En la antigua narración israelita, el significado de los nombres personales se usaba para hacer una historia digna de recordar. Considera el nombre de Noé en Génesis 6-9. Su nombre en hebreo, nōaḥ, significa “descanso,” que representa un tema  principal en la historia de Noé: La paloma buscaba descanso mientras buscaba tierra. El arca finalmente descansó en la cima de una montaña. Además, el nombre de Noé escrito de atrás para adelante, significa “gracia,” que señala un subtema en la historia de Noé, señalado en Génesis 6:8, donde leímos que “Noé halló gracia ante los ojos del Señor.” Al aprender los significados del nombre de Noé, los antiguos oyentes podían recordar que ellos, como Noé, podían encontrar descanso por medio de la gracia de Dios.

Esta antigua práctica israelita de utilizar nombres para expresar un tema importante en una historia también se aplica a los nombres del Libro de Mormón. Aquí, mencionaremos algunos significados de los nombres del Libro de Mormón que podrían sorprenderte e inspirarte.

NEFI

nombres del libro de mormón

El nombre de Nefi quizá provino de dos antiguas palabras egipcias. La primera, “capitán de barco,” un nombre apropiado para el aficionado constructor de navíos pero fiel. La segunda, es más probable que sea la fuente del nombre de Nefi, significa  “bueno,” “justo,” o “hermoso.”

Debido al buen carácter de Nefi, Helamán nombró a uno de sus hijos Nefi y le exhortó: “Quisiera que hicieseis lo que es bueno” (Helamán 5:7). Incluso cuando expresó que era miserable, la confianza de Nefi se deleitaba en el Señor, guiándolo a alcanzar lo bueno (véase 2 Nefi 4). Del mismo modo, el nombre de Nefi puede recordarnos que siempre debemos intentar llevar a los demás a Dios y buscar todo lo que sea bueno, justo y bello (véase el Artículo de Fe 13).

ENÓS

nombres del libro de mormón

El nombre Enós es idéntico a la palabra hebrea poética que significa “hombre.” En el Libro de Mormón, Enós, como su padre, Jacob, era un “hombre justo” (Enós 1:1).  El nombre de Enós recuerda el título divino de “Hombre de Santidad,” quizá para recordarle a Quien adoramos (Moisés 6:57). Debido a la alusión del nombre de Dios encontrada en el nombre de Enós, cuando leemos sobre este profeta, se nos recuerda esforzarnos para vivir como Dios, imitarlo, y rendir a Él nuestro agradecimiento todo el día y toda la noche.

En el Libro de Mormón, Enós utilizó su nombre para recordarle al patriarca Jacob su lucha nocturna con un “hombre” (Véase Génesis 32: 24 – 32). Como el profeta del Antiguo Testamento, Enós luchó contra sí mismo (su “hombre” natural) ante el Señor, toda la noche, buscando respuestas y bendiciones, enseñándonos que también podemos hacerlo. Involucrándonos en la lucha de la vida, Dios responderá nuestras oraciones y nos concederá las correctas bendiciones que buscamos.

REY NOÉ

nombres del libro de mormón

Como mencionamos antes, el nombre Noé significa “descanso.” Sin embargo, en el caso del rey Noé del Libro de Mormón, su nombre provoca que el lector piense en una forma de “descanso” que comúnmente llamamos pereza.

“Sí, y de esta manera eran mantenidos [Noé y sus sacerdotes inicuos] en su pereza y en su idolatría y sus fornicaciones, con los tributos que el rey Noé había impuesto sobre los de su pueblo; de modo que trabajaban mucho para sostener la iniquidad.” (Mosíah 11:6)

El Rey Noé “también mandó que sus artesanos elaboraran toda clase de obras finas dentro de los muros del templo [un lugar de divino descanso]” e “hizo que construyeran un antepecho delante de ellos, sobre el cual pudieran sostener sus cuerpos y sus brazos mientras hablaban falsas y vanas palabras a su pueblo” (Mosíah 11:10-11).

En el Libro de Mormón, vemos qué sucede cuando la sociedad acepta líderes de pereza y reyes inmorales (como Noé) a diferencia de reyes justos (como Benjamín y Mosía II) que se dedicaron al servicio de su pueblo,

ALMA

nombres del libro de mormón

Durante muchos años, los críticos del Libro de Mormón afirmaron que Alma fue mal utilizada como nombre de hombre. Después de todo, la palabra en latín originalmente es un nombre femenino. Por ejemplo, utilizamos la frase alma mater para representar a nuestros centros de formación educativa. Las palabras, en latín, significan “madre nutricia” [madre que alimenta].

