3 secretos que harán que tu relación amorosa dure para siempre

matrimonio casarse

Un matrimonio es un convenio entre un hombre, una mujer y Dios. En este convenio, el hombre y la mujer se comprometen a obedecer las leyes de Dios y permanecer juntos. Asimismo, prometen traer hijos al mundo y enseñarles a obedecer las leyes de Dios.

Sin embargo, en el matrimonio ocurren problemas que pueden llevarnos a considerar el divorcio.

Fuente: Shutterstock

Durante mis diez años como obispo en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocí a muchas parejas casadas de todas las edades. Todas tenían una cosa en común: problemas.

Algunas parejas que conocí se divorciaron pensando que esa era la mejor solución. Ciertamente, existen razones válidas para el divorcio, tal como el abuso físico y emocional.

No obstante, no me quiero enfocar en eso. Hoy quiero hablarles sobre las parejas que permanecieron juntas porque tuvieron una fórmula que funciona. ¡Veamos!

1. Abnegación

Imagen: Canva

También te puede interesarÉlder Holland: No tomen una decisión eternamente significativa con prisa

La primera clave es la abnegación. Es decir, anteponer las necesidades de los demás a las propias.

Esto comienza poniendo a Dios en primer lugar en tu vida. “Ama a Dios con todo el corazón, alma, mente y fuerza”, el primer y más grande mandamiento.

Las personas que ponen a Dios en primer lugar en sus vidas están dispuestas a obedecerle. Pagan el diezmo, asisten a sus reuniones, santifican el día de reposo, sirven en sus llamamientos y guardan todos Sus mandamientos lo mejor que pueden.

citas

Imagen: Pinterest

Una persona que no pone a Dios en primer lugar en su vida probablemente no te ponga a ti en primer lugar en tu matrimonio.

Las personas abnegadas anteponen las necesidades de su cónyuge, sus hijos, amigos e incluso extraños a las propias. Trabajan arduamente todos los días para proteger y proveer.

Vivimos en un mundo cada vez más egoísta, a las personas les preocupa más cómo se ven que cómo actúan. Incluso la sociedad reconoce el egoísmo como un atributo de los negocios y deportes.

Ganar a toda costa se ha convertido en el estándar. Sin embargo, ese estándar no produce relaciones amorosas que duren para siempre. La abnegación sí lo hace.

2. Perdona y busca el perdón

Imagen: Internet

El siguiente rasgo es la capacidad de perdonar y buscar el perdón. Esto proviene del segundo mandamiento más importante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Eso es fácil de decir, pero difícil de hacer. Siempre es más fácil culpar a otros por lo que sucede y guardar rencor a quienes nos han hecho daño.

Un padre que conocí cometió un gran error, traicionó a su esposa y familia, perdió su empleo y ahora enfrenta cargos criminales. Su esposa estaba tan enojada que lo echó de la casa e inició con un proceso de divorcio.

Él estaba muy arrepentido y sentí al Espíritu Santo durante nuestras reuniones semanales. Asumió la responsabilidad de sus actos y se aferró a la expiación. Temía haber perdido a su esposa y familia para siempre.

Imagen: Canva

Pasamos mucho tiempo llorando juntos. Sin embargo, durante una de nuestras reuniones tuvimos una revelación. Si bien él no podía cambiar el corazón de su esposa, Dios si podía.

Ayunamos juntos y le pedimos ayuda al Señor. Al día siguiente, me llamó emocionado del juzgado y me dijo que su esposa estaba dispuesta a perdonarlo y a solucionar las cosas.

Ella cumplió con lo que dijo y actualmente siguen cuidando a su familia juntos. ¡Lo que estaba roto, se restauró!

También conocí a una mujer que descubrió una aventura amorosa de su esposo. Todos, incluso yo como obispo, entendimos su dolor y furia. Se divorciaron. Nadie ganó en el divorcio, especialmente los hijos.

Imagen: Shutterstock

Seguí en contacto con ellos y, años después, ambos se casaron con otras personas. Pero, puedo decir que aún se aman y desearían haber encontrado una forma de solucionar sus problemas. Pero, ahora, solo se pueden ver a la distancia y lamentar sus acciones egoístas e incapacidad de perdonar.

Sinceramente, ¿quisieras pasar tu vida con una persona abnegada y que sabe perdonar? O, una pregunta mejor sería, ¿no deseas convertirte en una persona abnegada y que sepa perdonar? La buena noticia es que puedes desarrollar estas dos cualidades gratis.

relación amor

Imagen: Canva

Solo debes aprender a amar a los demás más de lo que te amas a ti mismo, lo que debes ser fácil porque tú no eres perfecto de todos modos, ¿verdad? Inténtalo durante una semana y ve cuán mejor te sientes.

Las parejas abnegadas y que saben perdonar descubren que los problemas pueden doblar, pero no romper un matrimonio y pueden aprender a amar de nuevo.

3. Comunicación

Imagen: Canva

El tercer rasgo es la capacidad de comunicarse. Parece muy simple, pero puede ser muy difícil.

Las parejas se comunican de muchas maneras, en lo que dicen y en lo que no se dicen entre sí. El silencio puede comunicar mucho. Besar es una forma muy cercana de hablar.

Me preocupa que los jóvenes estén buscando cosas equivocadas en su futuro cónyuge. En una actividad con mis alumnos de BYU, les pedí que hicieran una lista de lo que buscaban en su futuro compañero eterno y no se conformaban con menos.

La mayoría escribió que buscaban a alguien con dinero, atlético, guapo y que tuviera un buen auto. Todas esas características son buenas, pero no son indicadores de una relación amorosa que dure para siempre.

matrimonio

Imagen: Shutterstock

Si te casas con una persona rica que es egoísta y no sabe perdonar, probablemente no serás feliz. Además, lo físico se desvanece con el tiempo.

Así que esto es lo que quiero que hagas: ¡tira esa lista! Todas esas cosas son buenas, pero esa persona no existe. Es una fantasía y el matrimonio es una realidad.

En su lugar, reemplaza tu lista con la que te acabo de dar. Solo tres cosas: abnegación, saber perdonar y habilidad para comunicarse.

Te prometo que, si encuentras a alguien abnegado, que sepa perdonar y seas capaz de comunicarte con esa persona, te enamorarás profundamente. No importa si esa persona es alta o baja, rica o pobre.

Imagen: Internet

Así que recuerda, ese auto último modelo o el aspecto físico de esa persona no te ayudará a superar los momentos difíciles de tu matrimonio. La abnegación, el perdón y la comunicación lo harán.

Conviértete en esa persona y, luego, busca a alguien con esas características.

Mira más allá de lo que impresionará a otros en las redes sociales y, en cambio, busca las características que crearán una relación amorosa que dure para siempre.

Fuente: LDS Living

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *