¿Cómo podemos evitar que nuestras oraciones sean repetitivas? ¿Cómo podemos orar con mayor sinceridad, tal como nuestro Salvador lo hizo cuando estaba en el Jardín de Getsemaní? Recientemente, el Élder Robert. D. Hales compartió el consejo perfecto en Facebook:

 

El mundo se está haciendo más oscuro, es verdad, pero se nos ha llamado  a caminar en la luz. No tenemos que encontrar el camino por nosotros mismos. Así como lo hicimos en nuestra vida premortal, elegimos seguir a Jesucristo. Él es la luz del mundo.

Él entiende el  desafío  que es caminar por Su senda. Recuerden, Él “fue tentado en todas las cosas como nosotros”. Incluso en el Jardín de Getsemaní tuvo la libertad de elegir. “Todas las cosas son posibles para ti”, suplicó a su Padre, si quieres “pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Cuando terminamos nuestras oraciones con “Hágase tu voluntad”, estamos haciendo lo que hizo el Salvador en el Jardín de Getsemaní, porque lo que estamos diciendo es: “Sea cual sea la prueba, lo que sea que tenga que aprender, siempre te amaré”.

The world is getting darker, it is true. But we are called to walk in the light. We do not have to find a path for…

Posted by Robert D Hales on Sunday, March 5, 2017

 

 

 

 

 

 

Este artículo fue escrito originalmente por LDS Living staff y fue publicado en ldsliving.com con el título Elder Hales Shares a Powerful Way to End Your Prayers That May Change How You Pray http://www.ldsliving.com/Elder-Hales-Shares-a-Powerful-Way-to-End-Your-Prayers-That-May-Change-How-You-Pray/s/84763 

Español ©2016 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English ©2016 LDS Living, A Division of Deseret Book Company