Mujer salva a su hija de ser aplastada por un trampolín de 135 kilos

madre salva a su hija

El amor de una madre realmente no conoce límites. Y la historia de Stacy Moss, de Rexburg, Idaho, es solo un ejemplo de ello. Esta joven madre protegió a su hija de un peligro inminente.

Stacy y su esposo Dan, han vivido en el mismo lugar por 9 años, sin embargo, lo que ocurrió aquel día fue algo que nunca pensaron que ocurriría, 

El sábado pasado, alrededor de las 4 de la tarde, ella y su esposo se dirigieron al patio trasero de la casa para asegurar el trampolín de 135 kilos que parecía estar algo inestable. 

madre salva a su hija

Imagen: EastIdahoNews.com

Ellos tomaron la decisión de clavarlo al suelo a causa de los fuertes vientos que empezaron a correr por la zona.

Según lo pronosticado para ese día, habrían ráfagas de viento que irían a una velocidad de 45 a 80 kilómetros por hora.

De pronto lo inesperado sucedió.

“Estábamos trabajando en el jardín, sacando cosas que se habían movido por el viento. Mi esposo estaba sacando las estacas [que se iban a colocar], cuando vi que el trampolín comenzó a levantarse”, compartió Stacy Moss para un noticiero.

La joven madre vio que su hija, Bree, de tan solo 8 años estaba en el jardín en medio de todo el peligro. Ella rápidamente le pidió que corriera, que se fuera del lugar.

En ese momento, el trampolín se levantó completamente del suelo y se dirigió directamente hacia su hija. Ella se dio cuenta que era la única cosa que impedía que el trampolín golpeara a su pequeña.

Imagen: EastIdahoNews.com

Si se movía, aquel objeto pesado golpearía a Bree, así que se preparó para el impacto.

Stacy compartió que trató de agarrar las barras de fierro del trampolín después del impacto, pero el viento solo la empujó más y terminó en el suelo. 

“Incluso con o que pasó todavía seguí muy preocupada por mi hija. Me preguntaba si es que ella estaba a salvo”.

La pequeña Bree estaba bien, pero Stacy Moss, una madre de tres hijos, sufrió mucho. Su esposo la llevó al Madison Memorial Hospital, donde una radiografía reveló que tenía la clavícula rota. También se lastimó las costillas y los brazos y recibió varios moretones.

A pesar de su accidente, Stacy se encuentra en recuperación y agradece que no haya pasado algo grave con su hija y que pueda tener un día más de vida con ella.

Imagen: EastIdahoNews.com

Moss compartió en su página de Facebook:

“Estoy muy, muy agradecida de que Bree no haya resultado herida. Creo que la afectó emocionalmente ver que su madre fuera golpeada [por un trampolín], pero afortunadamente estoy bien”.

El trampolín de la familia Moss ahora es solo un montón de fierro deforme después de haber impactado contra un árbol. El ejemplo de Stacy nos recuerda que una madre sería capaz de hacer cualquier cosa por el bienestar de sus hijos.

Este sentimiento incondicional nos recuerda el amor que nuestro Padre Celestial tiene por cada uno de nosotros. Un amor tan grande que hizo que diera a Su hijo Jesucristo para que un día podamos regresar a vivir con Él.

Fuente: KSL News

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *