Arriésgate, vive, ama: La vida no es para soportarla, es para vivirla y disfrutarla

lleno de gratitud

Traducir para una página en la que se comparte contenido relacionado con el evangelio, de una manera u otra, eleva tu espíritu así te encuentres en días no tan buenos.

La semana pasada, mientras traducía un artículo, leí un párrafo que impactó mucho en mí, decía:

“Podemos disfrutar algo en la medida en que estemos agradecidos por ello. Nuestro disfrute es directamente proporcional a nuestra gratitud”.

aprendizaje

Thomas S. Monson. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

De inmediato, ese párrafo me hizo recordar las palabras del fallecido profeta Thomas S. Monson:

“Tantas cosas en la vida dependen de nuestra actitud. La forma en que escogemos ver las cosas y respondemos a los demás marca toda la diferencia.

El poner nuestro mejor empeño y, luego, decidir ser felices en nuestras circunstancias, sean cuales sean, nos trae paz y satisfacción…

No podemos dirigir el viento, pero podemos ajustar las velas. A fin de tener la mayor felicidad, paz y satisfacción posibles, decidamos tener una actitud positiva”. (“Vivamos la vida abundante”)

Esas palabras me hicieron reflexionar en las veces que decidimos enfocarnos en lo malo que nos sucede, en lugar de disfrutar lo bueno que tenemos ahora.

Imagen: Canva

También te puede interesar: Matrimonio eterno: Si quieres que algo dure para siempre, trátalo diferente

La vida es un regalo que debemos disfrutar cada día. Estamos de paso en esta vida terrenal, no enfoquemos nuestras fuerzas en aquello que nos borra la sonrisa.

Decidamos centrarnos en aquello que llena nuestra alma, sana nuestro corazón y ensancha nuestra mente.

Habrá días malos, pero nunca faltarán días para estar agradecidos.

Podemos ser agradecidos

aprendizaje

Dieter F. Uchtdorf. Fuente: La Iglesia de Jesucristo

El élder Dieter F. Uchtdorf lo expresó mejor en su discurso, “Agradecidos en cualquier circunstancia“:

“¿No tenemos razón para estar llenos de gratitud, a pesar de las circunstancias en las que nos encontremos?

… La situación de cada persona es diferente, y los detalles de cada vida son únicos. No obstante, he aprendido que hay algo que quitaría la amargura que experimentemos en la vida.

Hay algo que podemos hacer a fin de que nuestra vida sea más dulce, feliz y hasta gloriosa.

¡Podemos ser agradecidos!

Tal vez, suene contrario a la sabiduría del mundo sugerir que la persona que esté llena de pesares le deba dar gracias a Dios.

Sin embargo, aquellos que dejan a un lado la botella de la amargura y en vez de ello alzan la copa de la gratitud pueden encontrar una bebida purificante de sanación, paz y entendimiento”.

Estar agradecido por cosas

oración

Imagen: Canva

El élder Uchtdorf continuó:

“Algunos quizás se pregunten: ‘¿Qué es por lo que debo estar agradecido cuando mi mundo se viene abajo?’

Tal vez, el concentrarnos en qué es aquello por lo cual estamos agradecidos sea la manera equivocada de abordar el tema.

Es difícil cultivar un espíritu de gratitud si nuestro agradecimiento sólo es proporcional al número de bendiciones que podamos contar.

Es cierto que es importante ‘contar nuestras bendiciones’ con frecuencia —y cualquiera que lo haya tratado sabe que son muchas— pero no creo que el Señor espere que seamos menos agradecidos en tiempos de dificultades que en tiempos de abundancia y comodidad.

Imagen: Shutterstock

De hecho, en la mayoría de los pasajes de las Escrituras no se habla de estar agradecidos por las cosas, sino más bien se sugiere un espíritu o actitud general de gratitud.

Es fácil estar agradecido por cosas cuando la vida parece marchar sin problemas; pero, ¿qué ocurre con las ocasiones en las que lo que deseamos parece ser algo inalcanzable?

Permítanme proponer que consideremos la gratitud como una disposición, un modo de vida que es independiente de nuestra situación actual.

En otras palabras, lo que quiero decir es que en vez de estar ‘agradecidos por cosas’, nos concentremos en estar ‘agradecidos en nuestras circunstancias’, cualesquiera que sean”.

Ser agradecidos en nuestras circunstancias

oración

Imagen: Canva

La decisión es nuestra. Podemos decidir limitar nuestra gratitud, basándonos en las bendiciones que pensamos que nos faltan, o podemos decidir ser como ciertos personajes de las Escrituras.

Ser como Nefi:

Nefi es atado por sus hermanos. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

“…Cuyo corazón agradecido nunca flaqueó. Cuando sus hermanos lo ataron en el barco —que él había construido para llevarlos a la tierra prometida— los tobillos y las muñecas le dolían bastante y se le ‘habían hinchado mucho’.

Además, una fuerte tempestad amenazaba tragarlo en las profundidades del mar. Nefi dijo: ‘No obstante, acudía a mi Dios y lo alababa todo el día; y no murmuré contra el Señor a causa de mis aflicciones’”.

Ser como Job:

Job. Imagen: Pinterest

“Podemos escoger ser como Job, quien parecía tenerlo todo, pero después lo perdió por completo. No obstante, Job respondió diciendo: ‘Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré… Jehová dio y Jehová quitó: ¡Bendito sea el nombre de Jehová!’”

Ser como los pioneros mormones:

Imagen: Pinterest

“Podemos escoger ser como los pioneros mormones, quienes mantuvieron un espíritu de gratitud durante la lenta y penosa travesía hacia el Gran Lago Salado, incluso cantando, bailando y gloriándose por la bondad de Dios.

Muchos de nosotros habríamos tenido la inclinación a alejarnos, quejarnos y a desesperarnos por la dificultad del trayecto”.

Ser como el profeta José Smith:

diario de josé smith

José Smith. Imagen: Pinterest

“Podemos escoger ser como el profeta José Smith, que mientras estaba encarcelado en deplorables condiciones en la cárcel de Liberty, escribió estas inspiradas palabras: ‘…muy queridos hermanos, hagamos con buen ánimo cuanta cosa esté a nuestro alcance; y entonces podremos permanecer tranquilos, con la más completa seguridad, para ver la salvación de Dios y que se revele su brazo’”.

Podemos escoger ser agradecidos, pase lo que pase

gratitud

Fuente: Canva

“Este tipo de gratitud trasciende cualquier cosa que suceda a nuestro alrededor; supera la desilusión, el desaliento y la desesperación; florece con la misma hermosura en el helado panorama del invierno, así como en el agradable calor del verano.

Cuando somos agradecidos a Dios en nuestras circunstancias, podemos sentir una serena paz en medio de la tribulación. En la angustia, podemos elevar nuestro corazón en alabanza. En el dolor, podemos regocijarnos en la expiación de Cristo. En el frío del amargo dolor, podemos sentir la cercanía y la calidez del abrazo de los cielos.

como hacer que una familia funcione

Imagen: Shutterstock

A veces, pensamos que el ser agradecido es lo que hacemos después de que se resuelven nuestros problemas, pero esa es una perspectiva sumamente estrecha.

¿Cuánto pasamos por alto en la vida cuando esperamos ver el arcoíris antes de darle gracias a Dios por la lluvia?

El ser agradecido en tiempos de aflicción no significa que estamos complacidos con nuestras circunstancias; lo que sí significa es que mediante los ojos de la fe podemos ver más allá de nuestras dificultades actuales.

Ésta no es una gratitud que proviene de los labios, sino del alma; es gratitud que sana el corazón y ensancha la mente”.

Imagen: Unsplash

Decidamos ser agradecidos hoy, por cada una de las bendiciones que tenemos, ya sean grandes o pequeñas, parezcan una terrible lección o no.

Cada una de las cosas que Dios permite en nuestra vida es para nuestro progreso, es una oportunidad para refinarnos y es un camino para disfrutar nuestras futuras grandes bendiciones.

Sentirte abundantemente bendecido, sentirte abundantemente feliz en tus circunstancias, es el secreto de la vida.

Sé feliz por los demás cuando les sucedan cosas buenas.

Sé entusiasta y acepta tu vida por sus posibilidades.

La vida no es simplemente para soportarla, es para vivirla.

Entonces, arriésgate, vive aventuras, ama profundamente y vívela bien… pero, jamás olvides ser agradecido.

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *