“La gente a menudo usa la excusa de que su vida no tiene eventos importantes y que nadie estaría interesado en lo que han hecho. Si llevas un diario, te prometo que éste será una fuente de gran inspiración para tu familia, tus hijos, tus nietos y otras personas, a lo largo de las generaciones” (“President Kimball Speaks Out on Personal Journals,” New Era, diciembre de 1980, pág. 27).

¿Alguna vez has recordado la vida de un antepasado y has pensado “quiero saber más”, “quiero más que esta foto, este certificado de matrimonio”, “quiero saber los pensamientos y anhelos de este pariente”, “quiero saber cuáles fueron sus más grandes deseos”, “qué sucedía en el mundo en la época en la que vivía”?

Al estar inmerso en la historia familiar, esto es lo que más me he preguntado sobre mis antepasados: ¿qué había en sus corazones?

También te puede interesarMejores días están por venir, confía en Él, no desesperes

Escribir un diario es muy emocionante. Tal vez no podamos conocer todos los detalles de la vida de nuestros antepasados ahora. Pero, nuestra posteridad puede saber más sobre la nuestra.

Los diarios personales son una fuente de gozo en mi familia. Pero, éste no siempre fue el caso. En el pasado, muchas de mis invitaciones no fueron recibidas con tanto ánimo. Sin embargo, ¡debía haber una manera de atraerlos!

Por fin, hubo una manera. Esto es lo que hemos estado haciendo: después de la cena, nos reunimos en la misma habitación (sala de estar o sala familiar). La promesa que les hicimos  a nuestros hijos fue que “solo tendrían que escribir o leer durante diez minutos”.

Ofrecemos la opción de lectura, porque leer juntos en silencio en la misma habitación, proporciona una magia única.

Es posible que algunos niños no quieran escribir en sus diarios personales en una noche determinada. Además, es posible que algunos niños nunca quieran escribir. Pero, se proporciona el espacio apacible.

cambio

Asimismo, pongo música instrumental suave para inspirarnos, y comenzar a leer y escribir.  Lo asombroso de todo esto es que ¡la mayoría de las personas quieren seguir escribiendo después de los diez minutos! Sin embargo, tratamos de no pasar mucho más tiempo en esta actividad para mantener la emoción de la experiencia.

Cuando las personas superan la oposición interna de “no, preferiría hacer otra cosa”, que todos sentimos a veces, escribir un diario personal puede ser interesante.

Le digo a mi hija adolescente: “Sabes que la vida es difícil a veces. Hay muchos pequeños problemas que resolver. Un diario es un lugar fantástico para resolver estos problemas emocionales. Realmente llegas a conocerte y entenderte mejor cuando escribes un diario. Es catártico”.

Ahora, se sienta con nosotros en nuestro cómodo sofá a escribir en su diario.

plan de estudios

¡Sé que algún día, nuestra posteridad nos agradecerá profusamente por llevar un registro de nuestras vidas!

“Consigue un cuaderno… un diario que perdure para siempre y tal vez llegue el día en que los ángeles citen de él en la eternidad. Comienza hoy a anotar todas tus experiencias, las actividades en las que participas, tus pensamientos más profundos, tus éxitos y fracasos, tus amistades, tus triunfos, tus opiniones e impresiones, al igual que tu testimonio. Recuerda, el Salvador reprendió a quienes no llevaron un registro de acontecimientos importantes” (Spencer W. Kimball, “The Angels May Quote from It”, New Era, 1975, pág. 5).

Ahora, más que nunca, tienes tiempo para reflexionar en lo que estás haciendo y podrías cambiar para mejorar tu vida tanto en el aspecto espiritual como temporal. Reserva un tiempo para escribir en tu diario personal, escribe las cosas por las que te sientes agradecido, lo que tus experiencias te enseñaron y te gustaría que tus futuras generaciones supieran. ¡Te aseguro que te gustará llevar un registro de tu vida! ¡Inténtalo! ¡No pierdes nada!

Fuente: Meridian Magazine