Bondad y comprensión: Un verdadero cristiano no puede ser homofóbico

Nota del autor: Mediante este artículo buscamos fomentar el amor por nuestro prójimo. Sabemos que la atracción por personas del mismo sexo es un tema delicado; por lo tanto, necesita ser tratado con amabilidad, sensibilidad y comprensión.  

En el mes del orgullo LGBT, recordemos por qué, como cristianos, no podemos ser homofóbicos.

Todo hijo o hija de Dios merece ser amado y respetado independientemente de sus decisiones y gustos.

alcanzar tus objetivos

Foto: Unsplash

Si tienes algún ser querido cuya orientación sexual es distinta, ayúdale a acercarse a Jesucristo y a sentirse amado por Dios al igual que como lo harías con cualquier otra persona que amas.

Entonces, ¿por qué un verdadero cristiano no puede ser homofóbico? Te lo explicaremos con 3 escrituras. ¡Veamos!

La homofobia se basa en el odio y Dios nos ha pedido amarnos

Imagen: Canva

Juan 13: 34:

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis los unos a los otros”.

Amarnos unos a otros es el gran mandamiento de Dios para Sus hijos. Su fin es que podamos ser uno con Él. Como dijo el presidente Nelson:

“Construyamos puentes de cooperación en lugar de muros de segregación”.

Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

En una reciente entrevista con el National Press Club, al élder Bednar se le preguntó acerca de cómo se trataría a una persona de la comunidad LGBTQ que estuviera investigando la Iglesia y él respondió:

“Damos la bienvenida a todos y nos esforzamos por amarlos.

Uso la palabra ‘esforzarse’ porque no hacemos eso perfectamente.

Las personas tienen estereotipos, conceptos erróneos, sesgos y prejuicios. Sin embargo, nos esforzamos por amar a todos”.

La homofobia juzga y Dios nos invitó a no juzgarnos

dios nunca se olvida expiación

Imagen: Shutterstock

Lucas 6: 37:

“No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados”.

En el sitio web sobre “Atracción hacia personas del mismo sexo” de la Iglesia, Carol F. McConkie compartió en un video llamado “Elevando a otros”:

“Simplemente no podemos ser, ni siquiera llamarnos, discípulos de Cristo si no estamos ayudando a otros que van por el mismo sendero. El evangelio de Jesucristo no excluye a las personas. Las personas excluyen personas. Tenemos que cambiar eso”.

ansiedad

Imagen: Pinterest

En lugar de enfocarnos en los juicios por nuestras diferencias, centrémonos en lo que tenemos en común, todos somos hijos de Dios. Como tal, debemos extendernos amor unos a otros.

El élder Quentin L. Cook compartió:

“Como Iglesia, deberíamos ser los más amorosos y compasivos. Estemos a la vanguardia en lo que respecta a expresar amor, compasión y tender la mano. No permitamos que las familias excluyan a aquellos que eligen un estilo de vida diferente como resultado de los sentimientos que tienen hacia las personas del mismo sexo, ni que sean irrespetuosos hacia ellos”.

La homofobia nos divide y Dios nos ha pedido ser unidos

élder Uchtdorf -Dios - momentos difíciles

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Juan 17: 22 – 23:

“Y la gloria que me diste les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfeccionados en uno…”

Nos necesitamos unos a otros para ser perfeccionados. Es por eso, que nuestros líderes de la Iglesia nos instan a dar la bienvenida a todos en la casa del Señor.

Cada uno de nosotros tenemos talentos y habilidades únicos que ofrecer en el Reino de Dios aquí en la Tierra. Cada uno de nosotros es un hijo valioso de Dios, tratémonos como tal. Veamos el potencial de cada persona y busquemos la unión sobre la contención.

El élder Whitney L. Clayton lo expresó mejor en este video:

Para encontrar los recursos mencionados por el élder Clayton puedes dar clic aquí y también aquí.

Esforcémonos por encontrar formas de actuar con amor genuino, comprensión e inclusión. Todos somos bienvenidos en la Iglesia, todos tenemos el derecho de acercarnos a Dios y adorarlo, y solo Él puede juzgarnos.

También te puede interesar:

 

Fuente: Instagram

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *