Pregunta

Recientemente,  conocí a una joven y comenzamos a salir mucho, me gusta estar cerca de ella. Sus amigas y yo creemos que ella está interesada en mí.

Lo único que me impide dar el siguiente paso es que no me siento físicamente atraído hacia ella. No quiero dar falsas esperanzas cuando ya sé en mi corazón que ella no es mi tipo.

Mi pregunta es: ¿Qué tan importante es la atracción física cuando salimos con alguien?

Respuesta

También te puede interesar5 Consejos para Adultos Solteros: Cómo encontrar un amor que dure

Creo que eres inteligente por detenerte y cuestionar tus respuestas automáticas en cuanto a esta chica y tu relación con ella.

Ya has sentido la suficiente atracción como para comenzar a cuestionarte a ti mismo.  Esa es una consideración importante.

Raras veces, la atracción y la química son muy científicas y predecibles, pero creo que ayudan a disminuir la necesidad de saber si esa es o no “la persona de tu vida” y, en cambio, seguir observándote y haciéndote buenas preguntas.

Probablemente, la atracción física es la forma más común que usan las personas para acercarse entre sí. Es normal y saludable tener atracción física hacia otra persona.

Es lo que acerca a una persona a otra, lo que ayuda a saber si esa es la persona con la que quieres pasar más tiempo.

La atracción física es algo que ocurre naturalmente y, luego, se agregan otros factores al proceso de selección de pareja como la personalidad, las metas en común, etc.

Sin embargo, no siempre tiene que suceder en ese orden. No puedo contar cuántos guiones de películas románticas giran en torno al “amor a primera vista” para mostrar cómo dos personas que tienen pocas probabilidades de formar una amistad, finalmente se sienten atraídas entre sí.

Hay muchas maneras de construir una relación amorosa con alguien. No te estanques en el orden en que se desarrollan las cosas.

Si bien la atracción física es una parte normal y saludable en la selección de una pareja romántica, también puede encubrir fácilmente cualidades importantes que influirán en el tipo de relación que tendrás.

Tienes razón en cuanto a que nuestra cultura presta una atención poco saludable a la apariencia física y simplemente usa la frase “lo que importa es el interior”, sin apoyarla con sus acciones.

La atracción hacia otra persona es una combinación de cualidades físicas, emocionales, espirituales, amistad, entre otras que contribuyen a construir un vínculo seguro.

Necesitamos ampliar nuestra definición de atracción para considerar más que solo la atracción física.

Me encanta el recordatorio del Élder Jeffrey R. Holland sobre lo que realmente importa en un compañero eterno:

“Hay muchas cualidades que buscarás en una amistad o una relación seria, por no mencionar a un cónyuge y un compañero eterno. Pero, sin duda, entre las primeras y más básicas de esas cualidades estará las de cuidado y sensibilidad hacia los demás, un mínimo de egocentrismo que permite que la compasión y la cortesía se hagan evidentes… Todos tenemos muchas limitaciones que esperamos que nuestros novios no tengan”.

“Supongo que nadie es tan guapo o hermoso como lo desea, ni tan brillante en los estudios, ni tan ingenioso al hablar ni tan rico como quisiera, pero en un mundo de talentos y fortunas variados que no siempre controlamos, creo que las cualidades que controlamos se vuelven más atractivas, cualidades como la consideración, la paciencia, una palabra amable y el verdadero gozo por lo logros del otro”.

Está más que claro que sientes algún tipo de atracción que es más que solo física. Cuando no te sientas seguro, continúa nutriendo esa amistad y expandiendo tus relaciones.

Al conocer a otras chicas, aprenderás más sobre lo que te gusta o no en una pareja.

Ahora es el momento de permitirte comparar y analizar las diferentes cualidades en posibles parejas.

Una vez que estés casado, este proceso termina y debes comprometerte plenamente con la pareja que elijas.

Entonces, si dudas ahora, no significa que seas superficial. Tienes todo el derecho a tener preferencias. Ella no es la única chica en el mundo, así que permítete conocer a otras personas, salir y descubrir la inmensa diversidad que te rodea.

Fuente: Revista Meridian