Un enfoque innovador para la educación: Cómo BYU-Pathway Worldwide está creando un campus internacional

BYU-Pathway Worldwide

Solo a unas pocas cuadras al oeste de la sede de La Iglesia, ubicada entre el Instituto Superior de Comercio – LDS y el Centro de Salt Lake City de BYU, se encuentra la nueva sede de BYU-Pathway Worldwide.

Al estar ubicada en el quinto piso de uno de los edificios en el complejo Triad, un vistazo a las oficinas puede dar la impresión de que se trata de una organización de menos de 100 empleados, que apenas comienza.

Sin embargo, un vistazo a los números cuenta una historia diferente.

En el2018, BYU-Pathway Worldwide atenderá a más de 40 000 estudiantes con solo 100 trabajadores, dijo el Presidente de BYU-Pathway Worldwide, Clark G. Gilbert. “Eso es ilógico hasta que te das cuenta de que [incluye] aproximadamente 2500 misioneros, 1600 instructores en BYU-Idaho, 300 gerentes [de los servicios de autosuficiencia] en todo el mundo y 500 institutos.”

BYU-Pathway Worldwide

También te puede interesar: Los 10 mejores mensajes de las conferencias sobre el aprendizaje y la educación

La organización de BYU-Pathway Worldwide, anunciada en febrero de 2017, sirve a más de 40 000 estudiantes que viven en países de todo el mundo, eso es más que el cuerpo estudiantil en el campus de cualquiera de las otras escuelas de La Iglesia.

Aunque la organización ubicada en el centro de Salt Lake City puede parecer modesta, lo que sucede en el interior de esas paredes, así como en los hogares y los institutos de todo el mundo, va más allá de ser una simple tarea.

Al igual que la declaración misional impresa en una pared en el vestíbulo de la nueva sede, BYU-Pathway Worldwide ayuda a “formar discípulos de Jesucristo que sean líderes en sus hogares, La Iglesia, y sus comunidades.”

“Buscar tener otra oportunidad”

BYU-Pathway Worldwide

A pesar de que la creación de BYU-Pathway Worldwide se anunció originalmente el 07 de febrero de 2017, una parte del programa Pathway ha existido desde 2009.

BYU-Pathway Worldwide, creado en la Universidad de Brigham Young-Idaho, comenzó como un pequeño programa piloto diseñado para brindar oportunidades de educación superior a aquellos que de otro modo no las tendrían y se ha convertido en un gran cuerpo estudiantil en poco menos de una década.

“La educación de los miembros de La Iglesia se encuentra indisolublemente relacionada con nuestra religión,” dijo el Presidente Gilbert. “Esto es parte de lo que somos como personas.”

Superficialmente, la creación de BYU-Pathway Worldwide puede parecer una formalidad legal que diferencia a la entidad de BYU-Idaho, pero el cambio ha tenido importantes consecuencias para los miembros de La Iglesia.

El crecimiento constante en los pocos años de la existencia de Pathway, demuestra el creciente interés – y la necesidad –  de educación superior entre los miembros de La Iglesia de todo el mundo.

BYU-Pathway Worldwide

A diferencia de muchas instituciones de educación superior donde se requiere un alto costo, un proceso intenso de selección y una lista de requisitos previos, BYU-Pathway Worldwide brinda una experiencia distinta.

El Presidente Gilbert expresó:

“Tienen todas estas universidades que se han enfocado en el mercado tradicional estudiantil. BYU-Pathway Worldwide se diseñó para aquellos estudiantes que no pensaron que podían comenzar la universidad, empezaron la universidad y abandonaron sus estudios, o perdieron la oportunidad y esperan tener una nueva.

Seguiremos creciendo, especialmente a nivel internacional, pero incluso a nivel nacional. Las personas olvidan que el 60% de [la membresía] de La Iglesia de los Estados Unidos no tiene una licenciatura.”

En muchas áreas de La Iglesia, los estudiantes de Pathway conforman la inscripción equivalente de una comunidad universitaria en el área.

Sin embargo, el Presidente Gilbert señaló que los estudios realizados con los estudiantes de Pathway demuestran que 70 % de ellos no están escogiendo entre BYU-Pathway Worldwide y algo más, están escogiendo entre BYU-Pathway Worldwide y nada.

“Por lo general, los estudiantes dicen: ‘BYU-Pathway me dio la oportunidad que no pensé que tendría,’” dijo el Presidente Gilbert.

El enfoque “certificado primero”

BYU-Pathway Worldwide

Ha pasado casi un año desde que Clark G. Gilber se convirtió en el nuevo primer presidente de BYU-Pathway Worldwide, el 16 de noviembre de 2017.

Sobre la base de lo que se ha establecido durante la última década, [BYU-Pathway Worldwide] ha brindado oportunidades para el crecimiento, el desarrollo y la reflexión. Uno de los enfoques principales del año pasado fue priorizar qué cursos ofrece la organización, dijo el Presidente Gilbert.

“No hacemos todo, pero lo que hacemos, lo hacemos bien y lo hacemos para todos,” dijo el Presidente Gilbert. “Lo que hacemos debe funcionar en todos los lugares donde se encuentra La Iglesia.”

El primer plan de estudios, PathwayConnect, se basa en las reuniones cara a cara, el aprendizaje en línea y la enseñanza religiosa. Además, es una opción educativa de bajo costo con pocos requisitos para inscribirse. PathwayConnect consiste en tres cursos de plan de estudios acompañados de reuniones todos los jueves por la noche con grupos o facilitadores locales.

Después de completar PathwayConnect, los estudiantes pueden continuar su educación con los cursos en línea que se ofrecen a través de BYU-Idaho.

BYU-Pathway Worldwide

Sin embargo, en lugar de ofrecer un certificado en cada disciplina de estudio, los administradores y los educadores de BYU-Pathway Worldwide evaluaron los programas detenidamente y deliberaron qué certificados se ofrecen.

Para lograrlo, se creó el enfoque “certificado primero.”

“Estos certificados te permitirán construir una experiencia de grado académico superior más especializada,” según los materiales de BYU-Pathway Worldwide.

En otras palabras, en lugar de solo conseguir una licenciatura genérica de negocios, los estudiantes de BYU-Pathway ahora pueden conseguir sus licenciaturas al mismo tiempo que también se especializan en una serie de certificados más comerciales.

Un enfoque “certificado primero” les permite a los estudiantes elegir entre una gran variedad de cursos a fin de obtener certificados que los calificarán para obtener un título técnico y, si continúan, una licenciatura.

En lugar de sólo centrarse en el resultado final de una licenciatura como en las universidades y los institutos tradicionales, los estudiantes [de Pathway] pueden obtener certificados a lo largo del camino, que los ayudarán a centrarse en habilidades específicas que los conducirán a un mejor empleo, frecuentemente antes de que incluso hayan completado su licenciatura.

En el mismo periodo de tiempo y por el mismo costo, un estudiante completa varios certificados, un título técnico y una licenciatura.

A partir de abril de 2019, los estudiantes tendrán la opción de elegir entre 28 certificados en las categorías de negocios, tecnología, estudios de matrimonio y familia, investigación de historia familiar y estudios profesionales.

BYU-Pathway Worldwide

“Una vez que obtienen un certificado, suceden dos cosas,” dijo el Presidente Gilbert. “La primera es que [los estudiantes] tienen una sensación de éxito y la segunda es que 70% de nuestros estudiantes que obtienen un certificado, consiguen inmediatamente un mejor trabajo. [Los estudiantes] Han escuchado que la educación da frutos, pero ahora saben que es verdad.”

Entonces, una combinación de certificados requeridos califica a un estudiante para obtener un título técnico en una de cinco categorías: administración aplicada, tecnología aplicada, estudios de matrimonio y familia, investigación de historia familiar o estudios profesionales.

A medida que los estudiantes avanzan, pueden obtener más certificados que luego, completarán su licenciatura en una de las cuatro categorías: administración aplicada, tecnología aplicada, estudios de matrimonio y familia, investigación de historia familiar o estudios profesionales.

“Lo que estamos descubriendo es que, ya que nos certificamos primero, pero seguimos enfocados en una licenciatura, el plan de estudios modular significa que una vez que obtengamos un certificado, la tasa de persistencia aumentará de 65% a 86%,” dijo el Presidente Gilbert.

Alguien que los anime”

BYU-Pathway Worldwide

Además de crear un plan de estudios modular de enfoque “certificado primero”, otro cambio importante anunciado en el último año fue la adición de un mentor para cada estudiante inscrito en BYU-Pathway Worldwide.

“Investigamos mucho sobre las universidades en línea y parece que hay datos bastante convincentes que debes decir cuando eres un estudiante en línea, ya que no tienes un campus ni vives en una residencia estudiantil.

Tener a alguien con quien te puedas comunicar, te entienda y sea empático con los desafíos que atraviesas… puede tener un impacto realmente positivo en tu experiencia,” dijo el Presidente Gilbert.

Para Steven K. Thomas – que supervisa a los mentores de BYU-Pathway Worldwide – agregar mentores a la educación es algo que ha analizado ampliamente, pero más importante, lo conoce personalmente.

Al recordar su etapa como profesor de secundaria durante tres años en un área de jóvenes en riesgo así como su propia experiencia como estudiante universitario con dificultades, sabe del impacto que un mentor puede tener en un estudiante.

BYU-Pathway Worldwide

“Deseamos que nuestros estudiantes sepan que no están solos y que tienen a alguien que los anima y quiere que tengan éxito,” dijo Thomas. “Nuestro primer objetivo es mantenerlos en el programa.”

Al reconocer que cada estudiante no necesitará el mismo tipo de mentor, Thomas dijo que estuvieron intentando descubrir el “trato correcto” para los estudiantes de manera individual. Asimismo, intentaron ser efectivos al ponerse en contacto, asegurándose de que los mentores se estén comunicando en los momentos cruciales del semestre o programa.

“Analizamos las necesidades de cada estudiante e intentamos explicar los diferentes aspectos de su vida que podrían interferir en su éxito,” dijo Thomas. “Para algunos, un mentor que envía un mensaje por correo electrónico una o dos veces durante el semestre puede ser lo que necesitan.

Para otros, una llamada telefónica a la semana o un mensaje de texto dejando una semana puede ser lo que necesitan. Intentamos satisfacer las necesidades de los estudiantes al conocer cómo reciben la orientación de los mentores de una manera en que se sientan cómodos y apoyados.”

Unificar un campus internacional

Sin un campus físico que reúna a los más de 40 000 estudiantes de BYU-Pathway Wordlwide, que viven en varios países del mundo, el Presidente Gilbert ha encontrado otras maneras de unir a su cuerpo estudiantil.

“Realizamos la primera devocional mundial,” dijo el Presidente Gilbert. “Fue poderoso hablar en una devocional mundial que se vio en todos los lugares donde se ubica La Iglesia.”

Aunque solo fue un mensaje breve, que duró menos de 10 minutos, la primera devocional fue vista cerca de 40 000 veces.

“Siempre sentí en el tiempo en que fui presidente de BYU-Idaho y estudiante de BYU, que una de las cosas poderosas de tener [devocionales en las que] los hermanos les hablan a los estudiantes, es que se dirigen directamente a uno,” dijo el Presidente Gilbert.

“Ahora, no nos reunimos en un auditorio para escuchar,… sino que debemos prestar atención a un líder que se dirige directamente a los estudiantes. No solo [los mensajes] abordan las necesidades específicas de los estudiantes, sino que es espiritualmente poderoso que este grupo internacional se sienta familiarizado mientras ve [a alguien] hablarle directamente.”

“Pathway es para el reino”

BYU-Pathway Worldwide

En su función como Vicepresidente de Operaciones de campo para BYU-Pathway Worldwide, Brian Ashton, que también es miembro de la presidencia general de la Escuela Dominical, trabaja con las presidencias de área de La Iglesia de todo el mundo.

“Mi función principal es trabajar con las presidencias de área para ayudar a lograr los objetivos del área,” dijo el hermano Ashton. “Cada área es un poco diferente y podemos adaptar el programa de cierta manera a fin de ayudar a más personas a obtener una educación. Hemos visto cómo Pathway ha sido una ayuda espiritual y temporal.”

Si se trata de convertirse en una persona autosuficiente, ayudar a los misioneros retornados a permanecer activos en La Iglesia o educar a los miembros que pueden no tener los medios o cumplir con los requisitos para ingresar a las universidades locales, el  hermano Ashton dijo que Pathway ha sido una solución positiva para muchas de las necesidades identificadas por las presidencias de área.

Independientemente de la razón inicial para llevar Pathway a un área, los líderes y los estudiantes de La Iglesia han dicho que su participación les permite a los miembros “obtener una educación y acercarse más al Señor.”

“Los testimonios de los estudiantes se han fortalecido, pueden confiar en el Señor y están aprendiendo por medio del estudio como por la fe,” dijo el hermano Ashton. “Asimismo, ganan confianza y una gran parte de ellos continua recibiendo educación adicional que tiene como consecuencia conseguir un mejor trabajo.”

“Veo que los estudiantes aumentan su espiritualidad y confianza, aprenden habilidades de liderazgo, ganan más dinero y se encuentran en el proceso de obtener un grado académico superior. Veo que se convierten en líderes en sus hogares, La Iglesia y la comunidad.”

Aunque su trabajo y su llamamiento en La Iglesia se emitieron por separado, el hermano Ashton expresó lo gratificante que ha sido ver cómo interactúan mientras trabaja con tantos departamentos de La Iglesia.

“Nos comunicamos con los servicios de autosuficiencia, el departamento misional, seminario e institutos,” dijo el hermano Ashton. “Trabajamos juntos para hacer una gran diferencia.”

BYU-Pathway Worldwide es más que los tres cursos que conducen hacia un programa en línea con la finalidad de recibir un título técnico o una licenciatura. Pathway es una forma en que los miembros pueden elevar sus circunstancias y acercarse más a Cristo.

“El Presidente Russell M. Nelson nos enseñó desde el principio que Pathway es para el reino,” dijo el Presidente Gilbert. “Estamos utilizando los recursos de La Iglesia para bendecir a La Iglesia de una manera mucho más asequible de la que nunca se habría podido lograr sin La Iglesia misma.”

Artículo originalmente escrito por Marianne Holman Prescott y publicado en thechurchnews.com con el título “An innovative approach to education: How BYU-Pathway Worldwide is creating a global campus.”

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *