Élder Soares: Salgan en citas con un propósito, busquen a alguien para construir una vida juntos

El domingo 21 de marzo, el élder Ulisses Soares junto a su esposa participaron en un devocional para los jóvenes adultos en portugués.

En el devocional se respondieron diversas preguntas, entre ellas sobre las citas y el matrimonio.

El matrimonio es parte del plan de Dios y debemos procurarlo

También te puede interesar: Pdte. Ballard: Amar de verdad significa crecer juntos a través de las dificultades

El élder Soares se mostró contento al recibir muchas preguntas con respecto a las citas y el matrimonio. Reconoció que son comunes entre los jóvenes adultos solteros.

Al mismo tiempo, dijo que sabe que muchos jóvenes ven el matrimonio como “algo muy lejano, secundario, ya que primero quieren alcanzar la autosuficiencia, divertirse, viajar, aprovechar la vida, estudiar”. Estuvo de acuerdo en ello, pero hizo un recordatorio:

“No podemos olvidar que el matrimonio es parte del plan de Dios y que todos debemos buscar.

No sé si todos nos casaremos en esta vida. Sin embargo, si nos mantenemos fieles de una forma o de otra, Dios va a proporcionar una manera para que podamos disfrutar de todas Sus bendiciones.

Esas promesas se registran en Mosíah 2: 41. Si somos fieles e independientes, seamos casados o solteros, seremos merecedores de todas las bendiciones.

No obstante, el plan de Dios incluye el matrimonio”.

“No salgan en citas sin un propósito”

El élder Soares hablo con respecto al propósito que debe tener cada una de las cosas que hagamos en esta vida, incluso cuando salimos en citas.

“Las citas deben tener un propósito. Las personas no salen en citas solo por salir en citas, solo para divertirse. Las personas buscan a alguien que combine las cosas importantes en su vida para construir una vida juntos. Salir en citas sin un propósito no tiene propósito”.

Salir en citas debe tener un propósito y, en esa búsqueda, vamos a querer encontrar algo especial, algo que deseamos. Sin embargo, no debemos olvidar que nosotros también debemos tener ese “algo especial”, dijo el apóstol.

“Algunos jóvenes hacen una lista de todas las cosas que quisieran que tuviera su futura pareja. No obstante, quizás, la pregunta deba ser, ¿tengo todas esas características?

Primero debemos tener esas características, antes de buscar a alguien con esas características”.

Apreciar nuestras diferencias

El élder Soares hizo hincapié en la belleza de las creaciones del Padre Celestial. Reconoció lo maravilloso que es que cada uno de nosotros sea distinto.

“Mi esposa y yo somos muy diferentes en muchos aspectos. No obstante, aprendimos a apreciar nuestras diferencias desde la época en que comenzamos a salir en citas.

Ella es tan importante para mí que busco agradarle en las cosas que yo sé que son importantes para ella y ella busca agradarme en las cosas que son importantes para mí, que muchas veces no son importantes para ella, pero lo son para mí”.

¿Cómo busco a la persona con la que debo casarme? ¿Cómo tomo esa decisión?

El apóstol invitó al hermano Joaquín Moreira, director regional de seminario e instituto de Portugal, y su esposa Isabel, a responder esas preguntas.

“Yo busqué en la hermana Moreira aquello que me faltaba, aquello que me llenaba, aquello que me completaba.

En mi búsqueda, intentaba encontrar a alguien que me hiciera mejor cada día. Buscaba a alguien que me apoyara.

Así que cuando comenzamos a salir en citas, le extendí un desafío a Isabel: ‘Por favor, ayúdame a ser el hombre que tú esperas que yo sea’. Y, hasta ahora ha funcionado muy bien”, dijo el hermano Moreira.

Por su parte, la hermana Moreira compartió que en un principio no quería casarse y que veía al hermano Moreira solo como un amigo. Sin embargo, al pasar el tiempo y ver cómo su ahora esposo ponía a Dios siempre en primer lugar y cómo la trataba, comenzó a enamorarse.

Él se preocupaba por su progreso espiritual. Posteriormente, se casaron y ahora tienen 32 años de matrimonio.

Si esa persona pone a Dios en primer lugar, te pondrá en primer lugar

La hermana Rossana Soares compartió su punto de vista sobre cómo saber que la persona con la que sales en citas es con quién debes casarte.

“Cuando era joven no tenía una lista [de las características que deseaba que tuviera mi futuro esposo]. No obstante, había algunas cosas esenciales para mí. Por ejemplo, que colocara a Dios en primer lugar.

Yo sabía que, si el joven con el que saliera colocaba a Dios en primer lugar, me colocaría en primer lugar a mí.

Esa fue una característica que vi en él [élder Soares]. Él tenía el deseo de servir a Dios. Dios era importante para él y estaba en primer lugar para él”.  

Asimismo, la hermana Soares invitó a las jóvenes a hacerse la siguiente pregunta cuando les propusieran matrimonio:

“[Como aconsejó el presidente Nelson] primero pregúntale, ‘¿amas más a Dios o a mí?’ Si te dice que te ama más a ti, no te cases con él. Pero, si ama más a Dios, eso significa que él va a guardar los mandamientos, que va a honrar el sacerdocio, que te va a honrar. Esa fue una característica primordial que tenía el élder Soares”.

¿Cómo podemos mejorar nuestras relaciones?

Para concluir, el élder Soares compartió un consejo para mejorar nuestras relaciones:

“No debemos olvidar seguir las enseñanzas de los profetas de nuestros días.

[El presidente Kimball y Benson] tuvieron una gran influencia en nuestra vida. Sus enseñanzas sobre matrimonio, familia, fe, devoción, dedicación, tuvieron un gran impacto en nuestra familia.

Cuando llegábamos a casa, teníamos el deseo de aplicar sus enseñanzas.

Entonces, las enseñanzas de los profetas de hoy, como las del presidente Nelson, son importantes para estructurar nuestras vidas de la manera correcta”.   

Agregó:

“Mis queridos amigos, en días tan turbulentos como los que estamos viviendo.

En una era en la que existen tantas filosofías seculares, contemporáneas, que nos presionan a hacer cosas contrarias a los principios del evangelio… seguir las palabras de los profetas en nuestra vida, nos bendice con que las puertas del infierno no prevalecerán contra nosotros.

Los poderes de las tinieblas no tendrán influencia en nuestra vida y Dios hará sacudir los cielos para nuestro bien y Su gloria… Si escuchamos a Sus profetas”.

Mira aquí el devocional completo.

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *