4 razones por las que los hermanos pelean + cómo los padres pueden intervenir

hermanos

Todos los que tenemos hermanos hemos pasado por la misma situación: “peleas”.

Cuando era pequeña, peleaba con mis hermanos por cosas en las que no coincidíamos y, ahora que soy mamá, puedo ver lo mismo en mis hijos.

La rivalidad entre hermanos es algo normal, en especial cuando son niños. Sin embargo, esto también se presenta a medida que crecen.

La rivalidad entre hermanos es algo normal, en especial cuando son niños. Sin embargo, también se presenta a medida que crecen. Imagen: Canva

Esta rivalidad se produce porque los hermanos tienen personalidades, gustos, opiniones, talentos y edades diferentes.

Si bien se entiende que las peleas entre hermanos son normales, esto puede convertirse en un gran problema si los padres no intervienen adecuadamente.

A continuación, compartiré las causas principales de las riñas entre hermanos y cómo los padres pueden abordar estas situaciones.

Los celos 

Una de las causas de las peleas entre hermanos son los celos. Imagen: Canva

Como mencioné anteriormente, es común que los hermanos tengan habilidades e intereses diferentes, lo que puede generar sentimientos de celos y rivalidad entre ellos.

Por ejemplo, uno de los hermanos puede destacarse en el ámbito académico mientras que el otro en los deportes.

Es fundamental que los padres presten atención a las emociones de sus hijos para que puedan detectar signos de celos o resentimiento entre ellos e intervenir de una manera sana y constructiva.

Competitividad 

Una de las causas más frecuentes de la rivalidad entre hermanos es el hecho de que ambos compitan por destacar en las mismas áreas. Imagen: Canva

Una de las causas más frecuentes de la rivalidad entre hermanos es el hecho de que ambos compitan por destacar en las mismas áreas.

Por ejemplo, si ambos hermanos son buenos en los deportes, uno de ellos podría sentirse inferior si el otro destaca más que él o ella en este ámbito.

Para solucionar este problema, los padres pueden ayudar a sus hijos a comprender de que cada uno tiene habilidades y talentos únicos que pueden complementarse para sacar lo mejor de ambos.

De esta forma, se puede reducir la rivalidad entre ellos y promover una relación más armoniosa y colaborativa.

Diferencia de edad

Otra causa frecuente de las peleas entre hermanos es la diferencia de edad. Imagen: Canva

En muchos hogares, es común que haya una diferencia de edad de 4 a 5 años entre los hijos. 

Con frecuencia, esto se debe a que los padres esperan que el primer hijo sea independiente o autosuficiente antes de tener el siguiente.

Sin embargo, esta diferencia de edad puede provocar problemas de comunicación entre los hermanos y llegar a causar más conflictos.

A menudo, los hermanos menores tienen dificultades para entender que sus hermanos mayores tienen prioridades y responsabilidades diferentes a las suyas, lo que puede generar sentimientos de incomprensión y peleas entre ellos.  

El reconocimiento de los padres

La mayoría de los hijos anhelan la atención y los cumplidos de sus padres, aunque no siempre lo digan. Imagen: Canva

La mayoría de los hijos anhelan la atención y los cumplidos de sus padres, aunque no siempre lo digan. 

Entonces, es importante que los padres no comparen a sus hijos al momento de elogiarlos, ya que esa práctica no es sana. Además, cada hijo es único y debe ser tratado con el mismo amor y aprecio, y se les debe prestar la misma atención.

Los padres tenemos un gran impacto en la vida de nuestros hijos, ya que somos las primeras personas que están en contacto con ellos. Seamos cuidadosos con las emociones de nuestros hijos para saber cómo actuar cuando surjan los conflictos entre ellos.

Espero que este artículo te haya ayudado. ¡Cuéntame en los comentarios cómo abordas las discusiones entre tus hijos!

Fuente: Moroni Channel

Video Relacionado

También te puede interesar

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *