“No entiendo por qué los anti mormones, trabajarían juntos para tratar de probar que los mormones, una de tantas religiones, están equivocados.”

Pregunta

Hola,

Hace unos días encontré a un sitio web creado para “salvar a los mormones”, y el vídeo intentaba cuestionar si el presidente Hinckley era un “profeta, vidente y revelador”.

No entiendo por qué las personas de muchas religiones diferentes trabajarían juntas para tratar de probar que los mormones, una de tantas religiones, están equivocados. Decidí comentar al respecto.

gordon-b-hinckley

Traté de declarar firmemente que el Evangelio es verdadero y aclarar cualquier concepto erróneo al respecto, pero ellos respondieron tratando de decirme que me han lavado el cerebro e intentaron mostrarme un montón de otras cosas que estaban mal con el Evangelio. ¿Que debería hacer? No sé si seguir respondiendo y defendiendo el Evangelio en ese sitio web o no.

Siento que este es un sitio web malo y que su motivación proviene de una fuente incorrecta, pero también siento que necesito seguir defendiéndome y explicar el Evangelio.

Jeff

Respuesta

Estimado Jeff,

En primer lugar, como lo hemos mencionado en numerosas ocasiones, el hecho de que las diversas denominaciones protestantes están alineadas de manera unida contra la Iglesia de Jesucristo para proclamar que los mormones no son cristianos, lo que, por supuesto, es algo verdaderamente incorrecto dado que nos esforzamos por seguir el ejemplo del Salvador y Su Evangelio.

La Iglesia de Jesucristo en la Tierra

Templo de San Salvador, El Salvador

Templo de San Salvador, El Salvador

En sí misma, la oposición es una prueba palpable de que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es en verdad la única Iglesia verdadera y viviente, el verdadero reino de Dios en la tierra. Satanás está alineado aún más contra nuestra que con cualquier otra, él está en contra de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días simplemente porque es la única organización bajo los cielos que tiene la autoridad y el poder para llevar al hombre al reino más elevado de la gloria: El reino celestial, el lugar en donde Dios y Cristo moran.

Dado que ninguna otra Iglesia tiene este poder, Satanás no está tan preocupado por lo que las otras iglesias pueden hacer para destruir su reino ignorado y debido a puede capturar a los defensores de esas religiones falsas, los alinea en contra del reino de Dios en la tierra con inútiles intentos por desacreditarlo.

Hace algunos años, los bautistas del sur crearon una campaña para “convertir a los mormones al cristianismo” y enviaron un grupo de misioneros a Utah para llevar a cabo su campaña de conversión. Al mismo tiempo, los bautistas del sur estaban construyendo una capilla en Bountiful, Utah. Gran parte del trabajo en esa capilla, tanto profesional como no profesional, fue brindado por mormones. Se informó como resultado que más bautistas fueron a Utah en esa campaña que los que regresaron a sus antiguas casas una vez terminada la campaña.

Como reaccionar

anti mormones

Con respecto a lo que debes hacer ante ese sitio web y sus comentarios anti mormones, o cualquier otro que encuentres, que intenta desacreditar al Profeta de Dios, el Presidente Gordon B. Hinckley o al Presidente actual, aquí hay una escritura registrada en la Biblia, en el Libro de Mormón y en Doctrina y Convenios que aborda este tema de manera directa, pero no con el fin de ofender o crear contienda, sino como un recordatorio personal; recuerda: la contención aparta el Espíritu, no es de Dios.

“No deis lo santo a los perros ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen y se vuelvan y os despedacen.” (Mateo 7:6).

“No deis lo que es santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos; no sea que las huellen con sus pies y se vuelvan y os despedacen.” (3 Ne 14:6).

“Porque no es propio que las cosas que pertenecen a los hijos del reino sean dadas a aquellos que no son dignos, ni a los perros, ni que se echen las perlas delante de los cerdos.” (DyC 41:6).

Esas personas no están buscando la verdad, y si la verdad fuera presentada a ellos no podrían reconocerla, porque en palabras de Pablo:

“Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para aquellos que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque, ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.” (1 Cor 2:9-11).

El Señor le ordenó al gran Profeta Mormón que no debía predicarle a los inicuos de su tiempo debido a su gran maldad.

“E intenté predicar a este pueblo, pero me fue cerrada la boca, y se me prohibió que les predicara; pues he aquí, se habían rebelado intencionalmente contra su Dios; y los amados discípulos fueron retirados de la tierra, a causa de la iniquidad del pueblo.” (Mormón 1:16).

mantener la fe

Es interesante notar que el Señor no castiga de inmediato a esas personas, Él simplemente retira su Espíritu de ellos, dejándolos solos y enfrentando las consecuencias de sus actos. En este sentido, también es interesante observar que aquellos que se consumen en el orgullo se alimentan de su intento de destrucción hacia otros. Lo más devastador que uno puede hacerle a esas personas es simplemente ignorarlas. Cuando no reciben una respuesta a sus intentos de elevarse lastimando a los demás, eventualmente se dan por vencidos y prueban otra cosa.

Creo que lo mejor que puedes hacer si te encuentras con un sitio como el que compartiste, simplemente ignóralo; no pierdas el tiempo leyendo su contenido, y ciertamente no te arriesgues y lo reconozcas con un comentario edificante.

Recuerda

“Por consiguiente, todo lo que es bueno viene de Dios… Mas he aquí, lo que es de Dios invita e induce a hacer lo bueno continuamente; de manera que todo aquello que invita e induce a hacer lo bueno, y… es inspirado por Dios.” (Moroni 7:12-13)