Hace 12 años no tenía hogar, ahora es uno de los primeros becados de logros de BYU

París Thomas es un Santo de los Últimos Días que tiene una historia increíble de conversión, de cómo uno puede cambiar su futuro independientemente de dónde venga, si así lo desea.

Cuando recién se convirtió en miembro de la Iglesia de Jesucristo, tenía mucha hambre de conocimiento y del evangelio.

Paris Thomas y sus hermanos. Imagen: Captura de pantalla del video “When Someone Believes in You – Paris Thomas Overcame Difficulties to Become a BYU Law Student”

Thomas tuvo una infancia muy difícil en Tuskegee, Alabama. Perdió a sus dos hermanos debido a problemas con las pandillas. Sufrió hambre y pasó noches en refugios temporales para personas sin hogar.

Sin embargo, su vida cambió cuando conoció a los misioneros cuando tenía 14 años cuando había dejado la escuela. Thomas pudo sentir la paz que experimentó cuando su mamá le leía historias de la Biblia.

Esos mismos misioneros ayudaron a Thomas a aprobar su examen de desarrollo de educación general, encontrar un trabajo y, eventualmente, mudarse a Utah para continuar su educación.

Paris Thomas en la marina. Imagen: Captura de pantalla del video “When Someone Believes in You – Paris Thomas Overcame Difficulties to Become a BYU Law Student”

También te puede interesarDe adicta a la heroína a erudita: Santo de los Últimos Días comparte cómo su fe fue clave en su recuperación y éxito

Thomas se sentía deseoso de lograr mucho más. Sirvió una misión para la Iglesia de Jesucristo en Inglaterra y, posteriormente, se alistó en la marina.

Ahí, por primera vez, sintió la inspiración de lo que parecía imposible años antes: obtener una licenciatura en derecho en la Universidad Brigham Young.

Thomas estaba decidido a mejorar.

Paris Thomas y su madre, Melinda. Foto: Bradley Slade.

“Cuando veo a un joven involucrado en las pandillas, no veo un matón. Veo a mi hermano Jeremías.

Cuando veo a una persona sin hogar, veo a las personas con las que dormí cada día en los refugios. Me veo a mí.

Nuestra herencia universal como personas está sufriendo y debemos tratar de aliviarla de alguna forma”, dijo Thomas para Y Magazine.

Thomas es uno de las primeras personas en recibir las becas de logros de la Facultad de Derecho de BYU, en honor a los estudiantes que han superado dificultades importantes.

Puedes ver aquí más sobre la historia de conversión de Thomas:

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Emily Abel y fue publicado en LDS Living con el título “12 years ago he was homeless. Now he’s off to BYU law school as one of their inaugural Achievement Fellows”.

| Inspiración, trending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *