Hna. Craig: Si el amor es tu único motivo, no tienes que buscar la perfección

La hermana Michelle D. Craig, primera consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes, compartió un discurso titulado “Ojos para ver” en la Conferencia General de octubre de 2020.

En él, habló sobre escuchar al Espíritu y “ver profundamente” o, en otras palabras, ver a los demás como lo haría el Salvador.

Recientemente, en un podcast, la hermana Craig habló sobre la inspiración que recibió para escribir ese discurso.

Durante el episodio, compartió cómo comenzó a mantener un archivo de escrituras y recopilar fuentes para su discurso, mucho antes de recibir la asignación en junio de 2020.

Michelle D. Craig

También te puede interesar: 5 Consejos para Adultos Solteros: Cómo encontrar un amor que dure

“El Padre Celestial me estaba ayudando y me dio tanta inspiración que no me resultó difícil decidir de qué hablar en [la conferencia] porque Él seguía enviándome impresiones. 

Entonces, cuando tuve la asignación, ya tenía escrito gran parte de mi discurso.

Por supuesto, trabajé en [mi discurso] durante meses después, porque el Padre Celestial se preocupa por cada palabra y solo refina, quita cosas y agrega otras… y a medida que las cosas comenzaron a desarrollarse incluso durante el verano, los eventos en nuestro país y la división, se me quedó grabado en la mente que este era realmente un mensaje importante para nuestro tiempo”.

expresar amor

En el podcast, la hermana Craig elaboró ​​el concepto de “ver profundamente”. Afirmó que así como el templo y el hogar son lugares sagrados, también puede ser un lugar sagrado estar en compañía de otra persona, verla y ser visto.

“Es un ciclo, vernos a nosotros mismos como Dios nos ve, dejar que otros nos vean y luego ver a los demás profundamente. Es algo en lo que creo que todos estamos trabajando todo el tiempo. Nunca termina”.

La hermana Craig agregó que podemos bendecir la vida de otras personas al eliminar las distracciones. Recordó una historia que compartió durante su discurso en la conferencia, cuando el Espíritu la instó a dejar de ver su teléfono mientras esperaba en una fila.

autenticidad

Compartir esta experiencia en el podcast también le recordó una reunión a la que asistió en la que un líder de la Iglesia le dijo que siempre se hiciera la pregunta: “¿A quién puedo bendecir ahora mismo?”

“Realmente he intentado hacer eso, ya sea al estar con mis nietos, con mi esposo, o en cualquier interacción, simplemente pienso, ‘¿Qué puedo hacer ahora mismo que quizás pueda ser una bendición para alguien más?’ Eso me ayuda a ser más consciente y, generalmente, eso no está en mi teléfono”.

Sin embargo, la hermana Craig también reconoció que en ocasiones recibe impresiones para enviar un mensaje de texto a alguien.

Después de compartir una experiencia en la que perdió la oportunidad de servir a alguien que parecía necesitar ayuda, la hermana Craig también expresó su gratitud por las segundas oportunidades para actuar según las impresiones del Espíritu.

“Creo que no podemos preocuparnos demasiado por decir lo correcto, porque si el amor es nuestro único motivo, entonces no tenemos que decirlo perfectamente. 

Estoy muy agradecida por tener un Padre Celestial que es paciente, que me ve profundamente y me da segundas oportunidades. 

A veces, estas experiencias difíciles son justo lo que necesitamos para mejorar.

Nuevamente, debemos ser amables con nosotros mismos y asumir que todos los que nos rodean están haciendo su mejor esfuerzo, que nosotros estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, y algunos días tal vez eso simplemente sea levantarse de la cama”.

Haz clic aquí para escuchar el podcast completo de la hermana Craig.

¿Has tenido la experiencia de bendecir la vida de alguien? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Danielle Christensen y fue publicado en ldsliving.com con el título “Heavenly Father cares about every word: Sister Craig on receiving the inspiration to write her October 2020 general conference talk”.

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *