Lima, Perú – Hace dos décadas, el Presidente Russell M. Nelson – en ese entonces, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días – estuvo en un nuevo centro de capacitación misional aquí y oró por la tierra de Perú, una nación “preservada a lo largo de los años para Tus santos propósitos.”

“Has prometido que aquellos que poseen esta tierra serán sostenidos a medida que sean justos y adoren al Dios de la tierra, que es Jesucristo,” oró en un español fluido. “Bendice al pueblo de Perú a fin de que conozca el destino divino de su tierra.”

En la actualidad, una copia de la oración dedicatoria cuelga en el CCM, donde unos 150 misioneros llamados a servir en una de las 18 misiones en Perú y Bolivia reciben instrucción y capacitación.

Perú

Las banderas se exhiben en el Centro de Capacitación Misional de Lima, Perú.

También te puede interesar: Presidente Nelson sorprendió en Bolivia con una petición especial a los niños

El Presidente Nelson regresó a Perú el viernes, 19 de octubre. Estuvo programado para dirigirse a los misioneros en el Área Noroeste de América del Sur y habló en una devocional que se transmitió en todo el Perú desde el Coliseo Mariscal Cáceres, un espacio cubierto con capacidad para 7000 personas.

Perú es la primera parada de la gira de ministración del Presidente Nelson por América del Sur, un viaje que incluye devocionales en cinco países en nueve días y que culminará con la dedicación del Templo de Concepción, Chile, el 28 de octubre.

Hay más de 4 millones de Santos de los Últimos Días, 17 templos y 94 misiones en América del Sur.

Ubicado en la parte occidental de América del Sur, Perú albergó muchas culturas antiguas, incluida la civilización Norte Chico, que es una de las más antiguas del mundo, y el Imperio Inca.

Perú tiene más de medio millón de Santos de los Últimos Días, 13 misiones y 2 templos, con planes de construir dos más. Es uno de solo cinco países con más de 100 estacas; además de Perú, Estados Unidos, Brasil, México y las Filipinas han alcanzado el hito de las 100 estacas.

Han existido Santos de los Últimos Días en Perú desde 1940. Sin embargo, la primera rama no se reconoció hasta 1956, año en que los misioneros de tiempo completo llegaron al país.

Perú

Centro de Capacitación Misional de Lima, Perú.

En junio de 1986, la Iglesia abrió el primer centro de capacitación misional en Perú. El centro de capacitación, apodado como la “casa chocolate” debido a su color marrón, fue reemplazado por la nueva instalación  12 años después.

El Presidente Nelson dedicó el actual centro de capacitación misional el 27 de agosto de 1998.

Dirigiéndose específicamente a los líderes de la Iglesia presentes, el Presidente Nelson les encargó “asumir la responsabilidad de elevar a una generación de jóvenes dignos de participar como misioneros, dignos de enseñar y testificar sobre el Señor Jesucristo.”

Eso es exactamente lo que el Presidente del CCM de Perú Robert Spence Ellsworth y su esposa, la hermana Laurie Benson Ellsworth, hacen todos los días.

El Presidente Nelson fue “muy claro en su oración sobre el propósito de este edificio,” dijo el Presidente Ellsworth. El CCM “es para bendecir no solo a aquellos que vienen aquí, sino también a Perú y las áreas que lo rodean.”

Los misioneros en el CCM representan una “intensificación de las raíces del Evangelio” en los países de América del Sur donde existe una base sólida de la Iglesia, dijo la hermana Ellsworth.

Perú

La hermana Angela González riendo con sus compañeros misioneros en el Centro de Capacitación Misional de Lima, Perú.

Por ejemplo, la hermana Hilda Sullca, una misionera en el CCM, se unió a la Iglesia con su madre cuando tenía 8 años de edad. En la última década, la hermana Sullca ha sido testigo del “progreso individual en la Iglesia y también del crecimiento colectivo en esta área.”

Esto fue posible gracias a que los Santos de los Últimos Días le prestaron servicio. Meses después de su bautismo, la madre de la hermana Sullca se enfermó y dejó de participar de las actividades del Evangelio. “A partir de ese momento, los miembros del barrio de la hermana Sullca la recogieron y llevaron a la Iglesia con ellos.”

Viendo a los misioneros caminar por los hermosos terrenos del CCM, llenos de un follaje frondoso y colorido, el Presidente Ellsworth habla sobre la oración del Presidente Nelson y su impacto en la instalación, dos décadas después de que se ofreciera.

“Cuando dedicó esta instalación, hizo una mención especial sobre este país especial, acerca de la elección de este país. Lo podemos ver.”

Perú

Los misioneros Jamie Bravo y Julio Varela estudiando en el Centro de Capacitación Misional de Lima, Perú.

La hermana Ellswoth dijo que los misioneros leen la oración dedicatoria y comprenden que “este es un lugar sagrado.”

“A medida que leen y comprenden el plan del Señor por su complejidad, pueden también entender su propósito como misioneros,” expresó.

Gerardo Campero, director del CCM, dijo que cuando su familia se unió a la Iglesia, la gran ilusión de su padre era que los nietos de la familia también aceptaran el Evangelio.

Su padre, Vladimir Campero, sintió que cuando su familia se convirtió a la Iglesia, “es una conversión que se transmite a las generaciones.”

“Seré un padre feliz cuando vea a mis nietos sellados en el templo,” Vladimir Campero le dijo a su hijo.

El Presidente y la hermana Ellsworth informan que la gran mayoría de sus misioneros provienen de hogares donde fueron criados por una madre fuerte y un padre ausente. Cuando estos misioneros aumentan su testimonio durante su temporada en el CCM, muchos le expresan a la hermana Ellsworth su gran deseo de regresar del servicio misional y convertirse en esposos y padres confiables. “Deseamos que las cosas sean diferentes”, dijeron.

“De pronto, ven el propósito del Evangelio de Jesucristo en sus vidas,” compartió.

Artículo originalmente escrito por Sarah Jane Weaver y publicado en thechurchnews.com con el título “As President Nelson begins South American tour in Lima, here’s a look at the Peru MTC he dedicated 20 years ago.”