Es casi medianoche. Estás luchando para mantener los ojos abiertos, pero recuerdas que es tiempo para el estudio de las escrituras. Abriste tu capítulo actual en 2 Nefi y recuerdas que estás en los capítulos de Isaías. Después de batallar a través de unos cuantos versículos sobre la mantequilla y la miel y un rey llamado Uzías, colapsas en un profundo  y muy necesario sueño.

¿Te suena familiar? He experimentado muchas noches donde mi estudio de las escrituras eran exactas a estas líneas. Estoy emergiendo de los capítulos de Isaías en 2 Nefi. Digamos que estaba a un corto paso de aplaudir de alegría cuando leí que él quería escribir con claridad en los próximos capítulos.

Si eres como yo y te encuentras sin sacar mucho provecho del estudio de las escrituras algunos días, quizás es tiempo de repensar cómo estudias las escrituras. Tenemos suerte de tener un montón de aplicaciones, herramientas y técnicas al alcance de nuestros dedos para profundizar en ellas. Comienza con estos consejos:

1. Sigue el manual de Institutos

Si cierras tus escrituras y piensas dentro de ti “entendí alrededor del 10% de lo que acabo de leer”, entonces los manuales del instituto son para ti. Éstos están disponibles en la aplicación de la Biblioteca del Evangelio de forma gratuita. Después de leer un capítulo, echa un vistazo a través del manual de instituto para ver qué versículos en ese capítulo se recalcan y explicados en un contexto más profundo.

Hacer este cambio ha sido la mayor mejora en mi estudio de las escrituras. No puedo contar el número de veces que he vuelto y he resaltado o anotado las escrituras que primero leí superficialmente que ahora tienen más significado después de estudiarlos en el manual de instituto. Incluso salí y compré un manual del instituto porque soy una persona más de papel y lápiz cuando se trata de leer las escrituras.

2. Comprométete a leer todos los días después de una tarea específica

como mejorar el estudio de las escrituras

¿Pones tus hijos a dormir todos los días a las 7pm? Tal vez comes un plato de cereal cada mañana. Cualquier tarea es una cierta parte de tu rutina diaria, añade el estudio de las escrituras justo después.

Esto es algo que aprendí de mi obispo. Su fórmula es básicamente: “Después de que [inserta algo que ya haces cada día], [insertaré el objetivo de lectura de las escrituras]”. Incluso si tu objetivo es abrir tus escrituras y leer un versículo, al menos lo estás haciendo en un momento específico cada día. 

3. Estudia discursos de la Conferencia General

poderosas citas del presidente monson

Especialmente los del capítulo que estás leyendo. ¿Alguna vez has oído hablar del LDS Scripture Citation Index? Te cambia el estudio de escrituras en serio. Es una aplicación que es una base de datos de discursos de la conferencia general organizada por capítulos de las escrituras. ¿Lectura en Mateo? Abre el Citation Index al capítulo que estás estudiando y mira lo que el élder Holland tiene que decir al respecto. Esta práctica nivela tu lectura en un verdadero estudio de las escrituras que profundiza y amplía tu aprendizaje del evangelio.

4. Conviértete en un usuario avanzado de la aplicación de la Biblioteca del Evangelio

La mayoría de nosotros tenemos la aplicación descargada, pero muy pocos están conectados, marcando las escrituras y tomando notas sobre nuestras impresiones. La aplicación Biblioteca del Evangelio se integra perfectamente a través de la versión web y móvil. Y la mejor parte es que tienes El Libro de Mormón, La Biblia y otras escrituras. Sin mencionar cada Liahona, cada manual y toneladas de otros recursos. Cualquier nota que tomes será fácilmente accesible la próxima vez que tengas que dar un discurso. Resaltando y tomando notas también promueve la lectura activa, por lo que no vas a terminar un capítulo con la mente en blanco la la land con Ryan Gosling.

5. Sigue un cuadro de estudio de las escrituras

Si estás coloreando capítulos individuales en un cuadro impreso de escrituras , o comprobando capítulos en una aplicación, definitivamente hay un sentido de logro para los aprendices visuales que pueden ver que están tachando los capítulos individuales. Uno de mis sitios web favoritos para este propósito son Scripture Charts, que rastrea el progreso a través de varias escrituras o libros y manuales de SUD. También funciona en móviles para el seguimiento en la marcha.

6. Toma notas

Todos sabemos que escribir las impresiones que recibimos mejora mucho el estudio de las escrituras, pero ¿qué pasa si tomamos notas mientras estamos leyendo? Si eres de los que anota impresiones durante la conferencia o en clases en la escuela, es probable que tomar notas específicas de diferentes versículos pueda tener un gran impacto en tu estudio.

Hay tantas herramientas disponibles para este tipo de cosas, incluyendo un cuaderno dentro de la interfaz de las escrituras de la iglesia. El blog Mormon Lifehacker también recomienda el uso de Evernote y otras herramientas gratuitas que pueden tener características adicionales en comparación con el portátil en las herramientas SUD. Ya sea que utilices un cuaderno digital o de lápiz y papel, no hay duda de que puede mejorar tu estudio de las escrituras y llevarlo al siguiente nivel.

7. Establece un plazo

Soy el tipo de persona que sólo logra objetivos si los pongo con una fecha en mente. Si mi meta es “leer las escrituras”, probablemente no progresaré mucho. Pero si quiero “terminar el Libro de Mormón a finales de 2017”, ahora estamos en el negocio. Asegúrate de que la meta sea alcanzable al planificar cuántos capítulos necesitarías leer para que no te abrumes. El sitio web de Scripture Tools de LDS es sencillo, te permite determinar cuántos capítulos necesitas leer diariamente para cumplir con tu fecha límite. Nota: Cuando hagas estas metas, cerciórate de recompensarte cuando las hayas cumplido.

8. Memoriza versículos

¿Recuerdas en seminario cuando pasaste horas aprendiendo versículos del dominio de las escrituras? ¿No? Bueno, ahora es tu oportunidad. Memorizar versículos significativos puede darles un significado completamente nuevo. Ahora no solo se destacan en tus escrituras, sino que también son accesibles para cuando las necesite. Haz una lista de “versículos poderosos” que sean tus favoritos y te entusiasmen acerca del evangelio. Elige de esta lista y memoriza un versículo cada mes (o cada semana, si eres ambicioso).

9. Escucha las escrituras

  1. como mejorar el estudio de las escrituras

Si escuchas podcasts o audiolibros, ¿por qué no añadir las escrituras a tu lista? Escuchar audio de tus escrituras puede ser poderoso. Si estás siguiéndolas palabra por palabra o conduciendo al trabajo, escuchar a alguien leer la escritura en voz alta puede abrirte a nuevas ideas e inspiraciones de una manera diferente. La mejor manera de acceder a esto es en LDS.org, o dentro de la App Biblioteca del Evangelio. También puedes descargar los archivos de audio en tu teléfono para escucharlos en cualquier lugar que no requiera cobertura de datos.

10. Agrega versículos a tu rutina diaria

Además de mejorar tu tiempo de estudio comprometido, también puedes agregar pequeñas oportunidades para estudiar las escrituras. Hay varias cuentas de redes sociales que puedes seguir que añaden escrituras inspiradoras a tu feed. Una opción popular es @LDSdailyscripture en Instagram, además de las propias cuentas de la iglesia de medios sociales. Tomar el tiempo extra para leer y reflexionar sobre estos, puede hacer una gran diferencia en el calibre de contenido de medios sociales que ves. Otra opción es instalar el widget de escrituras de un día para los teléfonos Android, que muestra una escritura diaria en la pantalla de inicio de tu teléfono.

El estudio de las escrituras no tiene que estar como una lista para marcar metódicamente y seguir adelante con tu día. Hay tantas maneras de hacerlo personal, significativo, y la mejor parte de tu día. ¿Cuáles son tus ideas favoritas para optimizar el estudio de las Escrituras? Háznoslo saber en los comentarios a continuación.

 

Este artículo fue escrito originalmente por Alysa Kleinman y fue publicado en Millennialmorms.com, con el título 10 Ways to Instantly Improve Your Scripture Study Español © 2017