Élder Soares: Perdonar no significa fingir que nada sucedió, es aceptar que Él ayuda a superar las ofensas

élder soares

El domingo 29 de enero, el élder Ulisses Soares, del Cuórum de los Doce Apóstoles, participó en un devocional para los alumnos de BYU-Hawái junto a su esposa, la hermana Rosana Soares.

En el devocional de preguntas y respuestas, habló sobre cinco temas. ¡Veamos un extracto de su mensaje!

1. Defender la verdad con compasión

El élder Ulisses Soares junto a los asistentes al devocional en BYU-Hawái, domingo 29 de enero. Créditos: Camille Jovenes, BYU–Hawái

El apóstol enseñó que los discípulos de Cristo no deben tener miedo de vivir lo que saben que es verdad:

“El apóstol Pablo nos enseñó que podemos ser ejemplo de los creyentes ‘en palabra, en conducta, en amor, en espíritu, en fe y en pureza’ (1 Timoteo 4:12).

Al hacerlo, permitiremos que nuestra luz brille delante de los hombres, ‘para que vean nuestras buenas obras y glorifiquen a nuestro Padre que está en los cielos’ (Mateo 5:16), como enseñó Jesucristo en el Sermón del Monte”.

2. La debilidad y la tentación

Hermana Rosana Soares. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

La hermana Soares abordó este tema y comenzó explicando la diferencia entre el pecado y la debilidad.

El pecado es tener conocimiento de las leyes de Dios y quebrantarlas. Por otro lado, la debilidad es la “limitación de la sabiduría, el poder y la santidad que proviene del ser humano”, afirmó.

“La fe en Jesucristo nos ayudará a resistir la tentación, pero también debemos arrepentirnos y guardar los mandamientos para poder tener la compañía y la guía del Espíritu Santo”, expresó.

El élder Soares junto a su esposa en el devocional realizado en BYU-Hawái, domingo 29 de enero. Créditos: Camille Jovenes, BYU–Hawái

Agregó:

“Hay lugares a los que nunca podemos ir. Hay sitios web que nunca podemos visitar. Hay pensamientos que nunca podemos tener. Hay prácticas impuras de las que nunca podremos ser parte. Esas cosas no son dignas de lo que somos”.

Todos los días “tenemos una batalla individual que ganar”. Orar y leer la palabra de Dios todos los días actúan como “armas contra el adversario”.

La expiación de Jesucristo puede limpiar el pecado y ayudarnos a superar la debilidad.

libro de mormón biblia Reina-Valera

Todos los días “tenemos una batalla individual que ganar”. Orar y leer la palabra de Dios todos los días actúan como “armas contra el adversario”. Imagen: Shutterstock

“No tenemos que pelear solos”, dijo la hermana Soares y compartió Doctrina y Convenios 62:1:

“He aquí, escuchad, oh élderes de mi iglesia, dice el Señor, vuestro Dios, sí, Jesucristo, vuestro intercesor, que conoce las flaquezas del hombre y sabe cómo socorrer a los que son tentados”.

3. El arrepentimiento y el amor de Dios

“Somos perdonados cuando nos humillamos ante Dios, consultamos con los líderes apropiados de la Iglesia según sea necesario, nos arrepentimos y abandonamos nuestros pecados”. Imagen: Canva

El élder Soares aseguró a los oyentes que Dios ama a todos Sus hijos, incluso a los que están sumidos en el pecado.

“Somos perdonados cuando nos humillamos ante Dios, consultamos con los líderes apropiados de la Iglesia según sea necesario, nos arrepentimos y abandonamos nuestros pecados. Dar estos pasos nos acerca al Salvador, quien finalmente puede liberarnos de la culpa, el dolor y la esclavitud espiritual y física”.

A aquellos que se preguntan por qué todavía se sienten culpables incluso después de haberse arrepentido, el élder Soares los animó a hablar con su Padre Celestial al respecto.

El élder Soares junto a su esposa en el devocional realizado en BYU-Hawái, domingo 29 de enero. Créditos: Camille Jovenes, BYU–Hawái

El élder Soares dijo que tiene recuerdos de algunos de sus errores del pasado. Al orar al respecto, el Señor le aseguró que fue perdonado y que los recuerdos actúan como una advertencia para no volver a caer en esos errores.

“Los veo en mi vida como una demostración del amor de Dios por mí, ya que constantemente me advierte que evite tomar ese camino nuevamente”.

4. Ofrecer perdón

“Con Su ayuda, podemos encontrar la fuerza para perdonar a los demás”. Imagen: Canva

Aunque puede ser difícil, perdonar a los demás brinda grandes bendiciones espirituales.

“Quizás la más importante de estas bendiciones es que, al perdonar a los demás, también podemos ser perdonados de nuestros propios pecados”, dijo el élder Soares.

El valor de perdonar llega a aquellos que ponen su fe y confianza en el Señor.

“Con Su ayuda, podemos encontrar la fuerza para perdonar a los demás, ya sea que [esa persona] haya cometido un pecado grave o una ofensa sin intención.

Ofrecer perdón no significa pretender que la ofensa nunca ocurrió, permitir que continúe el comportamiento hiriente o que el ofensor no rinda cuentas.

Significa que el Salvador puede ayudarte a soltar”.

“Expresar gratitud invita al Espíritu más plenamente a nuestra vida, lo que puede ablandar y cambiar nuestro corazón”. Foto: La Iglesia de Jesucristo

Luego, el apóstol compartió cuatro sugerencias que pueden ayudar en el proceso, ¡veamos!

Primero, oren por humildad:

“De acuerdo con nuestra humildad y fe, el Señor nos ayudará a ser más como Él y a perdonar verdaderamente como Él lo hizo”.

En segundo lugar, expresa gratitud:

“Expresar gratitud invita al Espíritu más plenamente a nuestra vida, lo que puede ablandar y cambiar nuestro corazón”.

Tercero, sé paciente:

“Perdonar cuando tienes mucho dolor puede llevar tiempo”, dijo.

miembros de la Iglesia de Jesucristo en

“En verdad, cuando abrimos nuestro corazón para perdonar a otros, seremos bendecidos con paz. Los invito a abrazar el poder sanador del perdón”. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Cuarto, dejar atrás el pasado:

“Enfoca tu energía en el hoy. Por hoy, tienes el poder de elegir perdonar”.

El Salvador dijo:

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

El Señor puede aligerar las cargas, testificó el élder Soares.

“En verdad, cuando abrimos nuestro corazón para perdonar a otros, seremos bendecidos con paz. Los invito a abrazar el poder sanador del perdón”.

5. Aumentar la fe en Jesucristo

oración

“Cuando verdaderamente tenemos fe en Jesucristo, nos arrodillamos para implorar la guía de nuestro Padre Celestial y, luego, nos levantamos y actuamos con confianza para lograr cosas según Su voluntad”. Imagen: Canva

El apóstol expresó:

“Desarrollar fe en Jesucristo es un regalo del cielo que viene cuando lo buscamos, elegimos creer y nos aferramos a Él. Es el mayor poder disponible para los hijos de Dios en esta vida. 

Es la fuente de vivir con un propósito divino y una perspectiva eterna. Es un principio práctico que inspira diligencia.

Es una fuerza vital, viva, que se manifiesta en nuestra actitud positiva y deseo de hacer de buena gana todo lo que Dios y Jesucristo nos piden.

Cuando verdaderamente tenemos fe en Jesucristo, nos arrodillamos para implorar la guía de nuestro Padre Celestial y, luego, nos levantamos y actuamos con confianza para lograr cosas según Su voluntad”.

El élder Soares junto a su esposa en el devocional realizado en BYU-Hawái, domingo 29 de enero. Créditos: Camille Jovenes, BYU–Hawái

Elegir creer y desarrollar la fe en Jesucristo, independientemente de las decepciones y las incertidumbres de la vida, aumenta el acceso al poder divino, dijo el élder Soares.

“Recuerden que todo es posible para aquellos que creen”, agregó.

El apóstol concluyó el devocional con una promesa:

“Les aseguro que nuestra confianza y fe en nuestro Salvador Jesucristo nos fortalecerá para seguir adelante a pesar de nuestros desafíos, debilidades y sufrimiento”.

Fuente: Church News

Video:

También te puede interesar:

| Inspiración
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
¿Mostrar tu cuerpo te descalifica como cristiana?
Sé parte de la instrucción de liderazgo del templo y la historia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *