, puedes tener un pecado en particular con el que estés luchando. Un pequeño esfuerzo podría ser el punto de inflexión.

estudios o matrimonio

Piensa en los cambios que deseas hacer y toma la decisión de comenzar a hacerlo con cosas pequeñas y sencillas. Foto: Shutterstock

¿Eres tú una de los millones de personas en todo el mundo a las que les gustaría llevar una dieta más saludable? ¿Por qué no tomas una pequeña decisión hoy? Demasiadas personas fracasan porque intentan realizar cambios casi imposibles.

¿Qué pasaría si comenzaras con algo pequeño, comer en un platillo en lugar de en un plato hondo? Dejar el tenedor entre bocado y bocado. Beber más agua.

No tiene por qué ser un milagro de la noche a la mañana. Solo tienes que dar un pequeño paso a la vez, en la dirección correcta.

¿Te preocupa la sociedad, la política, la creciente hostilidad? Escribe una carta a tu representante.

Asiste a una sola reunión del consejo de la ciudad, una reunión de la PTA de la escuela, un mitin o una reunión de base en la casa de un amigo. Tal vez seas tú quien lo organice. Tu única voz podría marcar la diferencia.

hombre

Empieza a actuar ahora. Foto: Unsplash

En menos de un mes escucharemos que es hora de establecer resoluciones de Año Nuevo. ¿Qué pasa si nos adelantamos y empezamos ahora?

Para enero, habremos adquirido cierto impulso y habremos dado pasos sorprendentes.

Esto no es algo que deba ser dictado por el calendario. Podemos optar por mejorar en cualquier momento.

Sobre todo, involucra a tu Salvador. Él desea ayudarnos con todos los deseos justos y puede darnos aliento e inspiración. Incluso, abrir nuestras mentes a ideas que no hemos considerado. Ora por tus planes y aprovecha Su fortaleza.

élder Bednar en G20

Élder David A. Bednar. Imagen: Church News

El élder David A. Bednar dijo una vez:

“Las personas comunes que realicen fiel, diligente y constantemente las cosas sencillas que son correctas ante Dios cosecharán resultados extraordinarios”.

¡Nunca olvidemos que un pequeño pasaje de las Escrituras (Santiago 1: 5), leído por un granjero de 14 años, condujo a la restauración de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días!

Las pequeñas cosas realmente pueden producir grandes cosas. ¡Ponlo a prueba!

Fuente: Meridian Magazine

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *