Pregunta

Mi hermano fue asesinado trágicamente hace un año. Aunque nació bajo el convenio y se bautizó a la edad de 8 años, no le enseñaron los principios del Evangelio cuando era un niño y vivió en un hogar que no tenía alta estima por la Iglesia.

Tengo dos preguntas: Un familiar activo en la Iglesia comentó que mi hermano se encuentra en un estado de tortura por no haber vivido los principios del Evangelio. Mi hermano fue un esposo y padre increíble, un ciudadano que respetaba la ley, pero tenía una vida mundana. ¿Cómo podría responder a este comentario como el único otro miembro activo de mi familia inmediata? Necesito ayuda. Quiero que el Evangelio traiga paz y consuelo en este momento difícil, no enojo.

Segundo, ¿cómo podría explicarle la obra que se realiza en el templo a su esposa, que tuvo múltiples experiencias negativas con este familiar Santo de los Últimos Días con respecto a la Iglesia? Siento que esto es especialmente difícil ya que mi hermano se bautizó y no se puede sellar a su esposa en este tiempo porque ella no es miembro. Apreciaría mucho que me ayudaras.

Respuesta

También te puede interesarLa vida después de la muerte; 6 Percepciones sobre el mundo de los espíritus

Creo que el familiar que hizo esos comentarios negativos sobre tu hermano probablemente esté en mayor riesgo de vivir en un estado de tortura por su actitud poco cristiana, que tu hermano por su inactividad.

Si tu hermano nació bajo el convenio, le esperan ricas bendiciones. El Élder Boyd K. Packer, del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la Conferencia General de abril de 1992, hizo referencia a una declaración del Profeta José Smith con respecto a este tema:

“El profeta José Smith dijo —y jamás enseñó una doctrina más consoladora— que el sellamiento eterno de padres fieles y las divinas promesas que se les hayan hecho por su valiente servicio en la Causa de la Verdad los salvarían no sólo a ellos, sino también a su posteridad. Aunque algunas ovejas se descarríen, el ojo del Pastor está sobre ellas, y tarde o temprano sentirán los tentáculos de la Divina Providencia extenderse hacia ellas y acercarlas de nuevo al rebaño. Ellos volverán, ya sea en esta vida o en la vida venidera. Tendrán que pagar su deuda a la justicia; sufrirán por sus pecados y tal vez anden por caminos espinosos; pero si esto finalmente los conduce, como al hijo pródigo, al corazón y al hogar de un padre amoroso que perdona, la dolorosa experiencia no habrá sido en vano. Oren por sus hijos descuidados y desobedientes; manténganse cerca de ellos mediante su fe. Continúen con esperanza y confianza hasta que vean la salvación de Dios”.

anillo de matrimonio

Puede ser interesante notar que el sellamiento de la esposa al esposo en el templo es un sellamiento condicional, que depende de la fidelidad de los cónyuges. Sin embargo, no hay condiciones sujetas al sellamiento de los hijos a los padres, y por supuesto la palabra del Señor a nosotros, nunca se quebranta:

“Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho, y no me disculpo; y aunque pasaren los cielos y la tierra, mi apalabra no pasará, sino que toda será cumplida, sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo” (DyC 1: 38).

Entonces, al saber que el Señor, si bien es justo, también es amable, amoroso e indulgente y que Su propósito es llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre (Moisés 1: 39), confío en que tu hermano está cumpliendo con todo lo que se podría requerir de él para su salvación eterna en el reino celestial de Dios.

La vida no termina en la muerte. Hay mucho más por hacer en el mundo espiritual para preparar a todos los espíritus para su destino final en uno de los tres grados de gloria que el Padre preparó para ellos.

40 Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrestres; mas ciertamente una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrestres.

41 Una es la gloria del sol, y otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.

42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción;

43 se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder;

44 se siembra cuerpo natural, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo natural, y hay cuerpo espiritual. (1 Cor. 15: 40 – 44)

impresión del espíritu

Con respecto a las dificultades en tu familia, hay dos cosas muy importantes que puedes hacer para remediar la situación. Primero, puedes orar por ellos – la oración eficaz del justo puede mucho (Santiago 5: 16). Lo otro que puedes hacer es vivir una vida digna y cristiana. Demuestra que amas al Señor, Su Iglesia y Su reino. Tu ejemplo es el sermón más poderoso que puedes predicar.

Intentar convencer a los otros miembros de tu familia mediante argumentos es, por lo general, contraproducente, genera hostilidad. Sin embargo, si actúas de una manera tolerante y amorosa hacia los miembros de tu familia, ellos comenzarán a querer imitar tu forma de ser.

El Evangelio se predica efectivamente solo cuando el Espíritu está presente. De otro modo, no se comprende ni acepta. Entonces, los misioneros o los hermanos ministrantes son las personas apropiadas para presentar los principios del Evangelio a los demás. Eso no significa que no debamos aprovechar las oportunidades para testificar del Salvador y la restauración del Evangelio. Sin embargo, esto se hace según las impresiones del Espíritu Santo.

Con respecto a explicar la obra en el templo a la esposa de tu hermano, sugeriría que aplazaras el profundizar en esa explicación hasta después de que ella se active en la Iglesia. Luego, en el momento apropiado, podrías acompañarla al templo y todos sus problemas se resolverán. Todo no se puede hacer en un día. Así que esperemos y oremos con fe, confiemos totalmente en que nuestro Padre Celestial escuchará nuestras oraciones y hará todo lo que se pueda hacer por Sus hijos justos.

Fuente: Askgramps.org