Presidenta Johnson: La educación nos hace más parecidos al Padre Celestial

presidenta Johnson - educación

En Doctrina y Convenios 93:36, el Señor ha enseñado que “la gloria de Dios es la inteligencia”, lo cual significa que la educación nos hace más parecidos al Padre Celestial, enseñó recientemente la presidenta general de la Primaria Camille N. Johnson.

presidenta Johnson - educación

Presidenta general de la Primaria Camille N. Johnson. Fotografía: Church News

La lideresa general de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días habló sobre la necesidad de que los estudiantes adquieran tanta educación y capacitación como puedan, durante un devocional de BYU-Pathway Worldwide (en inglés) transmitido el martes 19 de octubre.

La educación prepara a las personas para todas las cosas

estudi

Estudio de las Escrituras. Fotografía: churchofjesuschrist.org

Durante el devocional, la presidenta Johnson explicó que la educación prepara a las personas para todas las cosas como, por ejemplo, para servir en el mundo y en la Iglesia, para ser sabios consejeros y cónyuges, y maestros eficaces para los niños y otros jóvenes sobre quienes uno pudiera tener influencia.

“Cuanto más aprendemos, mayor es la influencia que podemos ejercer para el bien”.

graduación

Graduación superior. Imagen: Time.com

Para bendecir a sus futuras generaciones

Los esfuerzos y sacrificios que se hagan para aprender le darán a uno conocimientos que bendecirán a las generaciones venideras, explicó la presidenta Johnson.

El Padre Celestial quiere que Sus hijos “busquen palabras de sabiduría de los mejores libros; busquen conocimiento, tanto por el estudio como por la fe” (Doctrina y Convenios 109:7).

Aprendizaje y fe

Buscar el aprendizaje por medio del estudio significa poner la mente a trabajar, dijo la presidenta Johnson.

“Leemos o escuchamos el material requerido, pensamos en ello, practicamos, resolvemos problemas, memorizamos y completamos tareas, y mediante nuestra diligencia aprendemos. Es racional y lógico. Generalmente es línea por línea”.

Buscar el aprendizaje por medio de la fe, no solo pone a trabajar la mente, sino también el corazón.

“Es en nuestros corazones y mentes donde sentiremos las manifestaciones del Espíritu Santo”, dijo la presidenta Johnson. “Y sabemos que el Espíritu Santo testifica la verdad”.

aprendizaje

Aprendizaje. Imagen: churchofjesuschrist.org

El Espíritu Santo es tu mejor compañero

La lideresa aconsejó a los estudiantes a no dejar de aprender por medio del estudio y, a que inviten al Espíritu Santo para que les ayude a aprender y a retener esos hechos.

“Buscar el aprendizaje por la fe es el proceso por el cual involucramos al Espíritu Santo en nuestro aprendizaje para que no estemos aprendiendo sólo hechos. Estamos comprendiendo la verdad”.

Los corazones y mentes dispuestas invitan al Espíritu Santo a dar testimonio de la verdad y a hacer que recordemos todas las cosas.

graduación

Graduación. Fotografía: shemmassianconsulting.com

Una oración antes de estudiar

Un estudio eficaz, sin importar el tema, siempre debe comenzar con una oración.

“Pidan una mente y un corazón abiertos”, aconseja. “Inviten al Espíritu a sus estudios. Sean dignos de la compañía del Espíritu. Les prometo que el Espíritu Santo es el más dedicado y devoto de los compañeros de estudio”.

Estudio

Estudio de las escrituras. Imagen: byu.edu

La presidenta Johnson concluyó con su testimonio de que “el Espíritu Santo consuela, guía, advierte y testifica de la verdad”. El Padre Celestial y Jesucristo quieren que cada estudiante tenga éxito y sea feliz.

“Que siempre vivan dignos del Espíritu, que inviten al Espíritu Santo a llenar sus mentes y corazones abiertos con la verdad, es mi oración para cada uno de ustedes”.

 

Fuente: The Church News

| Inspiración
Publicado por: Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
Élder Soares responde preocupaciones de los JAS con respecto al...
expulsados de Misuri
¿Por qué los santos fueron expulsados de Misuri en 1838?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *