12 mensajes importantes que los apóstoles compartieron sobre la pandemia

En marzo de este año, comenzamos a enfrentarnos a la pandemia de COVID-19. A causa de ello, muchas cosas cambiaron en nuestra vida, nuestra rutina, trabajo, relaciones con nuestros seres queridos y hábitos. Todos estos cambios se dieron para protegernos de ese terrible virus.

Afortunadamente, pudimos acceder a las palabras de la Primera Presidencia y los apóstoles, que nos instruyeron con mensajes de amor, consuelo y esperanza.

Lee aquí esos mensajes que nos llenaron de esperanza.

imprensa

También te puede interesar : 10 veces en que el presidente Eyring dijo lo que necesitabas escuchar

1. El antídoto contra el temor es la fe en Jesucristo

Presidente Henry B. Eyring:

“Estar conectado con Dios es crucial. Tener la sensación de que Dios está caminando contigo es un sentimiento de confianza en el Señor, de que Él está cuidando de ti. La única forma de lidiar con el temor es a través de la fe”.

El presidente Nelson prometió:

“El camino siempre estará lleno de baches, pero el destino será sereno y seguro”. 

El buscar confiar en el Salvador nos brinda paz y consuelo, lo que hace que dejemos el temor de lado.

2. El Señor bendice a su pueblo en tiempos de prueba y desánimo

Presidente Nelson:

“Incluso en medio de nubes de tristeza, podemos encontrar cosas buenas”.

Presidente Ballard:

“Hay lecciones que estamos aprendiendo ahora que nos ayudarán a ser mejores personas”.

Por mucho que nuestras circunstancias actuales no sean fáciles, el Señor nos bendice con revelación y la voluntad de encontrar las soluciones a nuestros problemas.

3. El Señor prepara a Su Iglesia y a Su pueblo para superar los desafíos de la vida

Las revelaciones proféticas de los últimos años nos han preparado para estos tiempos en los que vivimos una pandemia. El élder Dale G. Renlund expresó:

“Debido a la revelación, los líderes de la Iglesia nunca expresaron temor a medida que la pandemia de COVID-19 afectaba el mundo. En cambio, nos preguntamos: ‘¿Cómo podemos mejorar? ¿Cómo podemos bendecir a las personas?”

El élder Ulisses Soares dijo:

“Las revelaciones que reciben los líderes de la Iglesia hoy son parte de la preparación para el mañana, o el próximo año, o los años venideros”.

4. Los desafíos son una oportunidad para reflexionar sobre nuestras vidas

El élder Jeffrey R. Holland comparó la cuarentena con un día del Señor obligatorio:

“[En la cuarentena] salimos de nuestra rutina, de la vida cotidiana y consideramos nuestra dependencia de Dios y las bendiciones que generalmente pasan desapercibidas”. 

Este es un momento para reflexionar sobre nuestra relación con Dios.

Por su parte, el élder Quentin L. Cook dijo:

“Ahora que la mayoría de nosotros pasa más tiempo en casa y tiene la oportunidad de pensar en el Señor. Los acontecimientos recientes pueden convertirse en una alarma espiritual que nos mantenga enfocados en las cosas que más importan”.

Elder Holland e Elder Cook foram companheiros missionários na Inglaterra

5. Los tiempos de prueba y agitación son importantes para hacer cambios y mejorar

El élder Neil A. Andersen dijo que este tiempo de pandemia podría ser perfecto para cambiar nuestra perspectiva temporal a una perspectiva eterna.

“Nunca nos encontraremos en una situación en la que el Señor no nos enseñe si somos dignos. El propósito de esta vida es convertirse, no solo vivir. Es un momento para recibir instrucción desde lo alto”, dijo.

El élder Uchtdorf, dijo:

“No podemos ver esta pandemia como una barrera, sino como algo que tiene el potencial de ayudarnos a mejorar en todos los aspectos de nuestra vida”.

6. Incluso en medio de los desafíos, la obra del Señor sigue avanzando

El élder David A. Bednar dijo:

“Ninguna mano impía puede obstaculizar el progreso de la obra y ninguna pandemia impedirá que esta obra también progrese. En medio de todos los desafíos que enfrentamos ahora para hacer frente a este virus, la obra continúa”.

Incluso con las asignaciones y los compromisos cancelados debido a la pandemia, los líderes de la Iglesia continuaron enseñando, capacitando y bendiciendo a las personas a través de la tecnología.

La obra del Señor continuó, a pesar de tantas adversidades.

“Podemos reunir a nuestros miembros en cualquier parte del mundo. Por video y si no es posible, entonces, por audio. Podemos comunicarnos con ellos. Estamos avanzando cada fin de semana”, dijo el élder Ronald A. Rasband.

7. Los tiempos difíciles nos dan la oportunidad para pensar en las personas que nos rodean

La tendencia natural del hombre es pensar en sí mismo. Sin embargo, en momentos como estos, podemos “acudir a otras personas y preocuparnos por el bienestar de los demás”, dijo el élder D. Todd Christofferson.

El élder Gerrit W. Gong dijo:

“El distanciamiento social puede existir, pero no significa que estemos distanciados espiritualmente”.

Élder Gong e Élder Soares, novos apóstolos

8. El Señor permite que Sus hijos sean altamente favorecidos a través de Él

Conocemos la historia de Nefi y su registro en el primer Libro de Mormón.

A pesar de tantas aflicciones en su vida, Nefi muestra gran gratitud y reconoce las muchas bendiciones que recibió en su vida. El élder Gary E. Stevenson comparte:

“En medio de la aflicción y el dolor, el Señor también permite que seamos altamente favorecidos por Él”.

9. La revelación personal ayudará a los hijos de Dios a navegar en mares agitados

El Señor sabe que necesitamos revelación para vivir cada día y ser inspirados. El élder Renlund dijo que “ciertamente, recibiremos [la guía a través del Espíritu Santo]”.

Los miembros del Quórum de los Doce también reciben revelación para guiarnos. El élder Gong dijo:

“Queremos conocer la voluntad del Señor y queremos saber cómo bendecir a Sus hijos”. 

10. Hay poder en enseñar sobre Jesucristo y la forma en la que se enseña

Este tiempo de pandemia también se convirtió en un momento de aprendizaje, con el uso de nuevos recursos y tecnología. El élder Cook dijo:

“Este momento permitirá que la Iglesia crezca en el futuro e influya en más vidas y realice la obra de salvación más que antes. Miremos hacia atrás y consideremos este momento como un tiempo fundamental de preparación y no solo como algo que tuvimos que soportar”.

11. Los hijos de Dios pueden ver el futuro con esperanza

El presidente Nelson comentó cómo vio la lucha de las personas durante la cuarentena y cómo ellas sacaron el mejor provecho de esta situación.

“Aprendí lo maravillosos que son nuestros miembros. Han surgido héroes. Por ejemplo, innumerables instituciones y profesionales de la salud han arriesgado mucho, incluso sus vidas, para cuidar de otras personas”.

El presidente M. Russell Ballard dijo:

“Seamos felices y sigamos avanzando, hagamos lo mejor que podamos y esas circunstancias cambiarán”.

12. Las pruebas son una preparación para la eternidad

El élder David A. Bednar compartió:

“Con la perspectiva eterna que nos brinda el Evangelio restaurado y la gracia que recibimos a través de la expiación del Salvador, podemos aprender lecciones de la adversidad de la vida terrenal, que nos preparan para las bendiciones de la eternidad. 

“Necesitamos orar. Necesitamos buscar. Necesitamos pedir. Tenemos ojos para ver y oídos para oír. Pero, podemos ser muy bendecidos al aprender lecciones que nos bendecirán ahora y para siempre”.

Fuente: Church News

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *