La final de Futból Playa del mundo se llevó a cabo el pasado 19 de julio, día Domingo.

El capitán del equipo nacional, Naea Bennett, que es mormón, decidió no jugar en la final debido a sus creencias religiosas. Bennet es jugador clave en la selección de Tahití. Los aficionados le pidieron que cambiara de opinión, pero no lo hizo a lo que recibio una gran cantidad de criticas por parte de los hinchas y la presna de su país.

 

Sin emabargo no todos estuvieron en contra de la decición del jugador, uno de sus compañero de equipo, Teva Zaveron declaro en su cuenta de Facebook:

“Este mensaje va dirigido a nuestro pueblo, por favor, dejen de criticar la no participación de Naea en el partido del domingo. Desde el comienzo sabiamos que siempre ha sido así, lo sabíamos. No fue él quien se declaró capitán sino que su equipo lo eligió… respeten su decisión así como lo hacemos nosotros… la clave del éxito deportivo reside tanto dentro como como fuera de la cancha. Su comportamiento [dirigiendose a los fans] daña la vida de un equipo que ha salido adelante gracias a la creencia religiosa de Naea, instaurada en el equipo y que ha convertido a los TIKITOA en un equipo de excelencia que juega limpio”.

La selección de Tahití hizo una muy buena campaña, y llegaron a la final y  a diferencia del campeón y anfitrión, Portugal, Tahití llegó a la final sin perder un solo juego.

Aun con toda la presión mediatica, Bennet se mantuvo firme en su decisión y creencias y no jugo el partido.

Esta no es la primera vez que Bennet no juega un día domingo, ya en otras ocasiones el jugador se ha rehusado participar de algún partido los días Domingos, Por tal motivo su historia y fe han sido muchas veces referentes en publicaciones oficiales de la iglesia.

Él siguió el mismo ejemplo de su padre, Errol. su padre es un converso que se unió a la iglesia cuando jugaba para el equipo nacional de su país. Es considerado el mejor jugador de Tahití de la historia.

Después de su bautismo, anunció que dejaría de jugar al fútbol los domingos, día en que se producían la mayoría de los juegos. En un intento por tratar de seguir jugando, Algunos funcionarios cambiaron algunas fechas de los partidos para los días de semana.

Bennet decidió poner sus creencias y al Señor por encima de su carrera una vez más. Este es un ejemplo moderno de sacrificio. Naea Bennet puede decir, como muchos otros, “Yo soy un pionero.”

Sin duda su fe y ejemplo serán referentes para toda la juventud de la iglesia.
¿De que manera tu haz puesto primero al Señor?