Sin embargo, el idioma original del Libro de Mormón no era el latín sino una adaptación de las lenguas semíticas como el egipcio y hebreo reformado (Véase Mormón 9:32-33). En hebreo, alma significa “hombre joven.” Esto nos ayuda a recordar que Alma y su hijo Alma eran hombres jóvenes cuando se convirtieron y escogieron dedicar sus vidas al Señor. Mormón quizá utilizó recursos literarios como la aliteración y asonancia en el texto original, estos recursos se perdieron en la traducción al inglés, para enfatizar el significado del nombre de Alma.

“Pero había entre ellos uno cuyo nombre era Alma, también descendiente de Nefi. Y era un hombre joven, y creyó las palabras que Abinadí había hablado” (Mosíah 17:2).

La similitud de las palabras habría solidificado el significado del nombre de Alma en la mente de los antiguos lectores y la hubiera relacionado con otras palabras de fe y enseñanza del evangelio.

Conocer el significado del nombre de Alma nos recuerda buscar primero al Señor, mientras seamos jóvenes. Como Alma anciano y Alma joven, debemos decidir dedicar toda nuestra vida al servicio de Dios.

ABISH

nombres del libro de mormón

En Alma 19:16, Mormón presenta a Abish de la siguiente manera:

“Y sucedió que invocaron con ahínco el nombre del Señor, hasta que todos hubieron caído a tierra, salvo una mujer lamanita cuyo nombre era Abish, la cual se había convertido al Señor muchos años antes a causa de una notable visión de su padre.”

Este versículo podría significar que el padre terrenal de Abish tuvo una visión y ella se convirtió. También puede significar que ella vio a su padre terrenal en una visión que la convirtió al Señor. Más allá de esto, quizá exista otra interpretación.

Abish es un nombre combinado de dos palabras hebreas: ʾāb, que significa “padre,” y îš (pronunciado ish), que significa “hombre.” Por eso, Abish podría interpretarse como “el padre es un hombre.”

¿Qué pasaría si Abish hubiera tenido una visión de Su Padre Celestial y descubierto, como José Smith, que Él tiene la forma de hombre? Su nombre habría preservado de una hermosa manera el testimonio de su experiencia reveladora que el “Padre [en el cielo] es un hombre.” Esta impresionante posibilidad podría señalar que Abish es el único nombre de mujer registrado en las escrituras, además de la Madre Eva, que vio a Dios, el Padre.

Cual sea la interpretación, el conocimiento de Abish sobre Dios la motivó a la acción y ayudó al pueblo a aceptar a Amón y su mensaje. Sabía que Dios no solo era un poder superior o una fuerza nebulosa en el universo. Sabía que Él era su Padre Celestial y que ese conocimiento hizo una diferencia en su vida. Esto también puede hacer una diferencia similar en nuestras vidas a medida que leamos y recordemos su historia.

MORMÓN

nombres del libro de mormón

El significado del nombre de Mormón parece ser la combinación de dos palabras el egipcias: mr (origen del nombre María), que significa “amor,” y mm, que significa “duradero” y “eterno.” Ambas palabras juntas podrían significar “el amor es eterno.” Recordar el significado del nombre de Mormón puede ayudarnos a recordar al profeta que escribió, recopiló y preservó el Libro de Mormón y testificó del amor de Dios por medio de Jesucristo que permanece para siempre. Esto nos puede ayudar a recordar que Mormón dio uno de los más hermosos discursos sobre el amor puro de Cristo registrado: “Pero la caridad es el amor puro de Cristo, y permanece para siempre; y a quien la posea en el postrer día, le irá bien.” (Moroni 7:47)

Aunque Mormón vivió en una civilización corrupta, llena de degradación y violencia, repetidamente enseñó a todos sobre el amor y la caridad (Véase 7:44-48; 8:16-17,26; diferencia de la condición de los nefitas en Moroni 9:5). También vivimos en tiempos peligrosos y nos encontramos en circunstancias difíciles. Siempre debemos luchar para ser buenos, pero incluso, cuando nos resbalemos y caigamos, podemos confiar en que el amor de Dios es perfecto y permanece para siempre. En ese amor, podemos encontrar la gracia que nos permitirá seguir intentando y nunca perder la esperanza.

Después de considerar los nombres del Libro de Mormón, ¿te sorprendieron sus significados? Más importante, ¿te inspiraron? Ciertamente, ellos nos inspiraron y fortalecieron nuestros testimonios de la veracidad y poder del Libro de Mormón.

El Libro de Mormón es literalmente hermoso, doctrinalmente verdadero y siempre se puede utilizar para diferentes situaciones. Estos nombres del Libro de Mormón son evidencia adicional de que el libro tiene orígenes antiguos y se reveló por el poder y don de Dios.

Artículo escrito originalmente por Dr. Taylor Halverson, Brad Wilcox, and Matt Bowen y publicado en ldsliving.com con el título “The Surprising Meanings of “Abish” and 5 Other Book of Mormon Names.”