El Alto, Bolivia – El Presidente Russell M. Nelson desafió el mal de altura común para los visitantes de El Alto, Bolivia, al dirigirse a los Santos de los Últimos Días en la metrópoli más alta del mundo el domingo 21 de octubre por la noche.

El Alto se ubica a una altura de 13 615 pies (4150 m), al lado de La Paz, en la zona montañosa del Altiplano del país.

“Han recorrido grandes distancias para estar aquí esta noche y nosotros también,” dijo el Presidente Nelson mientras visitaba Bolivia, el segundo país en su gira ministerial por cinco países de Sudamérica.

Durante una devocional celebrada en el Polideportivo Héroes de Octubre, el Presidente Nelson habló en inglés y español en un discurso que se transmitió en toda Bolivia.

Aunque el mal de altura es común en el área, el profeta de 94 años no mostró signos de enfermedad ni desaceleró su ritmo. La altura de 13 615 pies (4150 m) es casi 100 pies (30 m) más elevada que Kings Peak, Utah, que a una altura de 13 534 pies (4125 m) es el punto más alto en el estado de Utah. Salt Lake City se ubica a solo 4225 pies (1288 m).

Presidente Nelson Bolivia

Una foto aérea de La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2018.

También te puede interesar: Presidente Nelson sorprendió en Bolivia con una petición especial a los niños

La visita del domingo tuvo un significado especial para los miembros en Bolivia, dijo el Élder Enrique R. Falabella, Setenta Autoridad General y presidente del Área Noroeste de Sudamérica, que incluye a Bolivia.

El Presidente Nelson, en ese entonces presidente del Quórum de los Doce Apóstoles, tenía programado visitar Bolivia a principios de este año. Pero, el fallecimiento del Presidente Thomas S. Monson, el 02 de enero, le impidió cumplir esa asignación

“Los bolivianos se alegraron con la noticia de la llegada de un Apóstol del Señor, y se entristecieron al saber que esto ya no sucedería,” dijo el Élder Falabella. “Imaginen su alegría al enterarse de la noticia de que el Presidente Nelson, ahora como Presidente y Profeta de la Iglesia, visitaría Bolivia después de haber recibido la impresión de hacerlo. Este acto de bondad divina los llenó de gozo y reconocimiento de la bondad de Dios, al saber que Él los conoce.”

La visita del profeta proporciona esperanza a un pueblo que necesita saber que el Señor está con ellos, dijo el Élder Falabella. “Sus vidas nunca serán las mismas como resultado del gran amor que sienten ahora en sus corazones y será algo para recordar y contar a las generaciones venideras.”

Durante la devocional, el Presidente Nelson recibió a niños de la audiencia, que se pusieron de pie y cantaron una estrofa de “Soy un hijo de Dios.”

Presidente Nelson

Los niños Santos de los Últimos Días hacen fila en el Polideportivo Heroes de Octubre en El Alto, Bolivia, para mostrarle al Presidente Russell M. Nelson sus copias del Libro de Mormón en español.

“Ustedes padres y maestros tienen la gran responsabilidad de enseñar a estos niños,” dijo el Presidente Nelson a la audiencia. “Enséñenles lo que realmente significa ser un hijo de Dios. Están hechos a Su imagen… enséñenles a orar a Dios… y enséñenles sobre el Salvador del mundo, el Señor Jesucristo, que murió por nosotros.”

Al viajar con su esposa, la hermana Wendy W. Nelson, también alentó a los padres a enseñarles a sus hijos sobre la Santa Cena, a fin de ayudarlos a calificar para las bendiciones del templo y honrar a sus padres.

Entre los discursantes de la devocional también estuvieron la hermana Nelson; el Élder Gary E. Stevenson del Quórum de los Doce Apóstoles y su esposa, la hermana Lesa Stevenson; y el Élder Falabella y su esposa, la hermana Ruth A. Falabella.

Bolivia es un país con gran diversidad geográfica y climática, dijo el Élder Falabella. “Al ser rico en recursos naturales, se puede describir a sus habitantes como creyentes y respetuosos de Dios.”

Presidente Nelson

Un padre cargando a su hija por encima de la multitud para ver mejor al Presidente Russell M. Nelson, durante un devocional del domingo en el Polideportivo Heroes de Octubre en El Alto, Bolivia, el 21 de octubre de 2018.

Si bien la pobreza todavía permanece en algunas áreas del país, por lo general, los bolivianos son personas felices, dijo. La humildad también es una de las características de los bolivianos.

“Los miembros de Bolivia están dispuestos a creer, seguir a sus líderes y tienen un gran respeto por los líderes que los presiden,” dijo el Élder Falabella. “Su voluntad de servir y su amor por Dios y Su Hijo Jesucristo definen las vidas de los Santos… En sus corazones no tienen dudas sobre la divinidad del Señor Jesucristo, sobre la veracidad de Su Iglesia y el poder del sacerdocio.”

El Presidente Nelson comenzó su Gira Ministerial por Sudamérica el 20 de octubre, en Lima, Perú, donde se reunió con los Santos de los Últimos Días y los misioneros, así como con el Presidente del Perú, Martín Vizcarra.

Al siguiente día, antes de partir de Perú hacia Bolivia, el Presidente y la hermana Nelson asistieron a una reunión sacramental en Lima y con otras personas visitaron el posible sitio de un templo en la zona de Los Olivos, en la ciudad capital.

El Presidente Nelson continuó su gira ministerial por Sudamérica visitando Paraguay, Uruguay y Chile. La gira ministerial terminó el 28 de octubre con su dedicación del Templo de Concepción, Chile.

Artículo originalmente escrito por Sarah Jane Weaver y publicado en thechurchnews.com con el título “What parents need to know from President Nelson’s address in the world’s highest major metropolis.”