Torres del Espíritu Santo: este es el nombre que recibió el nuevo proyecto de la organización Obras del Espíritu Santo, dirigida por el sacerdote católico Sergio Valverde, y que albergará a alrededor de 700 jóvenes. Durante su presentación, el padre Sergio reconoció el esfuerzo que otras organizaciones realizan para fortalecer a la juventud costarricense, haciendo especial mención a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a cuyos miembros llamó sus amigos.

Capsula del tiempo

Capsula del tiempo. Créditos: Sala de Prensa Costa Rica

 

La actividad fue transmitida a través de la radio y la televisión nacionales -medios de comunicación con los que Valverde se siente muy agradecido- y contó con la asistencia de miembros de los supremos poderes, como el diputado Oscar López, del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE), la diputada Carmen Quesada Santamaría, del Movimiento Libertario, así como el Lic. Francisco Segura Montero, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la alcaldesa de San José, Sandra García Pérez, y otros miembros de diferentes entes gubernamentales enn representación de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, participo Adán Alvarado Victoria, director de Asuntos Públicos de la estaca La Sabana, quien fue invitado a participar de la palada inicial del proyecto. En la actualidad, Obras del Espíritu Santo atiende  a más de 70 mil personas en riesgo social, de las cuales 52 mil son niños. Esta población infantil ha ido creciendo y ya son adolescentes que como consecuencia no cuentan con un espacio para desarrollar sus actividades. “Por esta razón que nace el proyecto Torres del Espíritu Santo, con un costo cercano a los 5 millones de dólares, para dar cabida a esta población que tanto lo necesita”, comentó Valverde.