La hermana Wendy Nelson comparte en su libro, “The Heavens are open”, su testimonio personal de las verdades que aumentarán nuestra capacidad para recibir y actuar según la revelación de los cielos.

El libro ofrece una serie de ideas sobre cosas que podemos hacer, y dejar de hacer, para comprender la dirección del Espíritu con mayor claridad.

madre celestial

La letra de la canción de Michael McLean es muy cierta para mí:

“Todo lo que siempre quise, todo lo que siempre soñé. Todo lo que esperaba y todas las cosas por las que oré. No llegó a la altura de lo que se me dio, se me ha dado lo que necesito.”

Aunque todo lo que se me ha dado no ha sido necesariamente todo lo que pensé que quería, el Señor ha sabido exactamente lo que necesitaba y en qué momento necesitaba esas bendiciones.

Lo que siempre he necesitado, lo que he buscado, ha sido que los cielos se abran a mí. Aquí hay sólo algunas de las cosas que he descubierto.

También te puede interesar: Élder Uchtdorf: “La prioridad de Dios es que tú seas feliz”

1. Los cielos se abren cuando lo buscamos

Wendy nelson y los cielos

Las palabras del profeta José Smith, el profeta del Señor en esta última dispensación, me inspiran a buscar con más diligencia y entusiasmo oportunidades para que los cielos se abran cada vez que las recuerdo:

“Las cosas de Dios son de profunda importancia, y sólo se pueden descubrir con el tiempo, la experiencia y los pensamientos cuidadosos, reflexivos y solemnes. Tu mente, ¡oh hombre!, si quieres llevar un alma a la salvación, debe elevarse a la altura del último cielo, y escudriñar y contemplar el abismo más oscuro y la ancha expansión de la eternidad; debes tener comunión con Dios.”

Los cielos no siempre se abrirán con rapidez, pero sí se abrirán.

2. Los cielos se abren cuando hacemos preguntas

Wendy nelson y los cielos

He aprendido que los cielos se abren cuando llevamos una pregunta a la Conferencia General, cuando llevamos una pregunta a las Escrituras, cuando oramos con verdadera intención y fe en Cristo, y cuando hacemos un sacrificio al Señor.

3. Los cielos se abren cuando hacemos nuestra historia familiar

Wendy nelson y los cielos

Los cielos se abrirán cuando abramos nuestras computadoras para hacer nuestra historia familiar, tanto es así que he aprendido a mantener cerca un bloc de papel para escribir los pensamientos que se me vienen a la mente cuando busco la información que adapta a mis antepasados.

4. Los cielos se abren cuando tenemos fe

Wendy nelson y los cielos

Es más probable que los cielos se abran cuando tenemos fe de que así será. Cuando realmente creemos que se abrirán, suceden milagros.

El presidente Nelson enseñó: 

“Comprendan que cuando hay ausencia de experiencias con Dios, uno puede dudar de la existencia de Dios. Así que, hagan lo necesario para empezar a tener experiencias con Él.”

Podríamos parafrasear sus palabras y decir que la ausencia de tener experiencias con los cielos podría hacernos dudar de que realmente se abran a nosotros, podríamos dudar de que realmente se abrirán para otros.

Sin embargo, es mi testimonio que los cielos están abiertos.

Están abiertos para el profeta del Señor, y están abiertos para todos y cada uno de nosotros si es que hacemos el esfuerzo espiritual que se requiere.

Este artículo fue escrito originalmente Wendy Nelson y es una adaptación del libro “The Heavens Are Open” y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “4 Insights from Sister Nelson to Open the Heavens