13 Maneras en las que las personas con depresión pueden ayudarse a si mismas

Las Personas Con Depresión Pueden Ayudarse

Recientemente, la serie de Netflix “13 Reasons Whyha provocado conversaciones acerca de las enfermedades mentales y el suicidio. Para aquellos a los que no les resulte familiar la trama de la serie, se trata de una adolescente llamada Hanna Baker, después de tomar su propia vida, nos lleva a trece cintas de audio en las que detalla el porqué tomó esa decisión. Las cintas están en manos de Clay Jensen, el chico con el que Hanna coqueteaba. Cada cinta está dedicada a una persona diferente en la que Hanna creé que contribuyó en su decisión te tomar su propia vida. La serie esta basada en el Best-seller de Nueva York Times del 2007 de Jay Asher y representa de manera gráfica el suicidio, ataques sexuales y el bullying.

Una de las conversaciones planteada por una serie es la autonomía de un individuo con tendencias suicidas y enfermedades mentales. Muchas veces, las personas que padecen depresión clínica importante se sienten atrapados por sus circunstancias. Como Hanna, ellos esperan a alguien que los salve. Alguien que les de una razón para mantenerse con vida.

Un sistema de soporte es esencial para superar las enfermedades mentales. Las personas que piensan en el suicidio necesitan ayuda. Existen casos en los que cuando el daño provocado por las decisiones de otras personas es tan intenso para la psiquis emocional y mental que la habilidad de tomar decisiones de una persona se ve severamente alterada. Sin embargo, una de las realizaciones más poderosas en una persona con depresión es darse cuenta que aun tiene poder. Aunque todo parezca imposible, hay cosas que ellos pueden hacer para recuperar sus vidas. No quiere decir que será fácil. La vida seguirá siendo injusta. Atrocidades y tragedias seguirán sucediendo.

Aun así, es importante aprender practicas de auto ayuda y entender cómo puedes, tomar tu vida en tus propias manos. Aquí te presentamos trece maneras en que las personas con depresión pueden ayudarse a sí mismos contra de las enfermedades mentales y el suicidio.

 

 1. Contactar a una línea de prevención del suicidio 

Si tu estas luchando con pensamientos de suicidio o tienes intenciones de dañarte a ti mismo,  hazte la promesa de que contactarás a una líneas de ayuda antes de actuar.

Estás líneas de ayuda están disponibles para todos aquellos que necesitan apoyo emocional. No tienes que tener pensamientos suicidas para llamar. Puedas hablar del abuso de sustancias, problemas económicos, problemas de pareja, enfermedades mentales, traumas, soledad y más. Jamás serás juzgado por aquellos con los que hables. Es un espacio completamente libre para compartir tus pensamientos y sentimientos.

Iniciar una conversación puede ser atemorizante, así que aquí te presentamos algunas frases con las que puedes iniciar el chat o la llamada:

  • Hola, necesito hablar con alguien acerca de_____.
  • Esta es la primera vez que llamo a una línea de ayuda. Estoy muy angustiado.
  • Hola. Mi nombre es___. Tengo dificultades con___

 

 2. Sigue Cuentas De Ayuda En Redes Sociales 

Aunque las redes sociales definitivamente pueden hacer que las personas se sientan solitarias cuando se usan de manera inapropiada, también pueden ser una gran herramienta para conectar con las personas que tienen problemas similares con el suicidio y enfermedades mentales. Algunas de estas son patrocinadas por organizaciones profesionales; otras son personas comunes que esperan por compartir sus historias. Seguir estas cuentas puede darte acceso a apoyo, positivismo, y recursos. A continuación una lista de algunas cuentas que tal vez quieras considerar:

  • @twloha
  • @afspnational
  • @namicommunicate
  • @projsemicolon

También puedes usar hashtags para encontrar personas con las cuales conectarte. Algunos más populares incluyen #prevenciondelsuicidio, #autocuidado, #autoayuda, etc.

 

 3. Aprender Sobre La Depresión Y El Suicidio  

Entre más entiendan acerca de su propia enfermedad mental y de sus dificultades, más confiados se sentirán para enfrentarla. Aprendan acerca de la depresión. Revisen estudios científicos e historias de aquellos que las han enfrentado. Aprende las señales de alerta del suicidio. Mientras más información obtengas, serás más capaz de distinguir claramente cómo tu enfermedad mental te está afectando. La depresión y otras enfermedades mentales mienten. Te dicen que no tienes valía y que no eres amado. Tal vez sientas que eres un obstáculo o que arruinas la vida de las demás personas por el simple hecho de existir. Al entender que la depresión y el suicidio como una condición muy real ellos pueden ayudarte a encontrar momentos de claridad y verdad, incluso si estás sufriendo.

 

 4. Usar Un Lenguaje Claro 

La depresión y el suicidio son reales. Si echas un vistazo a los enlaces proporcionados, aprenderás que la depresión es la causa líder en discapacidad en el mundo. Sin embargo, de alguna manera tenemos dificultades para hablar de estos temas. Tú puedes ayudar a terminar este estigma al discutir claramente tus dificultades así como sentirte cómodo y capaz de hacerlo. Usar un lenguaje claro ayuda verdaderamente a otros  a entender tu situación. Haz lo necesario para conseguir coraje de decir, “vivo con depresión” o “estoy batallando contra pensamientos suicidas”.

 

5. Identificar Los Detonantes  

Existen muchas cosas que pueden desencadenar tu enfermedad mental o los pensamientos de suicidio. Intenta identificar cuales son estos detonantes y haz lo mejor que puedas para descartarlos. ¿Existen lugares que necesitas evitar? ¿Hay ciertos temas que te hagan sentir incómodo? ¿Ciertas personas apoyan viejos hábitos que contribuyan a que caigas en lugares oscuros? Algunas cosas son inevitables: crea un plan especifico de cómo esperas reaccionar ante determinada situación y prácticas que puedas usar para ayudarte a calmarte, liberar ansiedad, y minimizar la agitación para tu salud mental y bienestar.

 

6. Plan De Seguridad 

Un plan de seguridad es un plan que te ayuda a pasar por momentos de crisis. Esto incluye a donde irás, con quien estarás en contacto, y mecanismos de defensa. Tu plan de seguridad debe también debe incluir cómo puedes hacer que tu entorno sea seguro, como la eliminación de objetos potencialmente peligrosos, o limitando tu acceso a cualquier cosa que puedas usar para herirte. Puedes hacer planes múltiples para situaciones diferentes. Puedes tener un plan de seguridad para la casa, la escuela, y/o el trabajo. Una vez que hayas planteado tu plan de seguridad, considera compartirlo con alguien más o revísalo con un profesional de la salud mental.

 

 7. Evitar El Alcohol Y Las Drogas 

La depresión y las enfermedades mentales ya toma un lugar importante en tu energía mental, emocional, y física. Sustancias como el alcohol y las drogas pueden impactar la mente en una manera negativa. Trata de mantenerte diligente, evita cualquier sustancia que nuble tu juicio y aumente tu probabilidad de participar en una conducta riesgosa o peligrosa. Administra cuidadosamente cualquier medicamento que tomes y mantén una franca conversación con tu doctor acerca de cómo tu medicamento puede o no puede afectarte.

 

8. Elegir Una Meta De Autoayuda En La Cual Trabajar 

Las cosas pequeñas marcan la diferencia. Grandes metas y cambios pueden ser definitivamente abrumadoras, así que encuentra una sola meta de autoayuda que sientas que puedas manejar. Puede ser una meta física, cómo hacer ejercicio, bañarse, o comer saludable. Puede ser una meta mental, tal como aprender algo nuevo o usar afirmaciones positivas. Puede ser emocional, como registrar tus sentimientos, hablar con un amigo de confianza, o sólo darte tiempo para ti mismo. Cualquiera que sea, enfócate en una meta que te haga sentir bien y que te ayude a mejorar tu estado general de bienestar. Comparte esta meta con un amigo o invita a un amigo a alcanzarla contigo..

 

9. Crear Declaraciones De Verdad Positivas 

Una de las peores cosas que le puedes decir a una persona con depresión es que sean más positivas. Así que cuando escuchas la frase “declaraciones de verdad positivas”, sé cauteloso. Sin embargo, estas declaraciones y afirmaciones es una manera simple de descubrir verdad y pedacitos de luz en tu vida. ¿Cómo funciona esto? Piensa en las declaraciones verdaderas acerca de tu vida o tu sistema de creencias. Estos pueden ser algunos ejemplos:

  • He sobrevivido mis peores días
  • Debería de ser mi propio animador
  • Elijo hacer que hoy sea mi mejor día
  • Dios me ama
  • Mañana es un muevo día

Una vez que tengas una lista, escríbelas. Repítelas en tu mente. Mantenlas disponibles en cualquier momento. Usar estas declaraciones de verdad pueden ayudar a mantenerte con los pies en la tierra en momentos de crisis.

 

10. Escribir Tus Sentimientos 

Cuando tienes depresión u otra enfermedad mental, la cantidad total de peso emocional puede romperte. Hay tanto que sientes y experimentas. Esto puede ser abrumador. Escribir tus sentimientos es una buena manera de ayudar a aliviar un poco ese peso. Puedes usar un diario, un blog privado, o incluso un bloc de notas en tu teléfono. Entre más escribas, puedes encontrar que poner tus sentimientos previamente indescriptibles en palabras. También puedes empezar a notar patrones, detonantes, y conexiones.

Puede ser útil intentar escribir cosas positivas. Aunque puede ser imposible de ver, escribir al menos una cosa por la que estés agradecido cada día puede ayudarte a notar cosas que la depresión normalmente nubla. Puede ser algo tan simple como disfrutar de la lluvia o ir a la cama después de un largo día.

 

 11. Prepárate Para Compartir Tus Sentimientos 

La comunicación abierta es esencial para superar la depresión y combatir los pensamientos suicidas. Sin embargo, esto también puede ser una de las cosas más difíciles de lograr. Muchas personas que están sufriendo sienten que están enviando fuertes señales pero que nadie las ve. Cuando tienes la fuerza, es vital hacer todo lo que este en tu poder para comunicarte tan claro como puedas. Esto puede ser con tus papás, un consejero escolar, un líder eclesiástico confiable, o un profesional en enfermedades mentales. ¿Cómo puedes compartir tus sentimientos más abiertamente? Aquí hay algunas ideas que te pueden ayudar a iniciar.

  • Lee partes de tu diario en los que sientas que capturan lo que estas pasando.
  • Estudia las palabras sensibles y encuentra las que coincidan contigo y con tus experiencias.
  • Haz una lista de como tu vida esta siendo afectada o como sientes que afectas a otros.
  • Empieza con pequeños momentos de vulnerabilidad y traza un camino a conversaciones más profundas.
  • Practica diciendo las palabras en voz alta cuando estés solo.

 

12. Pelear En Contra De La Vergüenza 

La vergüenza es una emoción dolorosa que se deriva de la comparación de cómo nos vemos a nosotros mismos y lo que creemos deberíamos ser. Personas que experimentan vergüenza generalmente no sólo piensan en lo que han hecho, o lo que hacen mal; ellos creen que son malos o que no tienen valor. La vergüenza usualmente causa un deseo de cubrirse figurativamente o alejarse. Intentamos esconder nuestras insuficiencias o nuestras fallas percibidas. La vergüenza puede crear pensamientos fuertes de imperfección que no deja que las personas sigan adelante en cualquier dirección.

Haz todo lo posible para disociar tu enfermedad mental con vergüenza. Reconoce que muchos luchan. Que muchos han sobrevivido a intentos de quitarse la vida. Muchos han pensado en ello. Muchos se han sentido absolutamente solos. No están solos. Tener este tipo de problemas no te hace una mala persona o que tu existencia es inválida. Promete intentar y ser un poco amable y gentil contigo mismo.

 

13. No Descartes Tu Propio Albedrío

Nunca dejes ir tu poder de elección. Mientras que hay situaciones donde tu albedrío esta comprometido, usualmente tenemos más poder de tomar decisiones que entendemos o en las que creemos. Tomar decisiones cada día de manera audaz y seguras. sírvete a ti mismo. Aboga por ti mismo. Al final del día,  te puedes convertir en tu mejor aliado y amigo. Puedes tomar la decisión de seguir adelante cuando todo te está diciendo otra cosa. Puedes hacerte promesas de evitar lastimarte y siempre esperar antes de tomar medidas drásticas para tomar tu propia vida. Tu poder de elegir puede sentirse pequeño o insignificante, pero no lo dejes ir. Aférrate a el. Úsalo. Hazlo crecer.

 

 

 

Este artículo fue escrito originalmente por Aleah Ingram y publicado en ldsliving.com, con el título “13 ways people with depression can help themselves” Español ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company

 

 

| Inspiración
Publicado por: Mariela V.
Traductora e intérprete. Le encanta la comida peruana, la música, el baile, escribir y jugar Pokémon Go mientras sale a pasear con su perro.
Mormona recibe Doctorado Honoris Causa
Mormona recibe Doctorado Honoris Causa en el Congreso de México
Presidente Russell M. Nelson en Chile y Argentina
Presidente Russell M. Nelson realiza una histórica visita a Chile y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *