El élder Uchtdorf y la importancia de aprender inglés para alcanzar tus sueños

El élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, al igual que muchos de los que están leyendo este artículo, tuvo dificultades para aprender inglés.

Incluso sentía que su boca no estaba diseñada para dicho idioma. Sin embargo, más tarde, al perseguir su sueño de convertirse en piloto, se dio cuenta de que el inglés era un requisito indispensable.

elder uchdorf

Cortesía del élder Dieter F. Uchtdorf

El apóstol nos cuenta más sobre esta experiencia, en un artículo que escribió para la página de la Iglesia.

El élder Uchtdorf relata que después de la Segunda Guerra Mundial, su familia huyó de Checoslovaquia. Así que, se fueron a vivir a Alemania Oriental, un territorio ocupado por rusos, donde aprendió ruso y su familia se unió a la Iglesia.

Dieter F. Uchtdorf se unió a la fuerza aérea en Alemania en 1959 y entrenó con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Texas y Arizona. Cortesía del élder Dieter F. Uchtdorf

Posteriormente, debido a conflictos con la orientación política de su padre, tuvieron que mudarse a Alemania Oriental, territorio ocupado por estadounidenses donde se hablaba inglés. Por lo tanto, tuvo que aprender dicho idioma.

El siguiente es un extracto del artículo del élder Uchtdorf:

“Cuando cumplí 11 años, tuvimos que dejar Alemania Oriental de la noche a la mañana debido a la orientación política de mi padre.

El gobierno comunista lo percibía como un disidente y su vida corría peligro.

Volvimos a ser refugiados y perdimos todo por segunda vez.

Entonces, comencé a ir a la escuela en Alemania Occidental… Estábamos en la parte de Alemania ocupada por los estadounidenses y en la escuela tenía que aprender inglés.

Sin embargo, por alguna razón, no podía con ese idioma.

Aprender ruso era difícil, pero el inglés era imposible. Incluso, llegué a pensar que mi boca no estaba diseñada para hablar inglés.

El élder Uchtdorf de niño.

Esos años en la escuela fueron muy difíciles a pesar de recibir ayuda y ánimos de mis maestros de inglés, que eran amables y comprensivos.

Pero, simplemente, no podía hacerlo. ¡No era lo mío!

En ese tiempo, mi sueño en la vida era convertirme en piloto.

Casi a diario iba en bicicleta al aeropuerto. Podía imaginarme en la cabina de un avión comercial o incluso en un avión de combate militar. ¡Eso definitivamente era lo mío!

Eventualmente me enteré que, para convertirme en piloto, necesitaba hablar inglés. De repente, la condición de resistencia de mi boca a dicho idioma cambió y pude aprender inglés. ¿Por qué? ¡Por una fuerte motivación!

El élder Uchtdorf mirando aviones de niño.

Esa motivación perduró a lo largo de mi carrera como piloto de combate y como capitán de avión.

Para cuando terminé mi carrera, había volado más de 15,000 horas: seis años como piloto de combate durante la Guerra Fría y 30 años como piloto de una aerolínea que volaba por todo el mundo.

Sentí, y sigo sintiendo, un anhelo de estar en el cielo.

Eric Hoffer, un filósofo estadounidense, dijo: ‘Nuestra apasionada preocupación por el cielo, las estrellas y un Dios en algún lugar del espacio exterior es un impulso de búsqueda. Nos atrae volver al lugar de donde venimos’ (New York Times, 21 de julio de 1969).

Élder Uchtdorf piloteando un avión. Imagen: KSL.com

Me gusta pensar que, desde el punto de vista del cielo, no hay fronteras.

Dios nos ve a cada uno de nosotros como Sus hijos, independientemente de dónde vivamos.

Él es nuestro ‘impulso de búsqueda’.

Nos sentimos atraídos hacia Él porque Él es nuestro Padre y el cielo es nuestro hogar.

Él nos ve no solo como seres mortales en un pequeño planeta que viven durante una breve temporada, Él nos ve como Sus hijos.

Él nos ve como los seres capaces que somos y estamos destinados a ser.

Les ruego que inclinemos nuestros corazones hacia Él y permanezcamos fieles para que algún día podamos regresar a Su presencia celestial”.

Aprender inglés puede cambiar tu vida y abrirte un mundo de mejores oportunidades. No es fácil aprender un nuevo idioma, pero ese esfuerzo traerá resultados inimaginables a tu vida. Sigue el ejemplo del élder Uchtdorf y encuentra una motivación para aprender inglés, y verás cómo todo puede cambiar para mejor. ¡Ánimos!

Fuente: churchofjesuschrist.org

Video relacionado

También te puede interesar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Últimos comentarios

Comparte este artículo

Lo más leido