Tras matar accidentalmente a su amigo, conoce el evangelio y se convierte en presidente de rama

Karl Ivar Sandberg fue un Santo de los Últimos Días sueco que accidentalmente causó la muerte de su mejor amigo.

En 1920, disparó y mató por accidente a su amigo mientras ambos cazaban patos.

Como era de esperarse, el padre de su mejor amigo, lo denunció por asesinato. Pedía la sentencia más dura posible, aunque el tribunal dictaminó que la muerte fue accidental.

Ivar no podía vivir en paz por lo que sucedió, así que emigró a EE.UU. en busca de la verdad y consuelo.

En ese tiempo, un vecino que vivía en EE.UU. estaba visitando Suiza y aceptó llevar a Ivar con él a Norteamérica.

Búsqueda de la verdad y la conversión

Cortesía de Kathleen Sandberg.

Después de establecerse en Dakota del Sur, Ivar deseaba desconectarse de la realidad y olvidarse del dolor tan grande que causó. Se refugió en el alcohol y los juegos.

Sin embargo, con el tiempo, comenzó a pensar en la religión. Sus padres creían en Dios, le enseñaron a orar y leer la Biblia.

Ivar comenzó a despertar espiritualmente mientras veía el crecimiento de su granja. Asimismo, buscó respuestas en la Biblia y visitó cinco iglesias de distintas religiones. No obstante, no sintió que lo que enseñaban estas denominaciones cristianas encajara con la iglesia primitiva que se describía en la Biblia.

Leer el Libro de Mormón

el libro de mormón

Fuente: Shutterstock

A principios de la primavera de 1932, Ivar tuvo la idea de ir más allá de las denominaciones cristianas y explorar lo que él denominó “religiones paganas”.

Ivar iba seguido a la biblioteca en busca de textos sobre esas religiones. En una oportunidad, encontró una copia del Libro de Mormón y lo leyó porque consideraba que era de una “religión pagana”. Dijo:

“No había leído muchas páginas cuando descubrí que había encontrado un libro extraordinario y las lágrimas comenzaron a caer por mis mejillas y el espíritu más dulce parecía estar presente… Me puse la gorra cuando comencé a leer el ‘Libro de Mormón’. Sin embargo, al poco tiempo sentí que un hombre debería leer un libro así con la cabeza descubierta”.

Viaje a Salt Lake City y bautismo

Templo de Salt Lake City. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

En 1933, Sandberg se convirtió. Escribió:

“Tuve un… testimonio muy fuerte del Evangelio restaurado y lo compartí con mis amigos”.

En septiembre de 1934, contrató a un hombre para cuidar su ganado y se dirigió al oeste de Utah para bautizarse, ya que no conocía a ningún misionero en su región.

Cuando llegó a la Manzana del Templo en Salt Lake City, se emocionó al reconocer el área que deseaba visitar.

Cuando llegó al Tabernáculo, solicitó el bautismo y fue remitido al hermano Joseph S. Perry, que era el presidente de la misión de la Manzana del Templo.

Después de que el hermano Perry, le hiciera una serie de preguntas a Ivar sobre su deseo de bautizarse y su testimonio de la Iglesia, quedó maravillado y permitió que el bautismo se realizara el lunes siguiente.

Ivar junto a su hermano. Foto: FamilySearch

El 1 de octubre de 1934, Ivar fue sumergido en la pila bautismal del Tabernáculo.

Ivar se quedó varios meses en Salt Lake City y se le encomendó regresar a Dakota del Sur y compartir el evangelio.

Asimismo, se le dijo proféticamente lo que sucedería si seguía este consejo.

Más tarde, un misionero que conoció a Ivar anotó en su diario:

“Sandberg me dijo… que el presidente [Joseph S.] Perry, en la Manzana del Templo, le prometió en 1934 en el nombre del Señor, que regresaría a Gettysburg [Dakota del Sur] y vería una rama de la Iglesia establecida allí, y que él sería el presidente de la rama”.

La rama Gettysburg

Cortesía de Charlotte Sandberg.

Ivar regresó a Dakota del Sur en el invierno de 1935, no solo con un testimonio, sino como miembro de la Iglesia consagrado y convertido.

Pasó los siguientes doce años predicando diligentemente el evangelio a los agricultores de su región.

Como resultado, el 6 de junio de 1948, se creó la rama Gettysburg en el condado de Potter, Dakota del Sur, con Ivar Sandberg como presidente.

Incluso, Ivar invirtió $700 de su propio bolsillo para que un periódico de su localidad publicara dieciséis artículos relacionados con la Iglesia durante 1950 – 1951.

Además, envió materiales de la Iglesia a todos los granjeros de Dakota del Sur para que todos tuvieran la oportunidad de escuchar el mensaje del evangelio restaurado.

Ivar también influyó en los misioneros que vinieron a visitarlo a partir de 1935.

El compromiso de Sandberg con el evangelio y su celo misional se extendieron por toda la Misión de los Estados del Centro Norte.

Su historia de conversión se publicó en la revista Liahona The Elders’ Journal, propiedad de la Iglesia, en 1943.

Muerte y legado

Ivar junto a su esposa. Foto: FamilySearch

El 26 de agosto de 1951, gracias al trabajo arduo del presidente Sandberg, se construyó la primera capilla en Gettysburg.

El 11 de mayo de 1952, se dedicó la capilla, Ivar dio un discurso que detallaba la historia de los santos locales y también su propia historia de conversión.

Este relato de cómo encontró y se unió a la Iglesia sin duda fue influenciado por el apóstol Spencer W. Kimball, que visitó la rama Gettysburg en 1951 y alentó a Ivar a asegurarse de que se registrara su historia de conversión.

profeta Presidente Kimball

Presidente Spencer W. Kimball . Imagen La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Seis semanas después de que su historia fuera registrada, Ivar falleció debido a las lesiones que sufrió después de que el camión que conducía se volcara en un camino rural.

No solo dejó la rama que plantó y cultivó, sino también a su esposa y seis hijos. Desde entonces, la posteridad de Sandberg siguió produciendo un legado fructífero.

Este sueco no solo plantó cultivos que sustentaron físicamente su hogar, sino que también influyó en el suelo espiritual de aquellos a quienes conoció.

Eso causó que muchos en el condado de Potter, Dakota del Sur, se sintieran inspirados por su testimonio y vida consagrada.

Fuente: LDS Living

Video relacionado:

También te puede interesar:

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *