La hermana Holland recibe el premio de Servicio Público Distinguido de BYU Management Society

esposa del élder Holland

Acompañada de su esposo, el élder Jeffrey R. Holland del Cuórum de los Doce Apóstoles, la hermana Patricia Terry Holland recibió el Premio al Servicio Público Distinguido de la Herencia Dixie de la Sociedad de Gestión Administrativa de la Universidad Brigham Young el viernes, 5 de noviembre.

hermana Holland

La hermana Patricia Terry Holland recibe reconocimiento por su servicio. Crédito: Nick Adams, para el Deseret News

Como escribió una vez el poeta inglés John Donne, “Ningún hombre es una isla”, dijo la hermana Holland después de aceptar el reconocimiento. 

“Y yo diría rápidamente, ‘Ninguna mujer, ni ningún niño’”, agregó. “Todos enfrentamos juntos esta tarea mortal, y no podemos encerrarnos en un capullo o un monasterio, creyendo que alguien más puede ocuparse de los problemas de la vida mientras nos escondemos en un armario en alguna parte…”

“Le debemos a la próxima generación algo como lo que nuestros antepasados y nuestras madres nos dieron, así que les dejamos alguna evidencia de nuestro servicio público, algo que no hicimos por nosotros mismos, sino por ellos”.

Las emotivas palabras del élder Holland a su esposa

élder Holland

El élder Holland ofreció emotivas palabras para su esposa Patricia. Crédito: Nick Adams, para el Deseret News

Si bien el material publicitario del evento destacó algunos de los muchos logros públicos de la hermana Holland, el élder Holland señaló tres cosas personales sobre ella en su presentación.

Primero, “Pat es quizás la persona más sensible y mejor sintonizada con los sentimientos de los demás que he conocido. … Cuando escucha a alguien, escucha con todo su ser”, dijo. En términos religiosos, vive “cerca del Espíritu”.

Segundo, es honesta e innatamente modesta acerca de sus cualidades y logros. “Sus hijos y nietos son las joyas de su corona”.

Y tercero, “Ella ha sido mi fuerza, mi inspiración, mi luz de guía y mi cuidadora ahora en todos los sentidos durante 58 años, cuatro meses y cinco días — pero ¿quién lleva la cuenta?”

“Lo cuento porque estar a su lado durante cada uno de esos días ha sido el mayor privilegio de mi vida”, dijo el élder Holland. “Me considero el más afortunado de los hombres. Como el Adán de Mark Twain dice de su Eva, así digo yo de Pat — “Dondequiera que ella estuviese, allí estaba el paraíso”.

élder Holland y su esposa

Más que la esposa de un apóstol

Nacida en 1942 en la zona rural de Enterprise, Utah, la hermana Holland lleva mucho tiempo participando en el servicio comunitario. Fue miembro de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes y formó parte de la junta directiva de Deseret Book Co., ZCMI y Primary Children’s Medical Center.

hermana Holland

La hermana Holland es una amante de la música de toda la vida con una formación especializada en voz y piano. Crédito: Nick Adams, para el Deseret News

Mientras su sirvicio como la “primera dama” de BYU, recibió el Premio a la Mujer Ejemplar de BYU. Recibió el Premio al Alumno Distinguido de LDS Business College (ahora Ensign College) y es miembro del Salón de la Fama de la Universidad Dixie State.

La hermana Holland es una amante de la música de toda la vida con una formación especializada en voz y piano, incluyendo un estudio con un miembro de la facultad de Juilliard School of Music en la ciudad de Nueva York. Ella y el élder Holland tienen tres hijos, 13 nietos y dos bisnietos.

 

Fuente: The Church News

| Inspiración, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *