Días después de escribir una publicación conmovedora sobre su boda y matrimonio eterno, la recién casada Santa de los Últimos Días Amy Moffat y su esposo, Stephen Graham, fallecieron en un trágico accidente automovilístico.

La pareja de Utah estaba conduciendo en la autopista del sur de Washington cuando su camioneta se volcó. Se declaró que ambos murieron en el acto.

En una publicación conmovedora de Facebook días antes del accidente, Moffat compartió su testimonio y sus planes de un día sellarse en el templo con su esposo. Escribió:

Este fin de semana me sentí la mujer más afortunada del mundo.

No he tenido la oportunidad de compartir mucho los detalles de Stephen Graham y mi compromiso. Por algunas razones, Stephen y yo decidimos casarnos en una ceremonia civil íntima con nuestros familiares más cercanos, justo debajo de los picos de las montañas de Wasatch, Utah. Junto a un arroyo de verano, Stephen y yo, con alegría y sin poder creerlo, unimos nuestras vidas y nos convertimos en marido y mujer.

No puedo decirles cuánto amo a este hombre. Nunca me había sentido tan amada o más tratada como una reina por nadie en mi vida. Stephen es más de lo que alguna vez pedí en un compañero, en un novio, en un mejor amigo.

Por ahora, nuestro matrimonio es hasta que la muerte nos separe. Pero, pronto podremos ir al templo de Dios y sellar nuestro matrimonio por la eternidad.

Stephen, me siento como la mujer más afortunada en vida. Gracias por todos y cada uno de los momentos locos y hermosos, y hermosos y locos, que hemos compartido hasta ahora. No puedo esperar a ver qué aventuras nos esperan.

This weekend I felt like the luckiest girl in the world.I haven’t had the chance to share a lot of the details of…

Posted by Amy Moffat on Monday, August 13, 2018

También te puede interesar: ¿Qué sucede con los seres queridos que mueren y cuál es el propósito de la muerte? 5 Reconfortantes ideas del presidente Nelson

Después de que la pareja falleció , muchos se dirigieron a Facebook para compartir comentarios conmovedores sobre la que se convertiría en la última publicación en Facebook de Moffat.

“No los conozco a todos personalmente, pero mi corazón está con todos y cada uno de ustedes. Envío mis oraciones a los familiares y amigos de Amy y Stephen en este momento de pérdida indescriptible,” escribió uno.

“Simplemente no hay palabras.”

“Lo siento mucho y me entristezco por esto. No podemos ni siquiera empezar a entender una pérdida tan terrible.”

“Que Dios bendiga a esta familia, les dé el consuelo que necesitan para superar esta terrible tragedia. Amén,” otro escribió.

“Saber que aceptaron a Cristo como su salvador personal es una gran bendición por sí misma. Estén seguros de que están felices y juntos por la eternidad. Que Dios bendiga a la familia y a los amigos que se quedan,” otro compartió.

Nuestros corazones y nuestras oraciones se encuentran con los familiares de Graham y Moffat en este momento.

Artículo originalmente escrito por Katie Lambert y publicado en ldsliving.com con el título “Newlywed Latter-day Saint Couple Die in Crash, Wife Shared Touching Testimony of Eternal Families Days Before.”