8 bendiciones que Dios le ha dado a las personas con autismo

Cuando era niña, tenía dificultades para leer. No tenía ningún problema con el principio o el final de una palabra, pero las letras del medio me parecían muy confusas. Lo mismo me ocurría con los números y es por eso que necesito hacer mis cálculos varias veces.

A pesar de eso, hay grandes dones que acompañan mi desafío: Puedo visualizar un proyecto de principio a fin, puedo ver los pasos que deben tomarse y puedo ver el producto final antes de empezar.

También te puede interesar:¿Alguien con síndrome de Down podrá realizar sus propias ordenanzas del templo?

Nunca pensé que fuera un don hasta que me casé con un hombre que necesita ver el producto final para entender lo que me imagino.

Cuando el Señor nos da grandes pruebas, siempre incluye una bendición.

Al igual que mi dificultad para leer y con los números, el autismo de todos viene acompañado de dones y bendiciones del Señor.

Los dones ocultos del autismo

Hace unos meses, me sentí abrumada a causa de las enormes pruebas que enfrentan muchas personas en el espectro del autismo.

Con frecuencia tienen ansiedad, TDAH y trastornos sensoriales, además de su autismo. La vida no es fácil para ellos ni para sus familiares.

En un momento de sufrimiento extremo, clamé al Señor y le pregunté por qué sufren tanto, especialmente los niños con autismo.

Recibí la respuesta de que aquellos desafíos son necesarios para lo que está por venir. Tienen una misión importante que cumplir en esta tierra, y hay dones escondidos en su autismo que facilitarán un poco sus misiones.

Un amigo y yo reflexionamos sobre esta revelación y seleccionamos algunos de los dones del autismo que ayudarán a estas almas a sobrevivir en un mundo cada vez más oscuro.

El don de la protección

Bien, esto es algo en lo que creo y he pensado mucho al respecto. En mi opinión, los niños con autismo severo son muy similares a los niños con síndrome de Down.

Incluso hay un niño muy querido en la escuela de mi hijo que tiene autismo y síndrome de Down. Creo firmemente que estas personas fueron almas extremadamente rectas en la vida preterrenal.

Sé que sus desafíos son grandes. Algunos de ellos nunca hablarán, comunicarse para ellos es muy difícil y, en ocasiones, no viven de forma independiente.

Sus almas son tan justas que están siendo probadas de manera diferente a la mayoría de nosotros en este viaje terrenal.

A menudo están aquí para enseñarnos en lugar de aprender.

El Señor los está protegiendo del adversario con sus desafíos extremos. Mi corazón se enternece por ellos y por sus familias.

Saber que un gigante espiritual vive dentro de aquel cuerpo me reconforta, y saber que están protegidos es un don de consuelo para mi alma.

Estoy segura de que sin importar cuán grave sea su autismo, siempre tendrán el don de la protección.

El don de ver las cosas en “blanco y negro”

Los niños autistas de alto funcionamiento ven el mundo en blanco y negro. Existe el bien y el mal, y no existe un término medio. Si miramos nuestro mundo, veremos que se vuelve cada vez más gris.

Esa es la obra del adversario, trata de engañarnos haciendo cada vez más difícil que podamos distinguir el bien del mal. Sin embargo, a estas almas se les da la habilidad inherente de ver a través de la niebla, y es hermoso.

Tienen el don de ver la verdad mucho más fácilmente, incluso si para nosotros no es posible.

El don de respetar las reglas

Los niños con autismo comprenden las reglas y, por lo general, las siguen con mucha más facilidad que la mayoría de los niños.

Nuevamente, con nuestro mundo actual, cualquier ventaja que los mantenga cerca del Señor es valiosa.

Seguir las reglas los mantiene seguros, y estos niños tienen una habilidad natural para ver y comprender sus necesidades. El don de reconocer y seguir las reglas será una gran bendición para toda su vida.

El don del enfoque

No sé si has visto a una persona con autismo altamente funcional concentrarse en algo que lo apasiona, pero es algo extraordinario.

Los niños absorben información como una esponja. Mi hijo, quien también es autista, se convierte en un experto en todo lo que le fascina.

Puede decir todo lo que necesitas saber sobre las aspiradoras inteligentes. De hecho, podría pasar fácilmente como el mejor vendedor de aspiradoras inteligentes.

Incluso a la edad de cuatro años, llevaba su pequeña aspiradora al visitar a unos amigos. Mientras nosotros conversábamos, él se ponía a aspirar.

Creo que hay al menos tres personas que compraron una aspiradora inteligente después de nuestras visitas. Hizo cosas similares con los motores de automóviles y los sistemas de detección de humo.

¡A veces es difícil seguirle el ritmo! Esta capacidad de concentración es un don real en un mundo con mucha más información de la que podemos absorber en toda una vida.

El don de la compasión

Cuando mi hijo y yo estábamos en el parque hace unos años atrás, una niña se cayó de un columpio. Mi hijo corrió para ver si estaba bien.

Su llanto se calmó rápidamente cuando supo que la estaban observando y que a alguien le importaba lo que sentía.

Tengo un testimonio de la fuerza de la compasión y el gran corazón de las personas con autismo cuando veo a mi hermano ayudar a una mujer con enfermedades crónicas. Lo veo en mi sobrino adolescente cuando perdona a las personas después de haber sido maltratado.

En este mundo de corazones endurecidos, este tipo de compasión se necesita más que nunca. Sus ejemplos son un regalo para mí.

A medida que se haga realidad la profecía de que el amor de los hombres se enfriará, estoy segura de que muchos de nuestros hermanos y hermanas autistas serán bendecidos al estar exentos de esta maldición. Su ejemplo ayudará a moldear el mundo.

El don del trato con los animales

Anoche, nuestra perrita fue bendecida con uno de los dones de mi hijo. Ella estaba muy agitada. Ladró durante casi una hora hasta que mi hijo entró en mi habitación con una idea.

Me dijo que estaba seguro de que la perrita ladraba porque se sentía sola. Estaba nerviosa y en la oscuridad y no sabía si estaba segura en donde se encontraba.

Sé que nuestra perrita tiene ansiedad y toma su medicación, pero no siempre es suficiente.

Mi hijo sugirió que lleváramos la cama de la perrita a su habitación para que supiera que no estaba sola.

Me impresionó mucho su capacidad para ver y comprender las necesidades de nuestra mascota.

Al mover la cama, ella dejó de ladrar de inmediato. Esa no fue la primera vez que vi cómo él intuitivamente supo lo que un animal estaba pensando o sintiendo.

Cuando era más pequeño, sus compañeros de clase tuvieron que incubar huevos y criar a los polluelos. Él fue el único que sostuvo al polluelo de manera tan pacífica que éste se quedó dormido.

La mayoría de los polluelos entraron en pánico cuando fueron sostenidos por el resto de niños inquietos, mientras que el polluelo en los brazos de mi callado hijo permaneció tranquilo.

Aprender de su ejemplo

Me encanta la forma en que el Señor nos brinda entendimiento cuando lo necesitamos.

Mi oración de preocupación por la comunidad autista fue respondida de manera tan completa que dicha preocupación fue reemplazada por un sentimiento de inspiración y paz.

Quiero estar rodeada de buenos ejemplos y ahora sé más que nunca que es la comunidad de personas autistas la que nos ayudará a medida que el mundo se torna cada vez más oscuro.

Estoy muy agradecida con el Señor y Su amor por nosotros, por Su perfecta preparación. 

Las personas se preguntan por qué hay cada vez más personas diagnosticadas con autismo. Puedo responder que, junto con las razones ya mencionadas, nuestro Padre Celestial los envió a este mundo porque son necesarios.

El mundo necesita su manera especial de ver las cosas. Pueden ignorar las presiones sociales y enfocarse en Dios de una manera única y hermosa. Estoy muy agradecida de que Dios me haya mostrado esta verdad.

Fuente: Ldsblogs

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *